Las normas de permanencia en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) son las más duras que existen en cualquier universidad pública del Estado. Los estudiantes de carreras encuadradas en el ámbito de las ciencias sociales únicamente disponemos deLas normas de permanencia en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) son las más duras que existen en cualquier universidad pública del Estado. Los estudiantes de carreras encuadradas en el ámbito de las ciencias sociales únicamente disponemos de cuatro convocatorias por asignatura, mientras que en el resto de universidades son seis. Es cierto que los compañeros que estudian carreras de ciencias puras tienen seis convocatorias pero, al igual que nosotros, ellos también disponen únicamente de dos dispensas por asignatura cuando en multitud de universidades las dispensas son ilimitadas. Además de esto también hay que decir que cada vez en más clases la asistencia se está haciendo obligatoria y si no cumples esta condición con regularidad puedes suspender, aun teniendo una excelente nota en tu examen.

¿Qué supone todo esto?

Lo que la Universidad dice perseguir con estas medidas es aumentar la calidad y el buen nombre del centro pero en realidad lo que se está consiguiendo es que los compañeros con más dificultades para estudiar —por tener que compaginar la carrera con un trabajo, cargas familiares, no poder pagarse academias que en muchos casos son imprescindibles para poder aprobar una asignatura, etc.— sean expulsados sin posibilidad de finalizar sus estudios.

Esta es una situación absolutamente vergonzosa, teniendo en cuenta sobretodo que la UC3M nació con el propósito de facilitar el acceso universitario a una población que tradicionalmente había encontrado más dificultades para hacerlo.

Además, no debemos olvidar que el rector de nuestra universidad es el socialista Peces Barba y que por lo tanto tiene la obligación de facilitar en todo lo posible el acceso universitario a los hijos de los trabajadores, ¿o acaso no es eso lo que debemos esperar los jóvenes de un partido de izquierdas?

Nuestra respuesta

En cualquier caso los compañeros que allí estamos organizados en el Sindicato de Estudiantes nos hemos puesto en contacto con otras organizaciones universitarias y ya hemos organizado dos asambleas. En ellas decidimos elaborar un manifiesto y empezar una campaña de recogida de firmas para entregárselas al rector y demostrarle cómo los que allí estudiamos no nos vamos a quedar de brazos cruzados ante esta injusta discriminación.

Aunque la campaña acaba de comenzar estamos convencidos de que serán miles los compañeros que pongan su nombre en las listas.

Por nuestra parte esperamos que, ante la evidencia de la necesidad de cambiar los estatutos, el rector actúe en consecuencia. De no ser así tendremos que continuar reuniéndonos y estudiar cuál será el siguiente paso a tomar.

Lo único que estamos pidiendo es un trato similar al del resto de universidades públicas.

Ana García

SE · UC3M


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas