valencia_ensenanza_eneroEs el momento de organizar un plan de lucha y movilizaciones contundente.

El pasado sábado día 21 de enero las calles de las ciudades de Valencia y Alicante se volvieron a llenar de profesores, padres, madres, estudiantes y otros trabajadores del sector público, para protestar contra la sangría de recortes que desde que comenzó el año la Generalitat ha venido ejecutando.

La manifestación estaba convocada por la Plataforma por la enseñanza pública de la que forman parte los sindicatos de clase STE-PV, UGT y CCOO, conjuntamente con FAPA-Valencia, así como el Sindicat d’Estudiants.

Con más de 100.000l personas en Valencia y 40.000 en Alicante, esta se convertía en una de las mayores manifestaciones que en el País Valenciano ha habido en defensa de la educación pública, recordando a las manifestaciones de octubre y noviembre del año 2008. Algo que no ocurrió en Castellón pues no hubo una convocatoria de manifestación por parte de las organizaciones sindicales STE-PV, UGT y CCOO, limitando la participación de decenas de miles de personas más.

En Valencia, una hora antes de la manifestación las calles de los alrededores del punto de inicio estaban llenas de gente, los medios de transporte se veían colapsados por miles de personas que venían de prácticamente todos los puntos de la provincia, organizados por colegios públicos e institutos, cientos de pancartas poblaban las calles. Conforme se fue acercando la hora de comienzo, desde la plaza San Agustín hasta la estación del Norte quedaba colapsado, hasta el punto de que la manifestación no comenzó a moverse hasta bien entradas las 19 horas. La masividad era tal que cuando la cabecera de la manifestación llegaba a la plaza de la Virgen, el lugar donde concluía, en la plaza de San Agustín aún permanecían miles de personas esperando iniciar el paso.

El ambiente durante toda la manifestación fue de muchísima fuerza , casi dos kilometros del centro de la ciudad tomados por decenas de miles de personas de todas las edades y otros cientos de pancartas en defensa de la educación pública y contra los ataques de la derecha. Los compañeros del Sindicato de Estudiantes intervinimos con una hoja, defendiendo la idea de que hace falta un plan de lucha contundente con jornadas de huelga en la enseñanza y el resto de los sectores públicos.

En esa misma semana, durante los días 16, 17 y 18 se celebraron más de una decena de asambleas de profesores en las principales comarcas de Castellón, Alicante y Valencia. Las asambleas tuvieron muy buena asistencia y en ellas muchos docentes representaban al claustro de su centro llevando propuestas y opiniones para la lucha, hay una situación de efervescencia en los centros. Todo esto ayudó a de forma muy positiva a que la manifestación estuviera bien preparada y que fuese un éxito rotundo. En algunas de estas asambleas se discutió sobre la idea de la huelga y en esos casos las opiniones que estaban a favor creían que si había una huelga tenía que ser contundente, que no podía ser de un solo día.

El próximo jueves día 26 de enero habrá otra manifestación, esta vez de todo el sector público y que seguramente volverá a ser tan masiva como la del pasado sábado. Esta será una oportunidad más para hacer una demostración de fuerza y aglutinar a los sectores más conscientes de los trabajadores del sector público, con el objetivo de lanzar un plan de movilizaciones y huelgas contundente, que concentre todas las ganas de lucha que tiene el conjunto de la clase trabajadora del País Valenciano para frenar en seco todos los ataques.

¡¡Por un plan de huelgas y movilizaciones en todo el sector el público!
¡¡Si hay dinero, lo tienen los banqueros!!