Teletech es una multinacional que opera para la empresa de telefroníua móvil AMENA, en Pola de Siero (Asturias)

Teletech es una multinacional que opera para la empresa de telefonía móvil AMENA, en Pola de Siero (Asturias). La plantilla está formada por 1.032 trabajadores, en su mayoría mujeres jóvenes, de los cuales sólo 82 tienen un contrato fijo. El resto tiene contratos por obra o servicio, en ocasiones desde hace varios años. Esta empresa, ubicada en el polígono de Granda hace tan sólo cuatro años, se planteó como una de las grandes alternativas a la minería.

Hace unos meses la empresa hizo pública su intención de reducir la plantilla, despidiendo a 315 trabajadores. Nos reunimos con cinco trabajadoras, cuatro de ellas afectadas por los despidos, para que nos den su opinión sobre como se ha llevado el conflicto y su resultado. Patricia, Nuria, Sheila, Arantxa... podríamos seguir citando nombres hasta un total de 224 que (nos aclaran) es la última cifra de despedidos que se baraja. En el contexto de la reconversión minera, y con el anuncio de Bruselas de nuevos cierres de pozos, perder 224 puestos de trabajo es un lujo muy caro.

La postura de UGT y CCOO

Sin embargo, pocas voces se han alzado contra esta situación, empezando por los delegados de la UGT en el comité de empresa, que se han limitado a ser meros portavoces de los argumentos de la empresa... “Desde el principio dijeron que ellos firmaban lo que sea, que firmar los 315 despidos era salvar a los 700 y pico restantes. Que había que ser solidarios con esos compañeros, que no iban a perder el puesto de trabajo por culpa de los que iban a la calle. Que tengamos en cuenta que en Sudamérica cobran tres veces menos que aquí. Que cada uno era responsable, ¿cómo era?, de cuidar su puesto de trabajo...”

CCOO mantuvo inicialmente una postura de rechazo a los despidos “...la frase famosa era o todos o ninguno”... “y a día de hoy es, si no se aceptan los despidos, se van de aquí”.

“El caso es que se hizo un calendario de movilizaciones, que la asamblea general aprobó por mayoría” “el primero de los tres días salimos el 95%, un éxito, y se organizó una marcha a la Junta General del Principado”.

“UGT sacó un comunicado diciendo que como comité apoyaba la huelga, pero no como sección sindical... sólo que sus afiliados fueron a la huelga, así que no sabemos quien compone la sección sindical...”

Tras el éxito de la huelga, el comité decide desconvocar los otros paros, como muestra de buena voluntad hacia la empresa. En la última reunión, la empresa planteó que de no aceptarse los despidos, se irían. “Ásí que en la siguiente asamblea le dijeron a la gente que no había nada que hacer y ahí ya salió aprobado que se aceptaran los despidos”

Tampoco el gobierno regional (PSOE/IU), ni el ayuntamiento de Siero han hecho nada. “Graciano Torres, el Consejero de Trabajo, dijo que lo sentía mucho, pero que somos jóvenes, ya encontraríamos otra cosa...” “y el alcalde de Siero, que mientras mantuvieran 600 empleos, que era lo que el tenía comprometido...” Tampoco desde las Federaciones o las Uniones Comarcales se ha hecho nada serio para evitar los despidos. Con este panorama, la plantilla se encuentra desmoralizada y dividida, resignada a aceptar el mal menor.

Pan para hoy, hambre para mañana

“Pero si tu hechas hoy a 300 y nadie te planta cara, ¿qué te impide mañana echar a 800, a 1.000?” “Aquí entramos sabiendo que en cualquier momento podrían echarnos, pero después de 4 años... la gente se confía, hace planes, se mete en gastos...”

“A veces vale más perder un poco y ganar un mucho, el no ya lo tienes. Yo hablo desde la posición de que ya lo tengo todo perdido, y estoy en actitud de luchar”.

Sin embargo, la plantilla de Teletech no sólo es muy numerosa, también está muy localizada en zonas muy concretas. Poner en pie de guerra las comarcas mineras en defensa del empleo de los jóvenes no sería descabellado. Tampoco la posibilidad de agrupar las distintas empresas con problemas.

“Es que ésta es una más, en el periódico salen todos los días: Fertiberia, Arcelor, Suzuki”... “Claro que había que agruparnos, pero si no se quiere ni hay ganas por parte de quien lo tiene que hacer ¿qué más da?, ese es el problema”

En definitiva, parece que los planes de Teletech se llevarán adelante sin grandes dificultades, pese al evidente potencial de lucha de esta empresa “lo único que nos han presentado es la promesa de una bolsa de trabajo, que nos la venden muy mona, con lazo y todo, controlada por los sindicatos ¡para trabajar una semana en diciembre!” “Y a partir de diciembre, y eso dicho en asamblea, no se garantiza nada, ni para los que se van ni para los que se quedan”.

Maribel, la única de las cinco que no está directamente afectada por el expediente, resume el sentir de todas ellas: “Yo lo que pienso es que argumentan que los trabajadores solos no pueden... pero podríamos implicar a más gente, organizaciones...” “Aquí son 200 despidos, todo gente joven, mujeres... los que se llenan la boca con el empleo juvenil, el empleo femenino... ¿dónde están?”

Ante el futuro que se presenta por delante, vuelven a bromear: “hay que ir preparando la maleta” “Yo voy a ir para Sudamérica, que ya dijo el de UGT que había trabajo...” Y al final, la sensación de que no han medido sus fuerzas con la patronal, de que es una batalla perdida sin luchar, de que, quizás, si les hubieran dado la oportunidad, podrían haber ganado.

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas