image image image image image
¡Solidaridad con los jóvenes y trabajadores en Francia!
Elecciones andaluzas: derrota del PSOE y avance de la extrema derecha
¡Más de millón y medio de estudiantes en huelga contra el machismo y por una enseñanza sexual inclusiva!
Terremoto político en Brasil: Bolsonaro se alza con la victoria
Nueva edición de Marxismo Hoy, la revista teórica de Izquierda revolucionaria


Un ataque a los derechos democráticos que se utilizará contra la clase obrera Ley de Partidos Políticos

Un ataque a los derechos democráticos que se utilizará contra la clase obrera

Eloy Val

Editor de Ezker Marxista

El Partido Popular ha logrado finalmente el apoyo del PSOE, Coalición Canaria y CIU para sacar adelante una Ley hecha expresamente para comenzar a ilegalizar a todas las organizaciones políticas de la izquierda abertzale lo más rápidamente posible. El 4 de junio dicha Ley será aprobada en el Congreso y el 26 del mismo mes entrará en vigor. Afirmar que en las negociaciones se han eliminado los elementos más regresivos de la Ley es simplemente falso.

El PP ha aceptado las enmiendas del PSOE relativas a las causas de disolución del artículo 9, en cuanto a procedimiento en el 11.1 y respecto a la retroactividad, que no eliminan el carácter absolutamente antidemocrático y regresivo de esta ley. Los mismos objetivos quedan enmascarados con diferentes palabras cuya interpretación estará en manos de los mismos que antes.

La retroactividad no se ha eliminado ya que se tendrán en cuenta los "antecedentes". Esta retroactividad no parará en la ilegalización de Batasuna, creará un precedente peligrosísimo a medio plazo. Nos afectará en el futuro a todas las demás organizaciones, incluido el PSOE, que apoya dicha ley y cuya dirección no ha aprendido nada de lo que pasó en los años treinta en Europa y en el Estado español.

Esta ley establece un control a priori de la creación de partidos con "competencias de suspensión" para el Ministerio del Interior. Permite colocar fuera de la ley a colectivos que agrupan a decenas de miles de personas por el delito de "no condenar la violencia" sin tener que probar nada y sin poder recurrir, ya que será la Sala Especial del Tribunal Supremo la que tome la decisión final.

Un partido político no podrá ilegalizar a otro pero dos sí, así que con el bloque PP-CC-CIU el gobierno andará sobrado para lo que haga falta. Esta ley recorta el derecho de asociación y la libertad de expresión y manifestación de forma grave. Estos derechos quedan al arbitrio del PP que hoy día se permite preparar la ilegalización de Batasuna al mismo tiempo que ataca duramente al movimiento sindical por promover una huelga general y multa al Sindicato de Estudiantes en Álava y otras zonas por "poner carteles".

¿Acabar con el terrorismo individual?

La Ley no afecta sólo a Batasuna, ni su principal objetivo es en absoluto acabar con el terrorismo individual al que lejos de debilitar dará, a la larga, un impulso. La política de Aznar en relación a este tema es calcada a la del Presidente de los EEUU: que no está conmigo está contra mí". En el propio debate sobre la norma apuntaron amenazadoramente con el dedo a todo aquel "que pretenda ligar su futuro al de los violentos" como si no supiésemos claramente que en ese campo cabemos todos los que nos oponemos a la violencia que ejerce la burguesía contra la clase trabajadora y las nacionalidades oprimidas.

Resulta cómico recordar ahora el pretendido "viaje al centro" emprendido por Aznar durante casi una década. Ahora ha liberado toda su energía como si fuese un muelle volviendo meteóricamente a sus orígenes mostrando el carácter absolutamente reaccionario de la derecha española. Por supuesto el "centro" nunca existió pero la derecha sí y la derecha española es la de la dictadura, la de la escuela de Franco.

Nosotros no podemos olvidar la historia. El Partido Popular son los herederos de quienes violentamente en julio de 1936 levantaron a un sector del ejército en armas contra el gobierno de la República que ganó en las urnas. ¿Creen que hemos olvidado su papel en la historia? ¿Acaso se puede olvidar que estos "garantes de la democracia" se resistieron a ella por la violencia más cruel condenándonos a cuarenta años de dictadura, de asesinatos de obreros como los de Vitoria el 3 de marzo, de tortura y opresión?

Quieren que olvidemos de lo que serán capaces de hacer en el futuro cuando la lucha de clases les muestre la determinación y la fuerza de la clase obrera para frenar tanto ataque y tanta opresión.

Los marxistas lo hemos dicho muchas veces, no apoyamos ni las ideas ni los métodos de la izquierda abertzale ya que defendemos el socialismo y la unidad orgánica de la clase trabajadora por encima de fronteras nacionales en lugar de los pactos con el PNV-EA. Defendemos como método de lucha el ganar pacientemente a la mayoría de la clase trabajadora para las ideas del socialismo conscientes de que sólo con la huelga general y la insurrección se podrá vencer la violenta resistencia que ofrecerá la burguesía. Al oponernos a la ilegalización de la izquierda abertzale estamos luchando por los derechos democráticos conquistados por la clase trabajadora, luchamos por nuestro propio futuro.


bannerwebLyC.jpg

logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos