El 28 de agosto se han producido dos accidentes laborales mortales en Vitoria-Gasteiz. Una trabajadora de Correos de 39 años que repartía correspondencia en una moto en el Polígono Industrial de Júndiz fue arrollada por una furgoneta a mediodía. La trabajadora era una empleada eventual que encadenaba contratos desde 2014, el último contrato lo había firmado recientemente.

El mismo día moría también el trabajador de Michelín Antonio Miguel Parra que sufrió un accidente laboral el pasado domingo al estar realizando labores de mantenimiento en una prensa de cocción de neumáticos gigantes. Una sección altamente peligrosa donde se trabaja sin descanso prácticamente todo el año. El compañero accidentado estaba trabajando sólo en el momento en el que quedó atrapado por la cesta de la grúa aplastándole el pecho. Cuando su compañero intentó utilizar el teléfono interno para pedir ayuda se encontró con que no funcionaba. El trabajador que asistió al herido no pudo usar el desfibrilador por desconocer su utilización ya que son pocas las personas de la empresa que han recibido cursos de formación, cuando desde hace años se ha requerido a la dirección que forme a más plantilla. Para cuando llegó al Hospital donde le sometieron a un coma inducido habían transcurrido 40 minutos fatales desde el momento del accidente.

Antonio Miguel Parra, es el cuarto trabajador muerto por accidente laboral en la planta de Vitoria-Gasteiz en los últimos dos años. En esta ocasión se trata de un trabajador fijo de plantilla demostrando cómo la falta de seguridad y las condiciones de sobre explotación laboral afectan tanto a los trabajadores de las contratas como a los de la principal y que hay que luchar unidos frente precariedad impuesta por la multinacional. Estos accidentes laborales son el precio terrible que la clase trabajadora estamos pagando para garantizar los altísimos beneficios de una patronal cuya voracidad no tiene límites. Con éste, son ya 41 los trabajadores muertos en Euskal Herria en el último año. ¡Los accidentes no son fruto de la mala suerte, sino de la avaricia empresarial por acumular beneficios a nuestra costa!

La precariedad mata

La falta de formación, los contratos basura, la presión patronal y los altos ritmos productivos son la causa de este goteo constante de trabajadores y trabajadoras muertos en sus puestos de trabajo. Esta situación la reflejan dos trabajadores de la planta con sus propias palabras. Así de claro relataban a la prensa la situación que viven cotidianamente:

“Soy trabajador del taller R en la fábrica de Michelin. No se declaran los accidentes. Las enfermedades laborales no existen. Los trabajadores van al taller con puntos de sutura, roturas óseas y todo tipo de lesiones. Que te atienda el servicio médico es complicado porque necesitas un parte de accidente y éste muchas veces es difícil de recibirlo. Eso sí, el accidente siempre será culpa tuya por no cumplir los métodos operatorios. Cumplirlos es no llegar a la producción. No llegar es sufrir todos los días el acoso del jefe. Y si perdura en el tiempo es motivo de despido (…) No te accidentes pero déjate la vida con estos ritmos de trabajo que al fin y al cabo aquí la enfermedad laboral no existe “

Otro compañero explicaba: “4 muertos en 2 años señores. Hacer la producción exagerada, hace que se cometan errores humanos. Pero los impresentables que dirigen los sectores de trabajo nunca serán señalados. Los jefes de equipo, y demás secuaces a las órdenes de unos gerentes que, a la vista está, son unos incompetentes. Les importamos una mierda. Por no decir el R. Como el compañero anterior dice, ocurre tal cual. Señores de Osalan. Algo pasa ¿no? Tanto de que hablar…que mejor callar. Dar mucha fuerza a los compañeros y sobre todo a esa familia destrozada. Espero que de una puta vez se haga algo más que minuto en la puerta de los de siempre. En nuestra mano está que no sigan pisando por aquello que nuestros padres lucharon. Un trabajo digno”. (https://www.gasteizhoy.com/trabajador-coma-michelin/)

Contra la precariedad laboral ¡Organización y lucha!

El jueves 30 hay convocada una huelga de 24 horas en Michelín para denunciar las causas del accidente y concentraciones de 13h a 15h. en la puerta de la fábrica y el viernes habrá una concentración a las 19,30h en frente de las oficinas de Correos y del Sindicato Empresarial Alavés en la Calle Postas.

El mejor homenaje que le podemos hacer a estos compañeros es obligar a que se tomen medidas para que nunca jamás se repita otro accidente como estos. Desde Izquierda Revolucionaria/ Ezker Iraultzaleia nos solidarizamos con los familiares y compañeros de los trabajadores fallecidos, apoyamos la convocatoria de huelga de 24 horas en Michelín Vitoria para el jueves 30 de agosto y llamamos a participar al conjunto de la clase trabajadora y de la juventud en la concentración del viernes frente a Correos.

Toda la historia demuestra que sólo hay una fuerza capaz de obligar a las empresas a que respeten a los trabajadores: la fuerza de los propios trabajadores cuando estamos organizados y luchamos. Nadie nos regaló nunca nada, todo lo que conquistamos fue producto de nuestra organización y nuestra lucha sindical y política.

¡Únete a Izquierda Revolucionaria /Ezker Iraultzailea!


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos