Un curso más nos encontramos con un paisaje desolador en la educación madrileña. Esperanza Aguirre está dispuesta a llevar a buen término todos los planes que tenía cuando era ministra de Educación y ahora que su partido ya no está en el gobierno cenUn curso más nos encontramos con un paisaje desolador en la educación madrileña. Esperanza Aguirre está dispuesta a llevar a buen término todos los planes que tenía cuando era ministra de Educación y ahora que su partido ya no está en el gobierno central, ella se va a convertir en fiel defensora de los designios de la derecha en este terreno. Aunque no es un trabajo tan arduo, porque su amigo Ruiz-Gallardón ya le dejó el camino muy bien preparado.

¿Gratuidad de la educación infantil?

Y es que las cifras que nos encontramos demuestran muy bien que significa para esta gente la educación, nada más que un negocio, y en ningún caso nada de un derecho. Ellos no están aquí para asegurarnos una plaza pública de calidad y en condiciones dignas, sino para llenar los bolsillos de los empresarios de la privada. Y desde luego están haciendo su trabajo a la perfección. Por ejemplo, esta curso hay 30.000 niños que no han encontrado plaza en educación infantil. Mientras, la Consejería de Educación en lugar de preocuparse por construir todas estas escuelas que se necesitan, lo que hacen es seguir concertando, regalando dinero a la privada, no sólo a través de los conciertos, sino de la política de “cheques-beca” que dan a los padres para que lleven a sus hijos a la privada.

No admitidos en la FP:

un problema que se repite

Esto no sólo ocurre en este tramo educativo. En los ciclos formativos de grado superior este curso vuelve a haber 4.000 no admitidos. Según CCOO harían falta 120 nuevas aulas de Formación Profesional, pero claro, así se acabaría con el negocio de las academias privadas que se hacen de oro gracias a estas cifras de no aceptados en la pública.

Regalos a los empresarios de la educación

De esta forma vemos como la concertada aumenta cada vez más, llegando incluso a matricular al 59% de los alumnos en Madrid capital. Para Sanz Peluffo, director general de Infraestructuras, el problema es que “el Ayuntamiento de Madrid no dispone de solares libres” y por tanto no se pueden construir colegios e institutos públicos. ¡Qué demagogia! Los mismos que regalan a la secta Comunión y Liberación una parcela de 12 millones de euros para que construyan un instituto y además concertarlo, o sea seguir dándoles dinero, dicen que no tienen parcelas para construir institutos públicos.

El problema se agrava en los PAU que se están construyendo, como Sanchinarro, Montecarmelo y Las Tablas, donde viven ya 4.500 familias, carecen de colegios públicos, y estos no estarán construidos hasta el 2007. Y una vez más se vuelve a ver la demagogia de la derecha. No solo hay planificados colegios públicos, también ya hay cedidos terrenos para colegios concertados. Esto es una vergüenza. La consejería debería construir todas las plazas públicas necesarias, no dar ni un euro para conciertos. Además, sabiendo cual es la política del PP, seguramente nos encontraremos con que los colegios públicos se retrasarán, mientras que los concertados estarán construidos lo antes posible, para así asegurarse el negocio.

Hay que continuar la lucha del 1 de junio

Los problemas continúan también para el que sí ha conseguido plaza en la pública. Este año va a haber 4.000 alumnos estudiando en 190 barracones, 80 barracones más que el curso pasado. Las partidas en los Presupuestos Generales para el arrendamiento de estos barracones ha aumentado un 73% con respecto al curso pasado. La masificación en las aulas continúa siendo el pan de cada día ¿Esta es la calidad que el PP nos quiere ofrecer?

A todo esto la derecha madrileña responde aportando datos de los 11 colegios públicos nuevos que van a abrir sus puertas este curso. Pero esta cifra se queda minúscula cuando se compara con los 45 colegios de infantil y primaria y los 21 institutos de secundaria y formación profesional que serían necesarios para acabar con todas estas cifras de alumnos sin plaza, barracones y masificación.

En Madrid terminamos el curso con una huelga de trabajadores de la enseñanza y estudiantes y con una manifestación de toda la comunidad educativa en defensa de la educación pública que fue un rotundo éxito. Este tiene que ser el camino a seguir para acabar con los ataques que la derecha va a continuar haciendo.

Araceli del Rincón

SE Madrid


banner

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas