Su solo título —Su moral y la nuestra— ya nos revela que, para Trotsky, la moral también tiene una base de clase y que, por tanto, la moral revolucionaria, como la política revolucionaria, tiene que ser totalmente independiente de las ideas y valores de la burguesía.
Su moral y la nuestra está dedicada a León Sedov, el hijo de Trotsky y Natalia Sedova, asesinado por la GPU en el hospital de París donde convalecía de una operación quirúrgica mientras su padre la escribía en México. Además hemos añadido un apéndice con dos textos. El primero de ellos es una reseña bibliográfica publicada en París en el marco del proceso de edición de la versión francesa de Su moral y la nuestra.

La razón de incluirla en esta edición es que el lector o lectora tenga un conocimiento directo de la misma. Hoy está acreditado que esa reseña fue escrita por Victor Serge, como Trotsky ya sospechó en aquel entonces. Serge, un revolucionario ruso, anarquista primero y bolchevique después, fue uno de los pocos miembros de la Oposición de Izquierda liberados por Stalin gracias a la presión internacional. Tras ser expulsado de la URSS, entró de nuevo en contacto con Trotsky, con quien acabaría por romper públicamente en 1939 a raíz de las serias diferencias respecto a la política del POUM durante la guerra civil española.
En respuesta a esa reseña, Trotsky escribió Moralistas y sicofantas contra el marxismoLos traficantes de indulgencias y sus aliados socialistas, o el cuco en nido ajeno, que es el segundo texto del apéndice. Como siempre, hemos añadido numerosas notas a pie de página para facilitar la compresión del libro.

Su moral y la nuestra · León Trotsky · 8 euros