Última hora:

Esta entrevista se realizó el 5 de abril. Acabamos de saber que gracias a esta tremenda lucha, el 17 de abril la empresa ha tenido que echar atrás el ERE y los ataques planteados. Una victoria muy importante que demuestra que la lucha sí sirve y que debe llenar de confianza a todos los trabajadores y mantenerse firme ante nuevos ataques que pueda planetar la empresa. ¡Ni un paso atras!

¡Ni un despido! ¡Stop precarización! ¡En defensa del convenio!

Los trabajadores de la fábrica Productos Tubulares (PT) de Trapagarán llevan desde el 8 de marzo en huelga indefinida y protagonizando una lucha ejemplar y enérgica en las calles de Bilbao y la margen izquierda. Desde Ezker Iraultzailea/Izquierda Revolucionaria hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Karmelo Yanez, trabajador de Productos Tubulares. Queremos agradecer a Karmelo y trasladar todo nuestro apoyo y solidaridad a los trabajadores del PT. Su lucha es la nuestra y de todos los trabajadores.

Ezker Iraultzailea.- ¿Cuáles son los motivos que os llevan a la huelga indefinida?

KY.- Ha venido provocada por las medidas que insinuaron que iban a aplicar. El señor Ullacia que se dedica a “salvar” empresas, ya sabemos a costa de quién, no acudió ni a la reunión. Y en una concentración que tuvimos en las oficinas de TR bajó en plan provocador, queriendo incluso coger el micrófono y todo, cuando no quiso reunirse con los trabajadores.

El 4 de abril ha sido la primera reunión y nos han pedido de todo. En primer lugar 157 despidos. Modificación del convenio laboral totalmente. Todo lo que hemos luchado durante años nosotros y los trabajadores anteriormente lo han tirado por los suelos. Nos quieren aumentar los días de trabajo anuales, reducir a la mitad los descansos, las vacaciones las quieren acortar, quieren modificar los relevos, a la gente que está de día que se paguen la comida ellos. Más el 25% de bajada salarial. Lo quieren todo.

También pretenden cerrar la acería, hay aproximadamente 65 personas y dicen que no es viable. Pero para nosotros la acería es fundamental porque tenemos las instalaciones para hacer cambios muy rápidos, y la acería nos funde y nos surte de esos materiales. Nosotros vemos que el cierre de la acería es el cierre en cubierto de toda la empresa, para que dentro de un tiempo cierren el tren de laminaciones. No queremos pasar por ningún despido.

EI.- ¿Cómo empieza el conflicto en Productos Tubulares?

Karmelo Yanez.- Se inició hace dos años, al empezar con pérdidas en Productos Tubulares y también en Tubos Reunidos, el grupo al que pertenece la empresa. La empresa aduciendo pérdidas nos metió un ERTE, contra el que en un principio se votó en contra, pero por las maniobras de algún sindicato se aceptó, aunque la diferencia de votarlo sólo implicaba el 10% en el sueldo. Estuvimos 3 o 4 meses en ERTE, y cuando terminó y empezaron a entrar más pedidos hemos seguido trabajando, no con demasiados, pero sí suficientes para cubrir el POA, la cantidad de fabricación de tubería. Y últimamente estaban entrando bastantes pedidos. Lo que pasa es que la empresa le echa la culpa a que la energía y la chatarra están muy caras, o incluso que cobramos mucho, fíjate...

Ahora el colmo del colmo ha sido echar la culpa a los aranceles de Trump, cuando nosotros exportamos a EEUU sólo el 12%. La empresa suspendió la primera reunión que teníamos argumentando que las medidas de Trump eran un inconveniente muy importante, que es totalmente mentira. Desde el principio la empresa no nos ha enseñado cuentas, ha ocultado cosas… hasta el día de hoy.

EI.- ¿De dónde vienen las pérdidas que plantean? ¿Qué hay de los beneficios?

KY.- Hay que ver la historia. PT es lo único que queda de la Babcock, una fábrica que llegó a tener 5.000 trabajadores. La fueron liquidando. El PSOE totalmente culpable. Quedaron Paneles y pesada y nuestra empresa. Dijeron que PT era la mala y nos regalaron por una peseta simbólica al grupo TR. La fábrica empezó a funcionar haciendo cambios rápidos, adecuando la instalación y con mucha investigación y trabajo de los trabajadores. Llevamos 15 años de beneficios. Incluso el año 2007 y 2008 nos dieron algo de los beneficios a los trabajadores. Lo que no se meterían ellos en el bolsillo.

Pero es incompresible. El año 2008 pidieron un préstamo de 170 millones al banco para comprar una empresa que se llamaba Condesa, que luego no se compró. Pero como todo iba estupendo para ellos, invirtieron una parte y el resto se lo repartieron como dividendos entre los accionistas. Esa deuda se ha ido agrandando y ahora que han venido las vacas flacas estamos ahogados de deudas. Hace tan sólo tres años teníamos un prestigio muy grande, haciendo tubos a la carta. Y ahora, de la noche a la mañana, llevamos dos años de pérdidas, y quieren que nosotros paguemos las consecuencias, para que de primeras empiecen a despedir. Ellos dicen que llevamos 2 años de pérdidas, pero meten a todo el grupo en el mismo saco, con más de 200 millones de deudas, cuando PT realmente sólo debe 38.

La dirección anterior es muy culpable. El señor Abasolo es premio Corta 2015 (mejor empresario de Euskadi). Se ha jubilado con 2 millones de euros de indemnización. Ha dejado el grupo con 200 millones de deuda y ahí lo tienes. Y aquí nadie tiene responsabilidades. Como la empresa es privada pueden despedir también.

El presidente que tenemos ahora, el señor Gillermo Ulacia, es una persona que por los antecedentes que tiene se ha encargado de empresas en situaciones parecidas y todo a base de recortes. Ha contratado una consultoría que se llama McKinsey, que debe estar entre los primeros del mundo y cobra un dineral. Esos son los que han marcado las directrices de la gente que hay que despedir. Pero no han ido al taller, no han hablado conmigo o con los trabajadores de cómo mejoramos la productividad... Se han dedicado a hablar con los jefes, que son los que han dicho a la gente que hay que despedir.

EI.- ¿Qué os han dicho desde el Gobierno Vasco?

KY.- Es una vergüenza. Se están cargando toda la industria y Urkullu, del PNV, no hace nada. Fuimos a protestar al Guggenheim, cuando tenían una reunión con los representantes del G-20 (Business20) para exportar el modelo industrial vasco. Estábamos 300 trabajadores allí protestando. Y el presidente del comité fue a donde Urkullu con un papel que explicaba la situación para que lo leyera, y le dijo que por la tarde iba a estar con Ulacia y que ya se lo iba a dar. Qué podemos esperar de eso. Por la tarde era la reunión con Ulacia, que nos dejó plantados. Yo creo que fue por la protesta por lo que no apareció. Hemos ido a la delegación de industria del Gobierno Vasco y nos recibieron diciendo que hasta que no vieran las medidas que no podían decir nada. Ya tienen todas las medidas, ahora a ver lo que van a hacer. ¿Sabes lo que van a hacer? nada. Como no lo han hecho con La Naval y con la ACB, no van a hacer nada.

Ahora las empresas privadas pueden hacer lo que les da la gana. Estos empresarios, que se puede demostrar que han hecho una gestión nefasta, no se pueden ir de rositas. Pues se van. Esto puede acabar en cierre de la fábrica. Pero eso es porque las instituciones se lo permiten. Es una vergüenza cómo se están cargando la industria en el País Vasco

EI.- ¿Cómo se han desarrollado las movilizaciones desde que decidisteis ir a la huelga indefinida? ¿Cómo vais a continuar?

KY.- La plantilla está muy unida, como no he visto nunca, y eso que llevo 30 años. Son jóvenes. Para empezar, se han creado comités de huelga que se han encargado de organizar todos los actos y protestas. Hemos ido a Amurrio, a Bilbao, a Sestao de manifestación... Todos los días hay cosas y siempre hay un retén en la fábrica para que nadie entre a trabajar y, de hecho, nadie está entrando. No hay gente trabajando y hay servicios mínimos, totalmente abusivos y además no han pagado a los que han tenido que estar allí.

Cuando fuimos a Amurrio los trabajadores de TR hicieron un paro de dos horas con nosotros en solidaridad. Claro, a ellos de momento no les ha salpicado nada de esto, así que estuvieron la mayoría de los trabajadores 2 horas de paro, que me parece bien. Luego todo esto les va a llegar a ellos, que en realidad tiene más perdidas, pero por ahora no les meten mano. Son casi 900, casi el doble que nosotros y tradicionalmente han luchado más incluso que nosotros.

Yo creo que a la empresa le ha cogido totalmente de sorpresa esta huelga indefinida y todo lo que estamos haciendo. No se lo esperaban. No se esperaban que la plantilla iba a estar tan unida y después de 29 días de huelga íbamos a seguir como lo estamos haciendo. Movilizaciones vamos a hacer todas las que podamos. Hoy mismo hemos estado en las oficinas de TR y con mucha fuerza. Vamos a seguir yendo a las oficinas todo lo que podamos, el sábado hay una manifestación en Sestao, y la mayoría de los días estamos haciendo algo.

EI.- ¿Qué reivindicaciones son las que estáis defendiendo?

KY.- De momento que se retire todo esto y que se sienten a hablar. El martes que viene tenemos una reunión, la segunda con la dirección. Desde la primera reunión ellos tienen 30 días para llegar acuerdos y si no supongo que ellos irán a aplicar las medidas.

Ahora han entregado un taco de hojas con las medidas que he explicado antes y temas técnicos, que lo tienen que estudiar los economistas. Pero la empresa no nos dice nada. La información que tenemos, nos hemos enterado de fuera, préstamos, etc. Compraron una empresa, Almesa, por 25 millones de euros y el año pasado la vendieron por 2 millones. Luego, ¿pagamos los trabajadores las consecuencias? No nos dicen la deuda, o si lo dicen te dicen la más grande que tienen para asustar, pero no dicen lo que estamos pagando de esos intereses. Porque tú miras el EBIDTA y es positiva, pero aún así tenemos millones de pérdidas. Y esto viene de la anterior dirección de Abasolo. Pero ahora ha entrado Ulacia a arreglarlo a base de cortar cabezas.

No vamos a aceptar el ERE de extinción y ningún despido. Que ellos digan la verdad de lo que se debe, de lo que se paga de intereses, porque hemos llegado hasta aquí. En esa empresa ha habido accidentes mortales, es compleja y hay mucha maquinaria en muy poco espacio y encima quieren despedir a gente y que trabajemos más. Va a bajar la seguridad, va a subir la precariedad, puede haber más accidentes y no les importa. Nosotros seguiremos movilizándonos y en la lucha.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos