El día 8 de noviembre miles de estudiantes de todo el Estado nos hemos movilizado en defensa de una enseñanza pública, laica, gratuita y de calidad. La movilización fue todo un éxito. En Barcelona participaron más de 15.000 estudiantes, en Madrid 12.000, en Sevilla 2.500, 2.000 en Valencia y Cádiz, 1.200 en Tarragona, 1.000 en Salamanca y así hasta 40 manifestaciones y concentraciones en todo el Estado. Ha sido un primer paso importante para frenar una ley, la LOE, que se está discutiendo en el Parlamento. Lamentablemente la LOE es muy parecida a la LOCE que impuso el gobierno de Aznar. Nos parece inadmisible que después de haber echado a la derecha del gobierno mediante la movilización ahora el gobierno del PSOE quiera aplicar una nueva reforma que:

 

1) Incrementa el negocio de los empresarios de la educación privada, dándoles más dinero del que reciben actualmente y aumentando los tramos educativos que pueden ser concertados.

2) Permite que la Iglesia enseñe su doctrina en los centros, con la posibilidad de que sea una asignatura evaluable.

3) Impone más trabas selectivas para acceder a la universidad. Aunque retira la reválida, endurece la selectividad y da la posibilidad a las universidades de imponer también pruebas de acceso.

4) No resuelve los problemas de la educación pública (masificación, falta de profesores, etc…) debido a que no se contempla un plan de inversión serio. Y del dinero que prometen, un tercio irá directamente a los bolsillos de los empresarios de la privada-concertada.

El Gobierno y la ministra de Educación argumentan que la prueba de que su ley no favorece a la Iglesia y a los intereses de la patronal es que la derecha también se está movilizando contra la LOE, como el día 12. Ese argumento es totalmente falso. La derecha se va a movilizar contra el PSOE haga lo que haga porque está rabiosa, porque no ha asumido su derrota electoral, porque quiere desgastar al máximo el gobierno de Zapatero. Claro que tratarán, si pueden, de empeorar aún más la ley. Es la debilidad del gobierno frente a las exigencias de la Iglesia y la patronal lo que les anima a pedir más y más.

Por eso es necesario dar una respuesta contundente a la ofensiva que el PP está lanzando en la calle. Los interesados en una educación pública, laica, gratuita y de calidad somos muchísimos más que los que movilizan los del PP.

El siguiente paso en la lucha debe ser la CONVOCATORIA DE UNA GRAN MOVILIZACIÓN DE TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA EN DEFENSA DE LA ENSEÑANZA PUBLICA como por ejemplo una marcha estatal a Madrid. Desde el SE hacemos un llamamiento a los sindicatos de clase del profesorado (CCOO, UGT, CGT, STES, CIG y otros) y a las organizaciones de padres y madres (CEAPA) a convocar junto a los estudiantes UNA GRAN MOVILIZACIÓN CONTRA LA DERECHA Y POR UNA REFORMA EDUCATIVA A FAVOR DE LA MAYORÍA, es decir, las familias trabajadoras.

Es necesario dar una respuesta contundente a la reacción cavernícola e indicar claramente al gobierno que no estamos dispuestos a que la Iglesia y los empresarios de la privada se salgan con la suya. El PSOE debe gobernar para los trabajadores y los jóvenes y no para una minoría de parásitos y reaccionarios, como también está haciendo con la REFORMA LABORAL que, de aprobarse, abaratará aún más el despido. El gobierno tiene que girar a la izquierda.

Organizarnos para seguir la lucha

Como la experiencia ha demostrado sólo con la lucha y la movilización podemos conseguir nuestras reivindicaciones. La lucha derrotó a la derecha y provocó la victoria electoral de la izquierda. Gracias a la lucha volvieron las tropas de Iraq, se paralizó la LOCE del PP o se consiguieron los derechos civiles para gays y lesbianas.

En los últimos meses varios sectores han protagonizado movilizaciones en las que el gobierno ha tenido que ceder. Primero fueron los estudiantes de Historia del Arte que consiguieron que su licenciatura no desapareciera con las contrarreformas de los planes de estudio que el gobierno ha puesto en marcha. Después han sido los agricultores, transportistas... Recientemente han sido los mineros los que gracias a la lucha y la movilización han arrancado algunas concesiones al gobierno. ¿Va a ser menos dialogante o va a tener menos talante el gobierno del PSOE con los estudiantes?

Lo que sí tenemos claro es que si el gobierno no nos escucha seguiremos luchando. Estamos organizando en todos los institutos comités de lucha en defensa de la educación pública agrupando a los estudiantes para informar más, explicar más, organizarnos mejor y preparar el siguiente paso de la lucha.


banner

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas