Como parte de su ofensiva neofranquista contra el pueblo de Catalunya, la burguesía española y el Estado han emprendido una salvaje campaña de calumnias y criminalización contra los Comités de Defensa de la República (CDR).

Surgidos para defender los colegios electorales frente a la represión policial y garantizar el derecho a votar el 1-O, estos organismos democráticos de base agrupan a miles de jóvenes, trabajadores y vecinos. En la actualidad impulsan el combate por la república que el pueblo votó masiva y democráticamente, y por reivindicaciones sociales, en defensa de la escuela y la sanidad públicas, contra los recortes (tanto del PP como del PDeCAT), los desahucios y mejoras para los barrios, por las pensiones dignas, contra el machismo y la violencia de género, etc.

La extensión de los CDR representa una oportunidad histórica para que la izquierda política y social pueda ponerse al frente del procés, y la lucha por la liberación nacional se vincule a un programa de clase y socialista. Esta perspectiva produce pánico a la burguesía, y por eso intentan criminalizarlos hasta el punto de proceder a detenciones de activistas, como Tamara Carrasco, miembro del CDR de Viladecans, que aunque acusada de “terrorismo” fue finalmente puesta en libertad por el juez.

En este contexto de caza de brujas, es inaceptable que dirigentes de Unidos Podemos, como Pablo Echenique, hagan declaraciones cobardes y maliciosas en las que se respalde esta campaña contra los CDR: “Es violencia y creo que no es la manera de conseguir fines políticos. No defiendo este tipo de actuaciones”, afirmó el secretario de Organización de Podemos el 12 de abril. Estas opiniones contrastan, y mucho, con los pronunciamientos en defensa de los CDR realizados por movimientos sociales y vecinales, independentistas y no independentistas, e incluso con las afirmaciones del expresidente de la Asociación de Víctimas de Organizaciones Terroristas de Catalunya, Manuel Manrique. Manrique, un trabajador de Hipercor víctima del atentado de 1987, que el 14 de abril declaró a La Vanguardia: “Los CDR no han cometido ningún crimen. Los mineros, los pensionistas, los profesores, los estudiantes... La gente se manifiesta de diferentes maneras (...) Ofende ver que llevas 30 años con tu vida hecha un desastre a nivel familiar y de salud y hay quien lo frivoliza diciendo que levantar la barrera de un peaje también es terrorismo”.

Desde Izquierda Revolucionaria queremos manifestar nuestro apoyo a los activistas de los CDR, luchando por el fortalecimiento de estos comités de acción, por su extensión y unificación, llenándolos de contenido revolucionario y socialista.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos