Para todos los activistas del movimiento obrero tiene una vital importancia, más aún ante los periodos que nos vamos a encontrar, el profundo estudio y conocimiento de todas las luchas y conquistas de la clase obrera, tanto dentro como fuera de nuestPara todos los activistas del movimiento obrero tiene una vital importancia, más aún ante los periodos que nos vamos a encontrar, el profundo estudio y conocimiento de todas las luchas y conquistas de la clase obrera, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Hoy Cuba aparece en las primeras páginas de la prensa burguesa porque son conscientes del periodo tan trascendental y delicado que atraviesa. Más allá de si un diputado del PP entra o no en la isla o de si Europa aumenta su comercio, el futuro de la revolución está en juego.

Hace algo más de 45 años, la guerrilla de Fidel Castro era recibida de manera triunfal en La Habana, poniendo fin a la cruenta y sanguinaria dictadura de Batista. En los sucesivos años, la isla se convirtió en un modelo de lucha y resistencia para los pueblos oprimidos del mundo.

Cuba continúa, hoy día, manteniendo un régimen de economía planificada, aun con la caída de la URSS, y soportando el brutal bloqueo norteamericano.

Con todo, la posibilidad de un retroceso en las conquistas de los trabajadores cubanos continúa presente, la restauración del capitalismo aún es posible. No podemos dejar de destacar lo que supondría en la moral de millones de trabajadores el derrumbe de Cuba, sobre todo entre nuestros compañeros de la América Latina, que hoy más que nunca, se juegan su destino. Sin embargo, el triunfo de una revolución socialista en líneas sanas en cualquier país conduciría a Cuba hacia un régimen genuinamente socialista y por ende totalmente democrático.

Los jóvenes socialistas debemos ser plenamente conscientes de lo que ocurre hoy en Cuba. La defensa de lo que significa la revolución cubana, del sistema económico al servicio del pueblo, de las ideas de emancipación que inspiraron el pensamiento de grandes socialistas como Ernesto Che Guevara, debe ser incuestionable por nuestra parte.

Por otro lado, el régimen revolucionario ha derivado, lamentablemente, en un régimen autoritario y de recorte de libertades. Desde el punto de vista socialista, debemos denunciar estas degeneraciones burocráticas y autoritarias del régimen cubano. Si hay algo que caracteriza al socialismo es su ansia de libertad y democracia, sólo comparable con su sed de justicia e igualdad.

Debemos defender y denunciar, al mismo tiempo, lo bueno y lo malo de Cuba. Defender lo que tiene de revolucionario y de socialista, así como denunciar, con ánimo de enmendar, sus errores.

Como socialistas y, por tanto, como internacionalistas, nos preocupa el futuro de Cuba. La correcta defensa de Cuba y de su revolución pasa por futuras conquistas en América Latina y en el mundo. Un discurso socialista inspirado en los valores del internacionalismo proletario, debe prestar especial atención a los procesos que viven hoy Venezuela y Bolivia, así como toda la América Latina, porque allí también se decide el futuro de Cuba.

Victorias socialistas en otros países conducirían a Cuba a romper su aislamiento político y económico, democratizando profundamente la revolución. Y esta debe ser nuestra manera de reclamar la ausente democracia interna en Cuba: defendiendo las ideas de la revolución cubana y el triunfo del socialismo a escala mundial.

La receta que los poderosos quieren para la isla pasa por restaurar el capitalismo, los jóvenes socialistas no podemos caer en su juego.

Debemos trabajar para hacer cierta la cita del Che respecto a Cuba y convertirla en “un espejo para que se miren en él los pueblos del mundo oprimido que lucha por su libertad”. Para ello, deben ser los trabajadores y la juventud quienes tomen las decisiones de calado, y no la obsoleta burocracia.

La defensa del socialismo democrático en Cuba pasa por la defensa de la revolución mundial, así pensamos los jóvenes socialistas y así quiso Ernesto Guevara que fuera: “El joven socialista no puede estar limitado por las fronteras de un territorio. Debe practicar el internacionalismo proletario y sentirlo como cosa propia”.

Ismael García

Secretario de Organización de las JJSS de Leganés · Delegado al Comité Regional de las JJSS de Madrid

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas