Basta ya de provocaciones y agresiones fascistas

Basta ya de complicidad policial con la extrema derecha

El pasado jueves en el campus universitario de El Milán, Oviedo, un grupo de estudiantes y profesores se concentraron de forma espontánea y pacífica en respuesta al reparto de propaganda electoral de integrantes de Vox con su ya conocido mensaje españolista y reaccionario. La respuesta a esta movilización pacífica fue la agresión física por parte de miembros de Vox a los concentrados y la violencia policial en defensa de los agresores. El resultado: varios heridos, ningún detenido y ninguna explicación ni medida disciplinaria por la salvaje intervención de la Policía Nacional.

Como si nada hubiese pasado Santiago Abascal, acudía al día siguiente a Covadonga a erigirse como heredero de la “Reconquista”. Emulando a Gil Robles y la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas, los fascistas de los años 30) y su mitin en Covadonga en 1934, que fracasó por la gran huelga general de la clase obrera asturiana en respuesta a esta provocación, se paseó campante, haciendo ofrendas florales a la Virgen, arengando al lado de la estatua de Pelayo y lanzando mensajes de odio contra “separatistas y progres”. Muy similar fue el acto de inicio de campaña en Oviedo. Más odio, más racismo, más misoginia. Los fascistas inician la campaña electoral con una agresión y ¡no pasa nada!, esta es la democracia que nos ofrece el sistema capitalista, impunidad para los agresores y connivencia con los fascistas.

Desde el Sindicato de Estudiantes condenamos enérgicamente la escalada de provocaciones y agresiones por parte de la extrema derecha, que diversos colectivos sociales ya han venido señalando en las últimas semanas. Y es que eso es lo que sucedió en el Campus del Milán, una agresión fascista en toda regla contra los y las profesoras y estudiantes del Campus. Los testimonios recogidos por la prensa son esclarecedores: mientras integrantes de Vox daban una paliza a un profesor, que trato de entrar en el edificio del campus a pedir ayuda, llegaron los antidisturbios que se sumaron a la agresión y sólo se detuvieron cuando fueron conscientes de que se trataba de un profesor tras los repetidos intentos por parte de los allí presentes de socorrerlo.

Los medios de comunicación han tratado inmediatamente de presentar esta agresión como una “pelea entre jóvenes”. ¡Pero nada más lejos de la realidad! Aquí hay agresores, integrantes de Vox, y agredidos, estudiantes y profesores del campus que se concentraron pacíficamente. Y la Policía Nacional actuó como defensora de los agresores respondiendo con una carga policial contra quienes manifestaban su repulsa a la propaganda xenófoba y racista de forma totalmente pacífica. Pero aun es peor que hasta el momento no haya habido ningún agresor detenido ni se hayan depurado responsabilidades por la actuación de la Policía Nacional.

No es la primera vez que estos fascistas instalan un puesto de estas características en los barrios de la ciudad. Pero acudir a hacer exaltación de la “unidad de España”, contra los derechos de las mujeres, y un largo etcétera de mensajes de odio, racistas y misóginos, a la puerta de la universidad, es un acto calculado y una clara provocación para causar incidentes en un espacio plagado de jóvenes, precisamente uno de los sectores más movilizados contra el avance de la extrema derecha.

Desde el Sindicato de Estudiantes nos solidarizamos con las víctimas de esta agresión y exigimos la depuración de responsabilidades por la actuación de la Policía Nacional defendiendo y sumándose a la agresión, así como castigo a los agresores de Vox.

Los y las jóvenes hemos sido y somos punta de lanza de la movilización social. Lo vimos recientemente en la gran huelga general feminista que vació las aulas y llenó las calles de gritos y consignas contra el avance de la extrema derecha. Sabemos de sobra lo que son y lo que representan formaciones como Vox. Son la extrema derecha que quiere acabar con nuestros derechos y que cuenta con la complicidad del resto de partidos del bloque reaccionario, PP y C´s, con los que comparten el mismo ideario y ADN. Y sabemos también que la forma de frenarles el 28A en las urnas y en las calles es continuando con la movilización y la organización en los centros de estudio y en nuestros barrios. Por eso decimos alto:

¡Fuera fascistas de la Universidad!

¡Fuera fascistas de nuestros barrios!

¡No pasarán!


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos