Hace 101 años, la rebelión de las faeneras de Málaga sacudió la ciudad durante 12 días, desembocó en una huelga general que paralizó la economía y terminó con una gran victoria. En enero de 1919, la clase trabajadora vivía una auténtica situación de miseria: analfabetismo, barrios obreros insalubres, enfermedades y jornadas laborales de 14 horas sin descanso dominical.

Una lucha ejemplar

El 9 de enero de 1919 la última subida del pan desencadenó una auténtica explosión y 800 faeneras encabezadas por 8 obreras (Dolores Guerrero, Bernarda Martín, María Núñez, María Rodríguez, Antonia Jaime, Concepción Mesa, María Pareja y Dolores Fernández) salieron en manifestación espontánea por las calles de Málaga, presentaron sus exigencias ante el Gobernador y el Alcalde y les dieron 2 días para cumplirlas. Pedían una bajada de precios generalizada en los alimentos, acceso a patatas y pescado y el fin de la especulación de burgueses y comerciantes de la oligarquía. Transcurridos 5 días sin solución al conflicto, las faeneras organizaron una asamblea a la que acudieron 8.000 personas, entre ellos dirigentes de sociedades obreras de la CNT y la UGT.

De esta asamblea salió la convocatoria de la masiva manifestación del 15 de enero, en la que mujeres y hombres de La Trinidad y el Perchel en una columna, la Victoria en otra y los obreros de los altos hornos de Huelin en otra, abarrotaron el centro de la ciudad. Esta vez la oligarquía estaba preparada para reprimir y hubo cargas policiales que fueron repelidas con palos y piedras por la manifestación. Finalmente los disparos de la Guardia Civil acabaron con 4 muertos y muertas y más de 30 heridos.

A la mañana siguiente las autoridades cerraron los locales de las organizaciones obreras para intentar evitar una respuesta organizada a la represión del día anterior, pero lejos de dejarse intimidar, la clase trabajadora respondió con una gran huelga general que paralizó la ciudad durante 5 días y con una masiva manifestación de 12.000 personas al Hospital Militar donde estaban los cuerpos de los fallecidos. El diario ABC informaba el día 18 de una “total paralización del comercio y de la industria en Málaga entera. Las sociedades obreras y las asociaciones de dependientes del comercio manifestaban terminantemente que mantendrán la actual huelga”. Hoy nos miramos en esta maravillosa revuelta obrera impulsada y encabezada por auténticas luchadoras, que venció a la oligarquía y consiguió la bajada de precios en los alimentos.

101 años después seguimos la lucha, hacia la huelga general feminista del 8M

Hoy las mujeres de clase trabajadora seguimos estando doblemente oprimidas. Por eso recordamos la lucha de las faeneras y de tantas otras revolucionarias anónimas que hicieron avanzar nuestros derechos, para aprender de su experiencia y recoger su testigo.

Desde Libres y Combativas, el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria sabemos que la defensa de los derechos de la mujer tiene que ir de la mano de la lucha del conjunto de la clase trabajadora, como demuestra el ejemplo de la revuelta de las faeneras. Sólo con la lucha revolucionaria para transformar el sistema podremos conseguir el fin de la opresión capitalista y patriarcal. La huelga general feminista del próximo 8M será un paso adelante importante para conseguirlo, por eso exigimos a los y las dirigentes de CCOO y UGT que convoquen huelga general de 24h. ¡Basta ya de paros simbólicos y de feminismo de postín! ¡No queremos paros de 2 horas, queremos parar absolutamente todo!

La organización y la lucha son el único camino para conseguir nuestra liberación y la de nuestra clase, por eso llamamos a todas y todos a la manifestación en memoria de la revuelta de las faeneras el próximo sábado 12 de enero a las 11h en Calle Cuarteles (frente al monumento a Blas Infante) y a desbordar las calles el próximo 8 de marzo.

¡Viva la lucha de las faeneras! ¡Viva la lucha de la mujer trabajadora!


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01