En las últimas semanas de 2003, los trabajadores públicos del Ayuntamiento de Leganés se manifestaron delante del Consistorio para protestar contra la privatización paulatina de los servicios públicos que el gobierno municipal PSOE-IU lleva a cabo de En las últimas semanas de 2003, los trabajadores públicos del Ayuntamiento de Leganés se manifestaron delante del Consistorio para protestar contra la privatización paulatina de los servicios públicos que el gobierno municipal PSOE-IU lleva a cabo desde hace años.

Todas las secciones sindicales del Comité Unitario de Trabajadores (incluidas UGT y CCOO) se mostraron a favor de que los servicios locales fueran llevados íntegramente a través de servicios públicos y con personal del Ayuntamiento. El objetivo de esta medida debería ir acompañado, según los sindicatos, por la potenciación de un empleo digno y de calidad.

En el semanario local Mercado Leganés correspondiente a la segunda semana de enero de 2004 se da la noticia de que el Concejal de Personal, Santiago Llorente, militante del PSOE, ha decidido “no privatizar el servicio de limpieza” pero si conceder trabajos a empresas privadas. No es simplemente una frase. La decisión fundamental es no privatizar completamente y de una vez para evitar un enfrentamiento directo con los trabajadores. Pretenden hacerlo poco a poco concediendo, de momento, un tercio de las necesidades de la ciudad a una compañía privada. Concretamente los barrios de San Nicasio y La Fortuna recibirán el servicio de una empresa privada.

A esta situación se une la denuncia hecha por las secciones sindicales de que la administración local adeuda a los trabajadores un total de 300.000 euros de atrasos de 2001 y 600.000 (unos cien millones de pesetas) en concepto de sueldos que deberían haberse pagado a los trabajadores que participaron en 2003 en programas municipales de empleo.

Los sindicatos ya han anunciado que convocarán una concentración a mediados de mes, y han justificado las movilizaciones llevadas a cabo por la política de privatizaciones y la aprobación del Presupuesto que favorece las mismas.

Ante la movilización, el Ayuntamiento admite que “no vamos a despedir a nadie, ni ningún operario se traspasará a otras empresas”. Para este concejal “el problema existente es que los sindicatos quieren que todas las labores del Consistorio las realicen operarios municipales y eso, en muchos casos, es imposible”. El concejal arguye tener la mayor tasa de empleados públicos de la Comunidad de Madrid, con 1.650 trabajadores... ¡para una ciudad de más de 175.000 habitantes!

He aquí donde reside el problema. Para este equipo de gobierno, compuesto por militantes de izquierda que hace mucho tiempo perdieron toda perspectiva socialista de gestión o de lucha, el principal problema es que las cuentas salgan. Es decir, que no haya tanta deuda pública y que las arcas municipales obtengan beneficios; todo, para repetir la misma gestión al año siguiente. Parece que se preocupan más de que el PP no les acuse de gastar “demasiado” que de solucionar los problemas de los jóvenes y trabajadores que les votamos.

Por ejemplo, la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) de Leganés, obtuvo en el anterior ejercicio de abril un beneficio de 390.000 euros. ¿Acaso este beneficio astronómico ha repercutido en un beneficio social solucionando el problema de la vivienda en nuestra ciudad? Sencillamente no. Apenas se han entregado 258 viviendas en régimen de alquiler, muy por debajo de las necesidades de Leganés. Sólo es necesario recordar que hace unos meses se entregaron 99 viviendas para las que, sin embargo, había habido 1.482 solicitudes de inscripción.

La cuestión principal es que bajo el capitalismo, y la perspectiva de los dirigentes actuales es la de gestionar este sistema, no es rentable tener una plantilla de servicios públicos con empleos de calidad en condiciones dignas. Igual lo que prima en la gestión de una empresa municipal es obtener beneficios en lugar de solucionar los problemas sociales existentes.

Pero hay una alternativa. Es tener, como militantes socialistas y de izquierdas conscientes, una perspectiva socialista de trabajo. Defender ante nuestros compañeros, ante los trabajadores, jubilados y jóvenes que nos han votado, la solución a estos problemas, más allá de los resultados contables.

Esa perspectiva socialista pasa por defender todos los puestos de trabajo municipales existentes, una gestión pública de los servicios y su extensión para favorecer todas las necesidades sociales de nuestra localidad.

Los militantes de la izquierda no podemos aceptar que los servicios públicos se midan por el baremo de la rentabilidad económica. Si aceptamos esta premisa, al final se llegaría a la misma conclusión que los del PP: “¿para qué gastar dinero en viviendas sociales, educación y sanidad pública, en locales para los jóvenes, en pensiones decentes, en residencias para la tercera edad dignas y de calidad... y en general en cualquier gasto social? Son gastos no rentables”. Por supuesto que para la izquierda este planteamiento es inaceptable y los concejales del PSOE e IU deben oír y atender las demandas de los jóvenes y trabajadores que les votamos.

Con un modelo en el que lo que primase el beneficio social y no el beneficio individual de unos pocos, sí es rentable el tener servicios municipales públicos eficaces y de calidad, y mantener toda la plantilla. Hay que defender desde ya todos esos puestos de trabajo existentes, la reivindicación sindical de que todas las labores locales las realicen empleados públicos, unas condiciones laborales dignas, y en otros campos como en el de la vivienda medidas como la municipalización del suelo urbano, para su efectiva y definitiva solución.

Para que eso se cumpla debemos exigir en primer lugar más presupuesto a la Comunidad de Madrid y al gobierno central. Pero eso no será suficiente ni realista si no va enlazado a la exigencia al Estado de mayores inversiones sociales, lo que pasa por ponerse a la cabeza de movilizaciones, y por reivindicar una política genuinamente de izquierdas.


banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas