Los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas del pasado 2D que dieron el gobierno a PP, Cs y Vox fueron un punto de inflexión y sacudieron la conciencia de la clase trabajadora y la juventud en todo el Estado. La experiencia de los meses de gobierno de la derecha en la Junta se plasmó en el freno a la derecha en las generales. El PSOE de Pedro Sánchez recuperó medio millón de votos perdidos por las políticas de recorte de Susana Díaz en la Junta, y Adelante Andalucía (confluencia de Podemos e IU) recuperó 67.000 votos. Esto fue posible por la movilización del voto, que subió 14,66 puntos de participación respecto a las autonómicas.

En las elecciones municipales del 26 de mayo se ha revalidado el resultado de las generales. La movilización de la izquierda se ha concentrado en el voto al PSOE, que vuelve a ser el partido más votado con casi un millón y medio de votos, manteniendo prácticamente el resultado de Pedro Sánchez en las generales y aumentando en 115.000 papeletas el resultado de las municipales de 2015. El PSOE ha conseguido mayoría absoluta en 368 de los 785 municipios andaluces, mientras que el PP sólo lo ha hecho en 136.

El bloque reaccionario se desinfla

El bloque reaccionario formado por PP, Cs y Vox cae en conjunto 330.611 votos respecto a las autonómicas y 731.011 respecto a las generales, alcanzando 1.474.273 sufragios en las municipales. Mientras, la suma de PSOE y Podemos-IU asciende a 1.903.379, superando en más de 400.000 votos a la derecha y plasmando la debilidad del actual gobierno en la Junta.

El PP ha perdido 119.000 papeletas respecto a las municipales de 2015, reduciéndose  en 195 el número de concejales, aunque podría formar gobierno en Málaga y Almería con Cs y en Granada, Córdoba y Jaén pactando con Cs y VOX. Por su parte,  Cs y Vox se desploman medio millón de votos de cada uno en relación a las generales del 28A. Ciudadanos que con el 17,7% de respaldo en las urnas sobrepasó al PP en las generales retrocede ahora al 7,95%, aunque triplica el número de concejales respecto a las municipales de 2015 y será la llave para dar el gobierno a PP o PSOE  en Granada o Jaén. Por su parte, Vox se queda fuera de los Ayuntamientos de Málaga y Cádiz, entra en Granada con 3 concejales y en Sevilla, Jaén, Córdoba y Huelva con 2. Este resultado deja a Vox  completamente alejado de sus expectativas y de lo que vaticinaban las encuestas.

La izquierda gana, pero Podemos y las confluencias caen

El PSOE recupera 420.000 votos respecto a las autonómicas, pero este voto no refleja un apoyo a las políticas de Pedro Sánchez en el gobierno central. Se trata de un voto para frenar a la derecha y a las tres patas del bloque reaccionario de PP, Cs y VOX que gobierna ahora la Junta. Por eso, si la dirección del PSOE insiste en sus peticiones constantes a CS para que levante el “cordón sanitario” al PSOE y consuma el pacto con Cs, estará traicionando el voto que la clase trabajadora y la juventud le han otorgado para frenar a la derecha después de la experiencia de las elecciones andaluzas. La dirección del PSOE deberá elegir si prefiere escuchar los consejos del Santander y la burguesía de un pacto con Albert Rivera a nivel estatal y municipal que garantice la estabilidad del Régimen del 78 y los nuevos recortes que ya reclama la UE, o a los centenares de miles de jóvenes y trabajadores que exigimos lo mismo que su base en Ferraz el 28-A: ¡Con Rivera no! En Andalucía nos hemos levantado contra los recortes del PSOE de Susana Díaz a la sanidad y la educación, contra las privatizaciones y los ataques que aprobaron. Si Pedro Sánchez cree que un pacto con Cs para aprobar nuevos recortes garantizará la paz social y una legislatura tranquila, está muy equivocado.

Por su lado, Antonio Maíllo, coordinador general de IU Andalucía, explica que, bien como Adelante bien como IU, son la primera fuerza en 64 municipios y segunda en 74. No obstante, Podemos cae y no es capaz de rentabilizar el voto a la izquierda ni plantear una verdadera alternativa de lucha consecuente que arranque al PSOE la hegemonía en la izquierda. Sólo ha habido una excepción: Kichi no sólo revalida el ayuntamiento del cambio en Cádiz sino que aumenta hasta el 43,59% su apoyo, desbanca al PP como primera fuerza en la ciudad y se queda a un concejal de la mayoría absoluta. Y esto no es una casualidad, Kichi ha sido el único de los alcaldes de Podemos crítico con la deriva institucionalista de la dirección y de Pablo Iglesias, y casi el único en criticar públicamente la compra del chalet de medio millón de euros de Iglesias y Montero, explicando que “la gente está dispuesta a perdonarnos que nos equivoquemos con casi todo, pero no que nos equivoquemos de bando”. Esa diferenciación y la orientación mucho más clara a la lucha social de la ciudad, es lo que ha revalidado el apoyo y ha garantizado esta victoria en Cádiz.

Necesitamos una izquierda combativa, de clase y revolucionaria

Distintos dirigentes de Podemos, IU y las confluencias pretenden responsabilizar a las luchas intestinas y fracturas en Podemos y las confluencias y al supuesto “bajo nivel de conciencia” que no deja espacio a la “izquierda transformadora”. Pero la responsabilidad de este batacazo electoral no es de la clase trabajadora y la juventud que ha demostrado una y otra vez su determinación en las calles. La responsabilidad está en los dirigentes de Podemos que han abandonado la lucha en la calle a favor de las instituciones, y que han renunciado a un programa de confrontación con la burguesía y el Régimen del 78 para, en vez de ganar a la base social del PSOE, convertirse en su muleta llegando a no diferenciarse en la práctica de la política de la socialdemocracia.

Para recuperar la confianza de las masas y ampliar la base social de la izquierda hace falta un programa claro de lucha, que defienda la creación de vivienda pública y el fin de los desahucios, la sanidad, educación y servicios sociales públicos, gratuitos y de calidad, la derogación de las contrarreformas laborales y de pensiones... Y la única forma de conseguir esto es enfrentarse a este sistema y apoyarse en la lucha de masas y la organización consciente de la clase trabajadora y la juventud.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos