La trabajadora de Tesco y militante del Socialist Party Amy Murphy ha sido elegida presidenta del Usdaw, sindicato de trabajadores del comercio. Amy ganó con una campaña basada en dotar al Usdaw de una dirección democrática y combativa, luchar por el salario mínimo de 10 libras la hora, acabar con los contratos cero horas, apoyar a los afiliados que deseen llevar a cabo una acción industrial y resistir los ataques de las empresas a los empleos y condiciones de trabajo.

Amy dio las gracias a todos los que han colaborado en su campaña: “Me gustaría agradecer a todos los que me apoyaron, mucho, desde el fondo de mi corazón. Vuestro apoyo ha sido inmenso. Ha llegado el momento de enfrentarnos a las empresas para las que trabajamos. Como presidenta continuaré desafiando a la dirección sindical y a los empresarios, estaré al cien por cien detrás de los afiliados”.

Durante la campaña los miembros del Socialist Party, activistas de Broad Left (Izquierda Amplia) del Usdaw y otros seguidores distribuyeron más de 11.000 panfletos. Amy visitó todo el país y habló a los afiliados sindicales en multitud de reuniones.

El Usdaw también tendrá nuevo secretario general, Paddy Lillis, que fue elegido sin oposición. Damos la bienvenida a que Lellis en sus discursos en los congresos locales del Usdaw que se han celebrado haya tenido una actitud mucho más positiva hacia Jeremy Corbyn y la política radical que recoge el reciente manifiesto electoral laborista, muchos de sus puntos han sido aprobados como la política del sindicato en los diferentes congresos del Usdaw.

Aunque debemos recordar que Lillis también fue presidente del comité ejecutivo nacional laborista durante las elecciones a la dirección en 2016, llevado a los tribunales por negar el voto a muchos militantes del partido en esas elecciones.

Junto con el secretario general saliente John Hannett, ha presidido ataques a gran escala a las condiciones laborales de los afiliados del Usdaw y la pérdida de empleos debido a la política de “asociación”, colaborar con los empresarios de Tesco y otros grandes minoristas.

La elección de Amy es una oportunidad para que el sindicato avance en una nueva dirección, trabajando con los miembros de Broad Left en el consejo ejecutivo y garantizando que el Usdaw tenga una posición combativa en un sector que lo necesita desesperadamente.

Los muchos afiliados del Usdaw y delegados sindicales que encontramos durante la campaña y que expresaron su apoyo a Amy y su política, estarán ilusionados con este gran paso adelante.

Para el Socialist Party y Broad Left es una gran oportunidad para continuar la campaña de dotar al Usdaw de una dirección audaz, combativa y socialista que se enfrenta a las principales empresas de venta al por menor y luche por sus 430.000 afiliados.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos