Entrevista a Manu Vidal, dirigente de CGT Comsa Service y de Izquierda Revolucionaria

EL MILITANTE.- ¿Cómo valoráis el resultado de estas elecciones?

Manu Vidal.- Ha sido una victoria clara del modelo sindical que defendemos desde CGT Comsa Service: un sindicalismo de lucha, que no cede ante el empresario y busca la máxima participación de los trabajadores. Tendremos mayoría en el comité, con 3 delegados frente a 2 de CCOO. Entre los trabajadores especialistas (que eligen 4 delegados al comité) ganamos por 37 votos a 7, y eso que la empresa saboteó la votación en un centro de trabajo. En técnicos y personal de oficina, que elegía un delegado y donde nos presentábamos por primera vez, estuvimos a punto de ganar: 7 votos CCOO y 6 CGT. Varios de estos votos a CCOO fueron resultado del amedrentamiento por parte de la empresa. Todos sabíamos que la presentación a última hora, y a trancas y barrancas, de la candidatura de CCOO era una maniobra de la empresa.

EM.- ¿Por qué crees que la victoria ha sido tan clara?

MV.- Es el resultado de años de trabajo. Los trabajadores han podido comparar y poner a prueba nuestros métodos y acción sindical: no ceder ni un palmo a la patronal, ni cuando somos mayoría en el comité ni cuando hemos estado en minoría; desmontar y denunciar las políticas de CCOO y UGT, pero sin sectarismo hacia quienes confiaban en ellos, explicando, manteniéndonos firmes y confiando en los trabajadores.

Dos ejemplos recientes de esta forma de actuar fueron la huelga de 2016, que permitió reagrupar a los trabajadores y derrotar el intento de dividirnos de la empresa, y la lucha contra los incumplimientos por parte de ésta del pacto de mejora del convenio provincial, que regula las condiciones laborales de todos los trabajadores de Comsa en Tarragona. Cuando la empresa aprovechó la reforma laboral para atacar este pacto, respondimos con la movilización y organizando una campaña en toda la comarca, hablando con otros comités y trabajadores en lucha. Frente a la política de desmovilización y del “mal menor” que aplican otros, desde CGT Comsa Service nos negamos a ceder a las presiones empresariales, denunciamos el incumplimiento y exigimos que las condiciones del mismo se apliquen a toda la plantilla, acabando con las maniobras de la empresa que intenta dividirnos aplicando condiciones diferentes.

Mientras en otros casos los tribunales han dado la razón a la empresa, nosotros arrancamos dos sentencias favorables. Una, del Juzgado de lo Social nº 27 de Barcelona, nos daba la razón, señalando que la empresa no podía recortar nuestras condiciones laborales al no existir siquiera una situación de pérdidas económicas. Otro procedimiento condenaba a la empresa por vulnerar el derecho a huelga, obligándola a pagar los salarios correspondientes por dichas jornadas, así como las cotizaciones, y a reconocer los derechos adquiridos correspondientes.

Durante la campaña insistimos en que necesitábamos ser mayoría y tener un comité de empresa fuerte para continuar esta lucha, obligar a la empresa a cumplir las sentencias y aplicar las condiciones del pacto de mejora del convenio. Además, defendimos seguir luchando por otra serie de medidas que garanticen igual salario y condiciones para todos, respeto de todos nuestros derechos, pago de todos los pluses y bonos, flexibilidad de horario para los compañeros y compañeras de oficina de modo que puedan tener mejores condiciones...

La gente ha apoyado todo esto. No quería que entrase un comité que firme cualquier acuerdo con la empresa y anule el trabajo que se ha hecho.

EM.- ¿Cuáles son las tareas que tenéis por delante?

MV.- La primera, reunirnos, organizar el listado de todos los trabajadores (porque estamos dispersos en muchos centros de trabajo) y visitar los distintos centros para garantizar la participación de todos los compañeros y dar la batalla por conseguir las propuestas presentadas durante la campaña. Queremos impulsar un comité de salud laboral que amplíe el número de trabajadores implicados directamente en esta labor, y organizar asambleas regulares para responder a cualquier incumplimiento o ataque de la empresa.

Vamos a seguir defendiendo el mismo sindicalismo de clase, democrático y combativo pero queremos hacerlo con más fuerza y afiliación, intentando organizar al máximo de compañeros en CGT. Además, este sindicalismo que defiendo es resultado de las ideas políticas que lo orientan, las ideas que aporta militar en Izquierda Revolucionaria, una organización marxista e internacionalista. Por eso llamamos a los trabajadores más combativos a unirse a IR y defender juntos un sindicalismo de clase y revolucionario.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos