El 5 de febrero, un conocido fascista de Guadalajara, Israel Galve Maldonado, apuñaló a un simpatizante de las Juventudes Comunistas (JC), que estuvo a punto de morir. Como respuesta, los jóvenes salimos a la calle a exigir que cesaran las agresiones El 5 de febrero, un conocido fascista de Guadalajara, Israel Galve Maldonado, apuñaló a un simpatizante de las Juventudes Comunistas (JC), que estuvo a punto de morir. Como respuesta, los jóvenes salimos a la calle a exigir que cesaran las agresiones fascistas. Y es que ésta no era la primera agresión. Durante año y medio, cada fin de semana la juventud alcarreña ha sufrido las agresiones de las bandas fascistas: insultos, intimidaciones, palizas... El propio Israel Galve ya había sido procesado por agresiones (pero la justicia le absolvió por defecto de forma). La movilización fue masiva y contundente y demostró el aislamiento social de los grupos fascistas. En todo momento fue pacífica y recibimos la solidaridad de toda la población de Guadalajara y, en especial, de múltiples sindicalistas de CCOO y UGT, de los profesores de STEs, de comités de empresas e, incluso, de la Asociación Unificada de la Guardia Civil.

 

Ahora, después de las movilizaciones de protesta, los fascistas han vuelto a responder. Esta vez por la vía judicial. Aunque el fascista se encuentra en la cárcel a la espera de juicio, sus abogados han pasado a la ofensiva: han denunciado a D. H., dirigente de la JC, a su padre Dario Herchhoren, militante del PCE, a Rubén Fernández, secretario de organización del Sindicato de Estudiantes y al secretario general del Sindicato de Estudiantes, Juanjo López. Nos acusan de “calumnias” por llamarle asesino (recordemos que asestó tres graves puñaladas que podrían haber costado la vida del compañero) y de incitar a la violencia contra este fascista (al convocar movilizaciones contra las agresiones fascistas para defendernos de las mismas).

Esto es muy grave. No sólo hemos tenido que sufrir durante meses agresión tras agresión de fascistas, sino que, cuando por fin los jóvenes de la ciudad decidimos defendernos, los fascistas, como respuesta y para tratar de amedrentarnos recurren a los abogados y a los jueces. Quieren presentar al fascista como la víctima. ¿Pero quiénes son las víctimas y quiénes los verdugos?

El Sindicato de Estudiantes ha estado en primera línea en las movilizaciones del último período. Éste es nuestro delito. Es la lucha y la movilización lo que los fascistas quieren evitar. Las bandas fascistas siempre son utilizadas para amedrentar y desorganizar a la izquierda. Utilizando las agresiones y asesinatos como lanza y el miedo que siembran como escudo, estas bandas han incrementado sus agresiones en todo el Estado como respuesta al auge de la movilización de la izquierda en el último período: han atacado en Villaverde y en Talavera, en El Ejido (asesinando a un sindicalista inmigrante del SOC), en León (grabaron una esvástica en la cara de una chica cuyo único delito era ser la novia de un dirigente de la JC), en el corredor del Henares, en Zaragoza,... Es evidente que no se trata de enfrentamientos entre bandas de ideologías extremas sino de bandas fascistas, perfectamente organizadas, asesoradas y financiadas, que actúan como batallón de choque de la reacción, para humillarnos y quebrar nuestra capacidad de resistencia a las injusticias de esta sociedad.

El gobierno del PSOE tiene que luchar contra el fascismo de forma consecuente. Si no actúa contundentemente está dando alas a estas bandas para que se crezcan e intensifiquen su actividad. Además, los fascistas están actuando no sólo con impunidad, sino con la pasividad de jueces y mandos de la policía. No sólo les permiten que sigan con sus agresiones, no se hace apenas nada para desarmarlos y siguen campando a sus anchas por nuestros barrios, les absuelven y en la mayoría de los casos les sacan de la cárcel. Exigimos que se desmantelen estos grupos fascistas, que vayan a la cárcel para evitar que sigan agrediendo a la juventud. Pedimos que sean expulsados de los institutos, que no haya un solo fascista en los centros públicos...

Hay que impedir que los fascistas agredan a más jóvenes o trabajadores, a ninguna organización progresista como es el caso del Sindicato de Estudiantes. Hemos iniciado una campaña para impedir que el juez admita las acusaciones que sobre nosotros se han vertido. El día 1 y 2 de junio los compañeros de la Ejecutiva Estatal del SE tendrán que personarnos en los juzgados de Guadalajara. Estamos enviando resoluciones de protesta a los juzgados y recogiendo firmas en todo el Estado para que el que sea juzgado sea el fascista y no se desvíe la atención del punto central: su intento de asesinato. ¡Basta de manipulación!

Pedimos la solidaridad de todas las organizaciones de izquierdas, sindicalistas, representantes obreros, estudiantes, trabajadores... Ya contamos con los apoyos de IU Federal, STEs, del secretario general de las Juventudes Socialistas, Henrick Campos... En los institutos estamos denunciando esta situación, repartiendo una hoja del SE y la JC y llamando a una concentración en los juzgados el 1 de junio a la misma hora que tienen que presentarse los compañeros. Ahora nos atacan a nosotros pero, sin duda, si no les paramos los pies, los fascistas se crecerán y aumentará la intensidad de sus agresiones. Por eso, las organizaciones de izquierdas tienen que ponerse a la cabeza de la lucha contra el fascismo. PSOE, IU, CCOO y UGT tienen que convocar ya una movilización unitaria de todos los jóvenes y trabajadores de Guadalajara. Esto demostraría que el conjunto de la ciudad no quiere que haya más agresiones, demostraría el aislamiento de los fascistas y sería un golpe contundente a sus actuaciones.

Estos son algunos extractos de las acusaciones

1.- Calumnias y mentiras en las que nos acusan de acciones de las que no somos responsables.

· “reconocer que en ruedas de prensa llegó Vd. a plantear que habría que atacar el domicilio de mi representado”.

ES UNA VIL CALUMNIA.

· “Diga ser cierto que el informe fotográfico que se le exhibe, se corresponde con pintadas efectuadas por personas de su entorno, con el único ánimo de amedrentar a la familia de nuestro representado, todas ellas con carácter amenazante, incluso de muerte”.

NUNCA NADIE DEL S.E. HA AMENAZADO DE MUERTE A NADIE.

2.- Principios políticos a los que no vamos a renunciar.

· “Diga ser cierto que manifestó Vd. que lo que había que hacer era que la gente se organizase y se defendiese, alentando Vd. a terceras personas contra el Sr. Galve y su familia”.

POR SUPUESTO QUE TENEMOS QUE ORGANIZARNOS PARA DEFENDERNOS, PERO ESO NO ES ALENTAR CONTRA LA FAMILIA DEL FASCISTA.

· “reconocer que contribuyó Vd. a que en diversos carteles, murales, octavillas y páginas de internet, algunos de dichos documentos expuestos en centros educativos, se facilitaba el nombre de mi representado, imputándole la responsabilidad de los hechos ocurridos el día 5 de febrero de 2005, así como que era miembro de una organización de extrema derecha”.

TENÍAMOS QUE INFORMAR DE LO SUCEDIDO PARA CONVOCAR LAS MOVILIZACIONES... O ¿ACASO CUANDO SE TRATA DE UN FASCISTA NO NOS PODEMOS MOVILIZAR?

· “El demandado deberá reconocer en este acto que las afirmaciones e imputaciones no son ciertas, y en su caso pedir el correspondiente perdón al ofendido, si no se aviene a lo solicitado se presentará la correspondiente Querella”.

ES UNA AMENAZA, UN CHANTAJE: O NOS RETRACTAMOS (CLAUDICAMOS) O SE QUERELLAN.

Juanjo López

Secretario general del SE


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas