Este Black Friday ¡no compres en Amazon!

Apoya la lucha de las y los trabajadores del centro de San Fernando

Mañana viernes 23 y el sábado 24, los trabajadores de Amazon en la planta de San Fernando irán de nuevo a la huelga contra la degradación de sus condiciones laborales y salariales. Será la tercera ronda de huelgas por parte de la plantilla contra Amazon en lo que va de año, exigiendo que se recuperen las condiciones que tenían antes de perder su Convenio propio y pasar al Convenio de logística de la Comunidad de Madrid.

Fruto de este cambio, una parte de la plantilla perderá entre 3.000 y 5.000 euros al año en salario, cobrará un 25% menos del sueldo en el caso de sufrir una baja, en una empresa con un alto nivel de bajas, 3 veces más que la media, fruto de las condiciones de trabajo, al verse obligados a cargar diariamente con paquetes de mucho peso o al tener que recorrer hasta 20 kilómetros al día por la planta. Y todo esto en una empresa cuyo dueño, Jeff Bezos, ha sido calificado como la primera fortuna mundial con un patrimonio de 100.000 millones de euros. Evidentemente, un patrimonio acumulado a costa de la explotación brutal de la clase trabajadora.

Los trabajadores han lanzado además una potente campaña de solidaridad, habiendo recabado ya numerosos apoyos de diversos colectivos sociales, partidos y todo tipo de organizaciones, llamando a su vez a un boicot activo este próximo Black Friday, de cara a incrementar la presión pública contra esta multinacional. Este es sin duda el camino para poder vencer a Amazon, no solo en el Estado español sino internacionalmente.

Esta forma de actuar de Amazon contra los trabajadores de la planta de San Fernando, es la misma que han desplegado en Seattle para impedir la aprobación de un impuesto municipal para financiar servicios sociales, impulsado por la concejala de Socialist Alternative (organización hermana de Izquierda Revolucionaria) Kshama Sawant. En Seattle, a pesar de que Amazon tiene su sede central, no paga impuesto municipal alguno. ¡Un auténtico escándalo!

La multinacional ha pedido de cara a estas dos jornadas huelga que la policía nacional pudiera estar dentro de la propia planta, un intento vergonzoso de cara a intimidar a las y los trabajadores e impedir el ejercicio de su derecho a la huelga. Ya en la anterior huelga asistimos a una arbitraria y brutal intervención por parte de la policía que dejo heridos y detenidos. Es una vergüenza que un Gobierno que se dice del cambio permita este tipo de actuaciones, cuando lo que debería es proteger el derecho de huelga de los trabajadores.

La presión hacia los trabajadores de Amazon San Fernando es brutal; la multinacional quiere dar un escarmiento para evitar que su ejemplo de combatividad sea seguido por los trabajadores del resto de centros que la empresa tiene en otras partes del estado. Para Amazon sería una auténtica pesadilla que los trabajadores de todas las plantas con las que cuenta en el Estado español se revelaran contra las condiciones laborales de explotación que imperan en todas ellas. Es ahí precisamente donde radica la fuerza con la que los trabajadores pueden doblegar a esta “todopoderosa” compañía y conseguir un cambio radical en las condiciones laborales. La necesidad de organizar una respuesta conjunta en todo el Estado es uno de los aspectos clave de este conflicto. Desde Amazon San Fernando habría que tomar la iniciativa para estrechar el contacto con los trabajadores de los otros centros y lanzar un plan de movilizaciones unificadas en todo el Estado.

Luchemos por imponer una estrategia sindical combativa

La combatividad de los trabajadores de Amazon San Fernando contrasta con la cada vez más penosa actuación de los dirigentes de CCOO y UGT, que no dejan de firmar malos convenios y acuerdos que degradan cada día más las condiciones laborales y salariales del conjunto de los trabajadores. La propia firma del nefasto Convenio de Logística de la Comunidad de Madrid, probablemente con presiones en la sombra por parte de Amazon, es un buen ejemplo de ello, ya que es ese Convenio el que ahora degradará más todavía las condiciones laborales de la plantilla de Amazon.

Por otro lado, vemos que no solo es la lucha de Amazon, también la de los taxista, Ryanair, o ahora Alcoa; en todas ellas los dirigentes de CCOO y UGT se oponen o entorpecen cualquier iniciativa para la unificación de los conflictos de cara a tener más fuerza y poder obtener una victoria contundente. Ponen palos en las ruedas, pero sin duda el ejemplo de los compañeros de Amazon no caerá en saco roto, siendo un nuevo ejemplo del enorme potencial y capacidad de lucha de la clase obrera y de la necesidad de romper con la política sindical de pacto y paz social, para recuperar el sindicalismo combativo, democrático, de clase y asambleario, que es único que ha permitido que los trabajadores conquistemos los derechos que hoy nos están intentando arrebatar.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos