Durante horas salieron y entraron vagones de Euston y otras estaciones más de 100.000 personas, algunos calculan que llegaron a 250.000, que llegaron a Londres para manifestarse en defensa del NHS*. ‘No al recorte, destrucción y privatización de nuestro NHS’ fue coreado de manera reiterada por maniestantes, predominantemente trabajadores, y desde el estrado. La gente nos arrebató todas las pancartas del Socialist Party con la consigna ‘organizar un movimiento para salvar nuestro NHS, hacer campañas, huelgas, ocupaciones’.

La manifestación fue organizada desde abajo, comenzó con campañas locales a través del grupo Health Campaigns Together. Mike Foster, militante del Socialist Party y presidente de una campaña local que ayudó a convocar la manifestación, ‘Hands off Huddersfield Royal Infirmary (HRI)’, describió como tuvo la idea de una protesta de unos cientos el otoño pasado. En todo el país el Socialist Party movilizó todos los recursos para la manifestación, distribuyendo más de 100.000 panfletos de convocatoria del 4 de marzo.

La manifestación se abrió con las campañas comunitarias, pero también estaban presentes grandes contingentes de sindicalistas. El día de la marcha, 13 sindicatos nacionales habían apoyado la protesta. Tres secretarios generales, Len McCluskey del Unite, Mark Swerwota del PCS y Dabe Ward del CWU hablaron en la marcha. Vergonzosamente, el Dave Prentis, secretario general del Unison, el mayor sindicato sanitario, no habló y la dirección del sindicato apoyó tarde y tímidamente la protesta. Otra historia diferente fue la participación de los miembros del Unison, que llegaron a la manifestación por decenas de miles.

Es posible ganar

Sin duda el tamaño y la determinación de la manifestación dará confianza a los trabajadores sanitarios de que es posible ganar la batalla para salvar nuestro NHS; no sólo para detener la actual ronda de decortes, que tendrá efectos catastróficos, también la privatización y echar a los privatizadores que pretenden liquidar el NHS.

El Socialist Party distribuyó en la manifestación 30.000 panfletos argumentando que la marcha debía ser el primer paso de una campaña de masas para salvar nuestro NHS. Vendimos más de 1.000 ejemplares de Socialist.

Militantes de las Juventudes del Socialist Party encabezaron un contingente de jóvenes y estudiantes, junto con Socialist Students. La militante del Socialist Party y activista del colectivo de personas discapacitadas, Amaliah Loizidou, habló desde el estrado de la marcha más breve de pensionistas y discapacitados.

Durante todo el día señalamos que el gobierno tory, en minoría y con una primera ministra que no ha sido votada, es débil y puede ser derrotado. Los STP (Planes de Transformación y Sostenibilidad) del NHS se podrían convertir en el poll tax de Theresa May. Hemos convocado un día de acción estatal con manifestaciones locales en las 44 áreas en las que se pretende aplicar los STP. La idea es que ese día de acción se pueda celebrar el 1 de mayo.

También pedimos que el movimiento sindical y su dirección convoque una segunda manifestación estatal, incluso más grande, utilizando todo el poder de los seis millones de afiliados del TUC para protestar en defensa del NHS. Estas medidas aumentarían la confianza de los trabajadores del NHS que podrían coordinar una jornada de huelga contra la congelación salarial y la destrucción del NHS. Las ocupaciones de hospitales cerrados también podrían jugar un papel.

Explicamos que este movimiento no debería limitarse a salvar el NHS, sino a defender todos los servicios públicos. Peter Taaffe, secretario general del Socialist Party, habló en la National Shop Stewards’ Network (NSSN) fuera del Departamento de Sanidad para decir: “Los sindicatos deberían organizar una manifestación masiva no sólo en defensa del NHS, sino contra todos los recortes en ayuntamietnos, escuelas y otros servicios públicos. Este debería ser un paso adelante hacia una huelga general de 24 horas para demostrar nuestra determinación de derrotar a este gobierno”.

Acción huelguística

El llamamiento a una acción huelguística coordinada fue bien recibida por muchos manifestantes. Hubo un enorme apoyo a la heroica huelga de los médicos jóvenes y una comprensión de que en el futuro no se podía dejar que lucharan solos grupos de huelguistas. La acción huelguística coordinada fue algo repetido desde la plataforma del NSSN.

En el estrado principal Jacqui Berry, enfermera, una de las organizadoras de la manifestación y miembro del Socialista Party, señaló con claridad: “La época de pagar restricciones ha durado ya más que la Segunda Guerra Mundial. Si pagar las restricciones continúa, nuestros sindicatos tienen organizar una votación para la acción huelguística… Hoy hemos hecho historia marchando todos juntos, pero podría también hacer una huelga juntos”.

Mark Serwotka, secretario general del PCS, defendió también la acción huelguística coordinada contra el pago de restricciones. Es urgente que los sindicatos de izquierda se unan para discutir esta idea correcta y hacerla realidad.

Los dirigentes laboristas Jeremy Corbyn y John McDonnell apoyaron la manifestación y hablaron en ella. McDonnell declaró: “Cualquier acción que se lleve a cabo para salvar el NHS, incluida la acción huelguística si ésta tiene lugar, Jeremy Corbyn y yo estaremos con vosotros en el parlamento y en el piquete”.

Presión de las grandes empresas

Jeremy Corbyn correctamente señaló que Nye Bevan y otros que fundaron el NHS se enfrentaron a la despiadada hostilidad de las grandes empresas, como hoy son denigrados por los medios de comunicación los luchadores por el NHS. La única respuesta, señaló correctamente, “es decir las cosas como son”.

Sin duda liderar un movimiento para salvar el NHS y oponerse a la austeridad sería la manera más efectiva de luchar contra los constantes ataques que los representantes de la clase capitalista están lanzando contra Jeremy Corbyn. “Decir las cosas como son”, no obstante, significa reconocer que los representantes de las grandes empresas están tanto dentro como fuera del Partido Laborista.

La privatización del NHS se ha acelerado con los tories pero fue hace tiempo iniciada por el Nuevo Laborismo en el gobierno a través de la Private Finance Initiative y otras medidas. Los políticos blairistas ahora están decididos a derrotar a Corbyn exactamente porque fue elegido en base a una política que incluye la renacionalización del NHS.

La mañana después de esta magnífica manifestación, John McDonnel manifestó en el programa de Andrew Marr que quería sentarse con Peter Mandelson y Tony Blair para “tomar una taza de té”. Continuar defendiendo la unidad con los blairistas, que apoyan al sector privado que se beneficia de nuestros servicios públicos y que les ayudaron a hacerlo cuando estaban en el cargo, es lo contrario a ‘decir las cosas como son’.

Continuar con el compromise con la derecha laborista inevitablemente significa seguir dadndo marcha atrás en las políticas anti austeridad y dar el triunfo a los elementos pro capitalistas del Partido Laborista.

Luchar por una política socialista, hacer campaña, como señala Dave Ward, es “tomar el control de nuestros NHS, nuestros ferrocarriles, servicio postal, telecomunicaciones y nuestros centros de trabajo” a través de la propiedad pública democrática, requiere echar los blairistas, así como a los tories y la prensa de derechas.

Nuestro paso inmediato debe ser pedir a los ayuntamientos laboristas que rechacen los STP. Como señaló Jacqui Berry en su intervención: “Hemos escuchado al dirigente municipal de Hammersmith y Fulham (que rechaza su STP), sería un descuido por mi parte no pedir al líder de la oposición que escriba a cada ayuntamiento laborista para pedirle que se ponga a la cabeza”. Jeremy no mencionó a los ayuntamientos laboristas en su discurso, pero sería urgente escribirles.

La manifestación del sábado fue un éxito tremendo y un paso importante en la construcción de un movimiento capaz de derrotar a los tories. Ahora necesitamos construirlo.


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Vídeos

Libres y Combativas en el 8 de Marzo


Teoria Marxista

enlaceClasicos