Basta de negar nuestros derechos lingüísticos y de maltratar la cultura popular

Ya está bien de promesas vacías, ¡oficialidad ya y de verdad!

El pasado sábado 16 de octubre una marea humana de 30.000 personas inundó durante horas el centro de Oviedo en defensa de nuestros derechos lingüísticos y cultura popular al grito de "Ya, ya, ya, oficialidá". Una poderosa fuerza que, una vez más, se alzó contra los ataques salvajes de la derecha y la inacción de la socialdemocracia, que en cuatro décadas no ha tomado ninguna medida real para acabar con el abandono que vive la llingüa. 

La derecha franquista a la ofensiva 

Esta maravillosa movilización se convirtió en una extraordinaria contestación a los insultos, menosprecios y ataques furibundos de la derecha a esta reivindicación histórica de la izquierda. 

El debate suscitado a raíz de la posibilidad de incluir la "oficialidá" del asturiano y el gallego asturiano en el marco de la reforma del Estatuto de Autonomía de Asturias ha desatado una vez más ese histerismo al más puro estilo franquista. El Partido Popular, Ciudadanos y Vox no han perdido un segundo en lanzar toda su bilis reaccionaria descalificando la llingüa, la fala (gallego asturiano) y a quienes defendemos el derecho de todos y todas a conocerla, aprenderla y poder usarla con normalidad y sin discriminación. 

El catálogo de descalificativos vertidos contra la llingüa y su reconocimiento es infinito; desde “el bable que nadie habla” de Casado en su reciente visita (respondida inmediatamente con el trending topic #fálaseasturiano),  la lengua inventada,  atentado contra la libertad, excentricidad lingüística, hasta el “farfullo inventado por cuatro pelamangos” o “caballo de Troya para la batasunización de Asturias”. 

Así se expresaba Javier Jové, de Vox, y presidente de la “Plataforma contra la cooficialidad del asturiano”. Este personaje, al mismo tiempo que transcurría la magnífica movilización en Oviedo, recogía firmas en pleno centro de Gijón contra “el disparate totalitario de la cooficialidad”. 

El supuesto apoyo de Foro Asturias en su desesperada lucha por la supervivencia

Mención aparte merece el oportunismo de Foro Asturias, el partido de derechas en proceso de descomposición montado por Álvarez Cascos tras su salida del PP.  El voto de uno de sus dos diputados, Adrián Pumares, se presenta como decisivo ya que la suma de los votos del PSOE, IU y Podemos se queda a uno de los veintisiete necesarios.  

Las palabras de Pumares, mostrándose favorable a la aprobación de la oficialidad (condicionado siempre ese apoyo al modelo de "oficialidá" que finalmente proponga el PSOE y del que aún se desconocen los detalles) han sido respondidas con una campaña pública de Vox en su contra. Pugnando por los votos de extrema derecha que puedan arrancar de la base electoral de Foro Asturias, le acusan de “vendido” y han instalado enormes vallas publicitarias con su cara tachada junto al mensaje “Los progres quieren imponer a un millón de asturianos una lengua que no es la suya #CooficialidadNo”, contribuyendo a dar un aura de progresismo a estos demagogos, herederos de Cascos, totalmente inmerecida.

Una reivindicación histórica de la izquierda ninguneada por el PSOE

Frente a los ataques de la derecha, el presidente asturiano, Adrián Barbón, se presenta ahora como el gran defensor de los derechos lingüísticos del pueblo asturiano. Nada más lejos de la realidad de los últimos cuarenta años. 

No fue hasta el último congreso de la Federación Socialista Asturiana (FSA) en 2017 cuando el PSOE adoptó formalmente la defensa de la "oficialidá", y aun así en aquella legislatura, cuando junto a IU y Podemos contaban con los votos necesarios para hacerla realidad, votaron en contra junto al PP, Foro Asturias y Ciudadanos. 

También ahora, a pesar de las grandes proclamas, condicionan sus votos al apoyo que presten el resto de fuerzas favorables a la oficialidad (IU y Podemos) a todas las modificaciones que incluyan en la nueva propuesta de Estatuto de Autonomía, aún por desarrollar. 

Por si esto fuera poco, la falta de claridad con la que Barbón habla de una “oficialidad amable y voluntaria” aún sin concretar, no puede hacernos más que desconfiar. Claramente el PSOE está utilizando la defensa de los derechos lingüísticos como parte de una estrategia para dotarse de un perfil progresista ante el profundo descrédito y el enorme descontento social que han provocado sus políticas entre la clase obrera  y la juventud asturiana especialmente golpeada por la crisis. Una rabia que latía de fondo en la gran manifestación del sábado, donde volvió a destacar la participación de la juventud, que volvió a llenar las calles después de más de dos años de pandemia y forzada paz social. 

La lucha es el único camino para conseguir la "oficialidá" 

Para que el aprendizaje y el uso del asturiano y el gallego asturiano se conviertan en un derecho real, la oficialidad tiene que dotarse de contenido y de los recursos materiales necesarios, empezando por un incremento del presupuesto en educación.  La llingüa no solo necesita ser defendida, sino recuperada tras cuarenta años de maltrato y abandono. Para ello es imprescindible: 

  • La incorporación de una asignatura obligatoria en todos los niveles educativos, con carga docente en igualdad al resto de las lenguas. 
  • La creación de plazas y la dignificación de las condiciones del profesorado. Reconocimiento de la especialidad para opositar y acabar con la interinidad que actualmente es del 100% dado que no existe especialidad. 
  • La oferta pública de cursos gratuitos – incluidos dentro de la propia jornada laboral en el caso de los y las trabajadoras públicos- , para hacer realidad el derecho a poder aprender la llingüa independientemente de su edad y recursos económicos así como su presencia y uso.

La lucha es el único camino y por eso la vamos a continuar. ¡Ya está bien de palabras, oficialidad ya y de verdad!

****

Un gran manifestamientu n´Uviéu exixe la oficialidá de la llingua

Valió ya de negar los nuesos drechos llingüísticos y de maltratar la cultura popular

Tamos fartos de promeses valeres, ¡oficialidá ya y de verdá!

El pasáu sábadu 16 de ochobre una marea humana de 30.000 persones inundara durante hores el centru d´Uviéu na defensa de los nuesos drechos llingüísticos y cultura popular al glayíu de "Ya, ya, ya, oficialidá". Una poderosa fuercia que, una vegada más, alzóse escontra los ataques salvaxes de la drecha y la inacción de la socialdemocracia, que en cuatro décades nun tomara nenguna medida real para finar col abandonu que padez la llingüa. 

La derecha franquista a la ofensiva 

Esta maravillosa movilización convirtióse n´una extraordinaria contestación a les faltosaes, menosprecios y babayaes de la drecha a esta reivindicación hestórica de la esquierda. 

El debate que ñaz al raigañu de la posibilidá de incluyir la "oficialidá" del asturianu y el gallego asturiano nel marcu la reforma del Estatutu de Autonomía d´Asturies desatare una vegada más esi histerismu al más puru estilu franquista. El Partíu Popular, Ciudadanos y Vox nun perdieran un segundu en llanzar tola so bilis reaccionaria faltando a la llingüa, la fala (gallego asturiano) y a quienes sofitamos el drecho de tóos y toes a cunucela, deprendela y poder usala con normalidá y ensin discriminación. 

La llista de faltosaes arroxaes escontra la llingüa y el so reconocimientu nun tien fin; dende “el bable que nadie habla” de Casado en la so reciente visita (respondida darréu col trending topic #fálaseasturiano),  la llingua inventada,  atentado escontra la llibertá, excentricidá lingüística, fasta el “farfullo inventado por cuatro pelamangos” o “caballo de Troya para la batasunización de Asturias”. 

Asína expresábase Javier Jové, de Vox, y presidente de la “Plataforma contra la cooficialidad del asturiano”. Esti personaxe, al mesmu tiempu que trescurría la magnífica movilización n´Uviéu, recoyía firmes en plenu centru Xixón escontra “el disparate totalitario de la cooficialidad”. 

El supuestu sofitu de Foro Asturias na so desesperada llucha pola supervivencia

Mención aparte merez l´oportunismu de Foro Asturias, el partíu de dreches en víes de descomposición creáu per Álvarez Cascos tres la so salida del PP.  El votu de ún de los sos dos diputados, Adrián Pumares, se preseéntase como decisivu ya que la suma de los votos del PSOE, IU y Podemos quédase a ún de los veintisiete necesarios.  

Les pallabres de Pumares, amosándose favorable a la aprobación de la oficialidá (condicionado siempre esi sofitu al modelu de "oficialidá" que a la fin suxiera el PSOE y del que entavía desconócemse los detalles) foren respondíes con una campaña pública de Vox na so contra. Lluchando polos votos de extrema drecha que puean garrar de la base elleutoral de Foro Asturias, acúsen-y de “vendido” y punxieren enormes valles publicitaries cola so cara fecha una llaceria xunto al mensaxe “Los progres quieren imponer a un millón de asturianos una lengua que no es la suya #CooficialidadNo”, contribuyendo a dá-y un aura de progresismu a estos demagogos, herederos de Cascos, totalmente inmerecía.

Una reivindicación hestórica de la esquierda ninguneada por el PSOE

Frente a los ataques de la drecha, el presidente asturianu, Adrián Barbón, preséntase agora como el gran defensor de los drechos llingüísticos del pueblu asturianu. Nada más lloñe de la realidá de los últimos cuarenta años. 

Nun foi fasta el últimu congresu de la Federación Socialista Asturiana (FSA) en 2017 cuando el PSOE adoptare formalmente la defensa de la "oficialidá", y aun asína na aquella llexislatura, cuando xunto a IU y Podemos contaben con los votos necesarios pa facela realidá, votaren en contra xunto al PP, Foro Asturias y Ciudadanos. 

Tamién agora, a pesar de les grandes proclames, condicionen los sos votos al sofitu que presten el restu de fuercies favorables a la oficialidá (IU y Podemos) a toes les modificaciones que incluyan en la nueva propuesta de Estatutu de Autonomía, entavía per desarrollar. 

Por si esto fore poco, la falta de claridá con la que Barbón fala d´una “oficialidad amable y voluntaria” entavía ensin concretar, nun pué facenos más que desconfiar. A les clares el PSOE tá utilizando la defensa de los drechos llingüísticos como parte d´una estratexia para dotáse d´un perfil progresista ante el profundu descréditu y el enorme descontentou social que provocaren les sos polítiques ente la clase obrera  y la mocedá asturiana especialmente golpeada per la crisis. Una rabia que llatía de fondu nel gran manifestamientu del sábadu, onde tornóse a destacar la participación de la mocedá , que tornó a llenar les cais dempués de más de dos años de pandemia y forzada paz social. 

La llucha ye l´únicu camín pa algamar la "oficialidá" 

Pa que´l aprendizaxe y el usu del asturianu y el gallego asturiano seyan  un drechu real, la oficialidá tien que dotáse de conteníu y de los recursos materiales necesarios, entamando per un incrementu del presupuestu en educación.  La llingüa nun sólo necesita ser defendía, sino recuperada tres cuarenta años de maltrato y abandonu. Pa ello ye imprescindible: 

  • La incorporación de una asignatura obligatoria en tolos niveles educativos, con carga docente en igualdá al restu de les llingues. 
  • La creación de plazes y la dignificación de les condiciones del profesoráu. Reconocimientu de la especialidá pa opositar y finar cola interinidá que actualmente ye del 100% dáu que no existe especialidá. 
  • La ufierta pública de cursos gratuitos – incluyíos dientru la propia xornada llaboral nel casu de los y les trabayadores públicos- , pa facer realidad el drechu a poder deprender la llingüa independientemente de la so edá y recursos económicos asíma como la so presencia y usu.

La llucha ye l´único camín y por eso vamos siguir. ¡Tamos fartos de pallabres, oficialidá yá y de verdá!


Enlaces

Aquí los enlaces

Teoria Marxista

enlaceClasicos