Han pasado algunos días desde que el Tribunal Electoral (TEPJF) diera su fallo a favor de Felipe Calderón y de esta forma se materializara el fraude electoral perpetrado por la burguesía contra las aspiraciones de los trabajadores y sectores más expl Han pasado algunos días desde que el Tribunal Electoral (TEPJF) diera su fallo a favor de Felipe Calderón y de esta forma se materializara el fraude electoral perpetrado por la burguesía contra las aspiraciones de los trabajadores y sectores más explotados de nuestro país. Según los expertos magistrados los votos a los principales partidos fueron: para el PAN, 14.916.927 votos y para la coalición Por el Bien de Todos, 14.683.960 votos; situación bastante ridícula tomando en consideración las miles de fallas e inconsistencias de la elección y que no permitirían una certeza de las votaciones con este panorama tan cerrado. Evidentemente nuestra lógica no es la lógica de los magistrados, fieles guardianes de los intereses de la clase explotadora.

Es claro qué clase de presidente será Felipe Calderón y a qué clase representa. Con una historia de ataques a los trabajadores, de corrupción en los puestos públicos en los que ha laborado, incluso con un amaestramiento por parte de una de las principales universidades norteamericanas, no es muy difícil comprender que será la continuación de la política de derecha, antiobrera de Fox. El mismo FeCal ha hecho alusión que sus objetivos son llevar adelante las reformas que no se han impulsado o no han pasado hasta hoy. Aunado a las presiones del imperialismo internacional no tardará en lanzar los ataques contra los trabajadores, no hay duda de que habrá ataques fuertes contra los derechos históricos de los trabajadores y que sólo la unidad de todos los trabajadores sindicalizados y no sindicalizados y una lucha seria y decidida lograrán frenarlos.

Por supuesto que para los que se opongan les aplicará la mano dura de la que tanto presume, "para ello indicó que las fuerzas armadas tienen como tarea servir a México y así seguirá siendo. `El pueblo aprecia su lealtad a la Constitución; mi gobierno habrá de fortalecer su papel de ser garante de la soberanía nacional.´". (La Jornada, 5/9/06) La burguesía y sus representantes siempre que habla de "soberanía de la patria", de nación o cosas parecidas, en realidad a lo que hacen referencia es a la patria de los ricos y a la soberanía de la gran propiedad privada; Fecal lo que nos dice, un tanto barnizado, es que va a proteger los intereses de los banqueros y empresarios y para ello echará mano de las fuerzas armadas debidamente fortalecidas.

Comienza hoy, hoy, hoy

Inmediatamente después de que el tribunal levanta la mano de FeCal, la respuesta de los trabajadores no se ha dejado esperar. Para recibir su constancia de mayoría realizaron un dispositivo policíaco monumental para protegerlo de las masas enfurecidas, el acto se redujo a 17 minutos con discursos de FeCal y del magistrado Leonel Castillo, a tal grado llegaron las protestas que entró y salió por la puerta trasera. Los discursos se enfocaron en llamados a la unidad y a olvidar las diferencias pues a final de cuentas somos mexicanos civilizados. Lo que no comprenden estos nerviosos individuos es que es algo complicado olvidar la miseria y la explotación que se vive día a día y que el mismo proceso electoral nos ha demostrado que hay dos clases de mexicanos: unos que lo tienen todo y otros que no tienen nada además de que tienen preferencias electorales diferentes.

Este acto es el banderazo de salida para las protestas de los trabajadores contra el presidente electo ilegítimo. En los festejos panistas la sombra de AMLO y de los millones que lo apoyan se hicieron sentir con los extraordinarios operativos policíacos. Así protegidos con miles de policías y cientos de vallas, además de una asistencia bastante modesta, los panistas están sintiendo el ambiente de vacío que representará su gobierno, la combatividad de la clase trabajadora y la necesidad de protegerse de la clase más numerosa e importante del país.

En el primer estado que visita FeCal, la situación no fue muy distinta: cientos de perredistas buscando manifestarse frente al panista, los actos programados no se llevaron a cabo o fueron actos que en vez de solemnidad provocaban risa, en fin, el pueblo de su estado natal, Michoacán ha dejado claro que no podrá pararse en ningún punto de la República sin cientos de policías y en lugares cerrados. Estas protestas deben aumentar de tono y sería más conveniente que el día que visitara Calderón algún estado, estos boicots fueran acompañados de huelgas y cierres de carreteras.

Gobierno ilegítimo y la fuerza de los trabajadores

La crisis en la que se encuentra actualmente el sistema capitalista orilla al imperialismo a salir del atolladero echando la crisis a la espalda de los trabajadores, regularmente es su salida y los trabajadores terminamos pagando los platos rotos. Para aplicar la política de ataques a los niveles de vida de las masas se necesita un gobernante "pelele" como dice Obrador, es más difícil presionar a un gobernante de izquierda pues llega con el apoyo de la mayoría y en ocasiones se da el caso en que la izquierda protege más a los votantes que a los intereses de la oligarquía como sucede en Venezuela con Hugo Chávez. La burguesía ha aprendido a lección y está utilizando todas sus mañas para evitar que López Obrador sea el presidente y pueda seguir una política más cercana a los trabajadores.

En este juego es donde entra Calderón quien es un presidente electo antidemocráticamente y esto no lo podrá cambiar nunca. Además que es un fiel representante de la burguesía, cosa que tampoco va a cambiar nunca. El tipejo está ahí para cubrir las necesidades de la burguesía y del imperialismo. La orden del amo es atacar, atacar y atacar, su gobierno ilegítimo no dará respiro a los ataques contra nuestros derechos, con una mano arrebatará y con la otra dará de garrotazos. Existen reformas pendientes, entre las que destacan las del ISSSTE, la reforma a la Ley Federal del Trabajo y las que puedan implementar contra la educación, serán las batallas del próximo periodo.

Existe un factor en la ecuación, el detonante del nerviosismo de la burguesía y de todos sus parásitos como Calderón. Este factor viene siendo la fuerza de los trabajadores, esta potencia reaccionará dos o tres veces más fuerte que la acción de la burguesía. La respuesta de los trabajadores no se hará esperar, miles de obreros, campesinos, amas de casa y estudiantes tomarán las calles cuestionando el gobierno espurio y cuestionando el mismo sistema capitalista, este proceso irá acompañado de una lucha al interior de las organizaciones tradicionales de los trabajadores por una verdadera democratización y recuperándolos como herramientas de lucha. Oportunidades para derribar al gobierno Calderón serán muchas, deberemos aprovecharlas y derrotarlo no sólo a él sino a todo el sistema capitalista que da a luz a criaturas como ésta.

La conciencia y la organización de nuestra clase para lograr nuestro objetivo se ha acelerado enormemente. Incluso en estos momentos contamos con una oportunidad de tumbar a Calderón; La Convención Nacional Democrática la podemos aprovechar para ir consolidando un gobierno de los trabajadores con Obrador al frente. No nos puede bastar con nombrarlo presidente o jefe de la resistencia, es necesario construir una estructura de lucha y de organización de un poder alterno, de un poder de los trabajadores por medio de los comités de barrio, fábrica y escuela vinculados entre sí con representantes electos democráticamente que puedan ser removidos y que ganen el mismo salario que el conjunto de la clase, así como empujar la solución de las demandas de los trabajadores bajo líneas socialistas.

¡Huelga General el 1º de diciembre!

¡Ante un gobierno ilegítimo de la burguesía, un gobierno de los trabajadores!

¡Va a caer, va a caer, Felipe va a caer!


Teoria Marxista

enlaceClasicos