Llevamos ya 16 meses sin convenio y más de 170 días de huelga. Hasta ahora no ha habido negociación por parte de la empresa sino una auténtica imposición. Nos pusieron delante su oferta y nos dijeron que eso es lo que hay y punto.Llevamos ya 16 meses sin convenio y más de 170 días de huelga. Hasta ahora no ha habido negociación por parte de la empresa sino una auténtica imposición. Nos pusieron delante su oferta y nos dijeron que eso es lo que hay y punto.

Dicha oferta la tuvimos que llevar a finales de marzo a votación en los locales de la empresa. Lo habían preparado ellos todo. El mismo día nos mandaron una carta a todos los trabajadores diciendo que esa era su última oferta y amenazaron en la prensa que si no se aceptaba su oferta iban a proceder a un cierre patronal. Los votos eran un folio entero donde se incluía toda la propuesta otra vez y reiteraba “última y definitiva oferta de la empresa” coaccionándote.

Ganamos la votación

La votación la habían convocado los de oficinas, que están trabajando, con el 33% de los votos como dice la Ley. Fuimos a la votación los trabajadores en huelga. La empresa había llamado a la Ertzantza diciendo que preveían incidentes, fue una reunión tranquila, de 189 personas votaron 186 y hubo 61 votos a favor de la oferta de la empresa que son los que están trabajando dentro, 124 en contra y uno en blanco.

Que estemos en la calle 130 personas cinco meses ya y saques esa votación así, adelante, con todas las amenazas, nos ha dejado muy satisfechos. Creemos que la gente de dentro debería habernos apoyado. Nosotros hemos respetado la votación pero ellos no han respetado la huelga que se había decidido.

Seguimos con nuestras acciones: manifestándonos, encerrándonos en el edificio de Bienestar Social de la Diputación, sufriendo la represión en la entrada de la fábrica un día que subimos a los autobuses como siempre a informar y la Ertzantza cargó sin ningún motivo contra los trabajadores... El juez archivó el caso porque no vio ningún indicio de violencia de los trabajadores y nosotros acabamos con un compañero con un brazo roto a porrazos, con otro que está orinando sangre porque le han dado en el riñón y con un montón de gente con golpes por todas partes.

No negociamos los despidos

El día 7 de abril nos llamó uno de los jefes de la Empresa. Estuvimos desde las 5,30 de la tarde hasta las 4 de la mañana. Este Sr. Tom tuvo una actitud positiva retirando las sanciones, readmitiendo a los 4 despedidos. Dejaron a dos trabajadoras fuera y eso no lo admitimos y respecto a la subida salarial que la gerencia de Vitoria no nos consolidaba, el dueño lo consolidó a la primera. Había un cambio. Les dijimos que en horas y salarios podíamos negociar pero que en empleo y despidos no, que queríamos la garantía para todos los trabajadores. Así quedó la cosa.

Ahora de repente, antes de la asamblea recibimos un fax desde Alemania diciendo que las negociaciones están rotas por la información que apareció en El Correo este domingo, periódico al que no vamos a dar ninguna información más. Ha habido algo muy raro ahí. No sabemos qué.

La empresa lo que quiere es que trabajemos 100 horas más horas de producción. Les dijimos que de lo que trabajamos ahora (1.640 horas) a lo que proponemos (1.696) van a ser 56 horas más de producción en 92 personas que hacen los discos, por lo tanto son muchas horas produciendo discos de más.

Quieren que de trabajar menos horas con más dinero en el 2002, pasemos a trabajar más horas y con bastante menos dinero y encima la garantía de empleo se queda en el aire porque mañana, con la misma sentencia de baja productividad o de despido improcedente, por haber estado de baja o sólo porque le has caído mal al jefe te pueden echar a la calle. No tenemos ninguna garantía de empleo. Seas fijo o no. Antes decían que sobrábamos 25 trabajadores, han echado a 6 ya. Mas horas con menos gente es igual a más beneficios para la empresa, esa es la cuestión.

Joseba Leza

Presidente del Comité por ELA-STV

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas