Tanto usuarios como trabajadores y trabajadoras del Centro Abierto La Rosa (de la red municipal de atención a personas sin hogar del Ayuntamiento de Madrid) llevamos años sufriendo la nefasta gestión de la empresa ASISPA. Las malas condiciones de las instalaciones y la cicatería de medios materiales son el pan nuestro de cada día. A lo que hay que sumar los contratos precarios de la plantilla, situación más grave aún en los servicios subcontratados por la empresa, donde las compañeras y los compañeros perciben el salario mínimo interprofesional e incluso tienen contratos fraudulentos.

ASISPA se niega a aplicar el Convenio Colectivo de Acción e Intervención Social, en vigor ¡desde 2015! Además, la política de personal de la empresa supone que vivamos en un continuo conflicto laboral: despidos injustificados y sólo entendibles como actos de represión (que además han costado miles de euros en indemnizaciones, en un servicio financiado con dinero público), trabas para disfrutar de los días de asuntos propios, para devolver turnos compensatorios (cursos, asistencia a la mutua…) o para disfrutar de las licencias por enfermedad de familiar, se niega a considerar las reuniones de equipo como tiempo efectivo de trabajo, etc.

Por desgracia, la situación de La Rosa no es un caso aislado, sino paradigmático. La Intervención Social, a pesar de estar financiada por las distintas administraciones públicas, se encuentra privatizada casi en su totalidad (el 78% de las profesionales prestamos nuestros servicios a través del sector privado). Las empresas del sector (muchas de ellas disfrazadas de entidades sin ánimo de lucro, con sus correspondientes exenciones fiscales) llevan décadas actuando como si los servicios sociales fueran su cortijo. Y en la práctica así es. No cumplen los pliegos contratados con la administración, se niegan a aplicar el Convenio de Acción e Intervención Social, la Prevención de Riesgos Laborales y la Formación Continua del personal suelen ser una tomadura de pelo... como es de esperar cuando lo único que importa es el lucro económico. De hecho, nuestras condiciones laborales precarias (parcialidad y temporalidad en las contrataciones, sueldos un 28% por debajo del sueldo medio) son un ejemplo más de discriminación de género, al ser la Intervención Social un sector fuertemente feminizado.

Es la hora del cambio

El próximo 31 de mayo finaliza el actual contrato de gestión del centro. Situación ante la que solicitamos amparo al Ayuntamiento de Madrid (porque tras décadas de gobiernos de la derecha, cuyas consecuencias seguimos padeciendo, por fin es nuestro ayuntamiento). Solicitamos al Ayuntamiento que ASISPA no siga al frente de la gestión del centro y la participación de la plantilla en la elaboración de los nuevos pliegos, ya que, como Ahora Madrid, defendemos la máxima transparencia en nuestras instituciones.

La participación activa de las trabajadoras y los trabajadores en la elaboración de los pliegos de gestión de los diferentes servicios públicos y en el seguimiento del cumplimiento de los mismos es clave para poner coto a la corrupción generalizada en las contrataciones públicas. Además, ¿quién conoce mejor las necesidades de un servicio que quien lo presta?

Dichos pliegos deben incluir la necesidad de aplicación del Convenio de Acción e Intervención Social, especificando la categoría profesional de cada puesto para evitar argucias de las empresas. Se debe garantizar la subrogación de toda la plantilla (también del personal subcontratado) e incluir cláusulas sociales que garanticen tanto una atención adecuada como que los empleos creados con dinero público son estables y de calidad.

Estamos convencidos de que la única manera de garantizar unos servicios públicos de calidad y unas condiciones laborales dignas es a través de su gestión directa. Por eso la plantilla del Centro Abierto La Rosa solicitamos a nuestro ayuntamiento el establecimiento de una hoja de ruta hacia la municipalización del servicio, para lo que nos ponemos a la entera disposición de las compañeras y los compañeros que tienen responsabilidades de gobierno en Madrid.

¡Por una intervención social pública y de calidad!

¡Por unas condiciones laborales dignas!

¡Somos un derecho, no un negocio!


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Vídeos

Libres y Combativas en el 8 de Marzo


Teoria Marxista

enlaceClasicos