No a la privatización de los astilleros por el Gobierno croata y la Unión Europea

Los trabajadores de los astilleros en las ciudades costeras de Pula y Rijeka en Croacia, comenzaron una huelga el pasado 22 de Agosto. Exigen el pago inmediato de los salarios atrasados, y ahora, tras años de frustraciones y  desconfianza, también piden el cese de los directivos de la empresa.

Uljanik, propietaria de los astilleros de Pula y Rijeka, es la mayor compañía croata de construcción de barcos, trabajando en sus centros 4.500 personas aproximadamente. El astillero de Pula fue parcialmente privatizado hace cinco años, aunque el Estado y los trabajadores mantienen aún ciertos controles y participación, pero las condiciones de los trabajadores se han deteriorado desde que comenzó este proceso de privatización. La Unión Europea se ha convertido en un obstáculo impidiendo que el Estado pueda mejorar las condiciones laborales y salarios de los trabajadores, abogando de hecho por la privatización completa de todos astilleros croatas, habiéndose privatizado ya cuatro astilleros como parte del acuerdo para que Croacia pudiera acceder a la UE.

Si tiene lugar la completa privatización de los astilleros se perderá uno de los mayores centros de trabajo del país que, incluyendo empresas subcontratadas y proveedores, supondría la pérdida de 10.000 puestos de trabajo. Los trabajadores temen que estos puestos sea reemplazados por puestos de trabajo precarios y mal pagados en la industria del turismo. También creen que la dirección actual del astillero esta pensando en vender la planta, o aplicar un llamado "plan de reestructuración" en vez de un plan para mejorar la producción, y de ahí que una de sus principales reivindicaciones sea que la dirección de la empresa sea cesada.

El primer día de huelga cientos de trabajadores se concentraron frente a las puertas de Uljanik, cerrándose la planta ya que la mayoría de los trabajadores participaron en la huelga. Los trabajadores generaron una enorme presión sobre sus representantes sindicales para que llevaran adelante sus principales reivindicaciones, no cumpliendo estos con dicha tarea. Fruto de ello muchos trabajadores perdieron la confianza en parte de los dirigentes del sindicato, formando un comité de huelga no oficial de cara a continuar y dirigir la lucha contra la dirección de la empresa. Como consecuencia de la presión de los trabajadores, los dirigentes oficiales del sindicato comenzaron a señalar que la Junta Directiva de la empresa reemplazaría a la actual dirección de la misma si no se cumplían las exigencias de la plantilla.

El 27 de agosto a mediodía, los trabajadores decidieron marchar hacia el ayuntamiento a través de la ciudad para dar a conocer sus reivindicaciones, negándose todos los concejales del ayuntamiento a hablar con ellos. Pese a todo, la marcha dejo muy claro el enorme apoyo de la ciudad a los trabajadores, ya que a medida que avanzaban salían personas de las tiendas a mostrar su solidaridad, o eran pitados desde los coches que pasaban como una muestra de apoyo a su lucha. El astillero es un centro de trabajo fundamental para la ciudad y casi todo el mundo tiene familiares o conocidos que trabajan allí o dependen de esta industria.

Desde entonces, la huelga continua y ha habido numerosas manifestaciones en Pula, así como una gran manifestación frente a la sede del Gobierno nacional en Zagreb, contando con la participación de más de 1.000 trabajadores. La presión desde abajo ha forzado al gobierno a garantizar que los salarios atrasados serán pagados y a que la actual directiva de la empresa haya anunciado que se marcha. Un resultado tremendo consecuencia de la fuerza de la lucha.

Sin embargo, esto es solo el comienzo en la lucha por mantener el astillero abierto y mejorar sus condiciones. Los trabajadores están unidos en su lucha contra las directivas de la Unión Europea y contra el gobierno corrupto de Croacia, así como contra los inversores privados cuyo único objetivo conseguir beneficios a su costa. El pueblo ha adquirido conciencia de que defender el astillero de Pula es defender la propia ciudad de Pula.

Hacemos un llamamiento a todos los trabajadores, sindicatos, asociaciones y activistas para que manden mensajes de solidaridad y apoyo al comité de huelga y al conjunto de los trabajadores. Podéis mandar vuestros mensajes de solidaridad a, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Exigimos

  • • Pago inmediato de todos los salarios atrasados.
  • • Subsidios estatales para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, sin importar lo que señalen las directivas de la Unión Europea.
  • • Investigar las cuentas del Uljanik Group y de todos sus grandes inversores, como Danko Roncar, para que los trabajadores puedan conocer realmente la verdadera situación financiera del astillero.
  • • Elaborar una estrategia y un programa para que los astilleros puedan operar bajo el control de los trabajadores.
  • • Cese de la actual directiva de la empresa, y establecimiento del control obrero para que se dirija el astillero atendiendo a los intereses tanto de los trabajadores como de los habitantes del pueblo, y no a los intereses de grandes directivos y multimillonarios.

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos