Durante las últimas semanas cientos de trabajadores, estudiantes y dirigentes sindicales y políticos de todo el mundo se han interesado a la lucha por la nacionalización y el control obrero en Venepal y por el establecimiento de un núcleo de desarrolDurante las últimas semanas cientos de trabajadores, estudiantes y dirigentes sindicales y políticos de todo el mundo se han interesado a la lucha por la nacionalización y el control obrero en Venepal y por el establecimiento de un núcleo de desarrollo endógeno en la empresa y la comunidad de Morón. Los jóvenes y obreros revolucionarios de muchos países están comprendiendo la importancia de la lucha en Venepal por el poder obrero y popular que estamos encabezando en el interés de la Revolución de Venezuela.

Lo más importante de todo es la solidaridad efectiva de la clase trabajadora de Venezuela y el claro apoyo del Comandante William Izarra. Sin embargo, la campaña internacional de solidaridad con los luchadores de Venepal es igual de importante que la presencia de la emisora gubernamental VIVE TV en la empresa. Los camaradas de la Corriente Marxista Revolucionaria de Venezuela y su periódico El Topo Obrero sabemos que la clase obrera tiene mucha fuerza, pero también sabemos que es importante echar mucha leña al fuego para ganar la batalla. La batalla la están librando contra una poderosa multinacional, como lo es Smurfit, y por ello es necesaria también una lucha obrera internacional.

A pesar de la enorme riqueza de la empresa, los capitalistas que todavía poseen Venepal no sólo no la han puesto a producir sino que han decidido cerrar la planta productora de papel, dejar de pagar a los 400 trabajadores sus salarios y vender toda esta riqueza a una multinacional de capital mayoritario estadounidense, Smurfit. Los capitalistas yanquis ya se han hecho con varias instalaciones de la empresa e incluso han desmantelado la maquinaria de alguna de ellas, llevándosela a Colombia donde la mano de obra resulta más barata y el estado permite matar a los sindicalistas.

Si no lo impedimos con la lucha, Smurfit despedirá a todos los trabajadores revolucionarios que apoyamos este proceso. Nos sustituirá por trabajadores eventuales, sin derechos sociales ni laborales, sin sindicatos, y especulará con todas las riquezas mencionadas. No permitiremos que se repita el caso de Viasa, cuando la multinacional española Iberia se quedó con los mercados de la línea aérea venezolana y desmanteló y saqueó toda su riqueza. En medio de este proceso revolucionario los trabajadores y el pueblo hemos comprendido que Venepal es del pueblo y toda esta riqueza debe ser nacionalizada y puesta a funcionar bajo nuestro control.

Esto es posible, los trabajadores ya frenamos el desmantelamiento de la empresa hace un año tomando la empresa por 77 días y poniéndola a producir: bajo nuestra gestión, se batieron récords de producción. Hasta hemos diseñado planes para producir cuadernos para las campañas educativas y las escuelas bolivarianas.

Esta lucha es de una importancia fundamental para el futuro del proceso, tal como decía una compañera de una UBE de la localidad al final de la marcha que se celebró el pasado 30 de septiembre, “la lucha de Venepal contra el cierre, es una segunda Batalla de Santa Inés, es la batalla de Venepal”.

Si Venepal se cierra y la multinacional se sale con la suya será un señal para los capitalistas y multinacionales de la actitud poco beligerante del gobierno bolivariano ante los cierres de empresas y desencadenaría una cadena de cierres de empresas a lo largo y ancho del país continuando con su campaña de sabotaje al proceso revolucionario. Con Venepal la clase capitalista y el imperialismo están introduciendo el dedo en el agua del movimiento revolucionario y midiendo la temperatura tanto a este gobierno como al conjunto del movimiento obrero.

Pero para conseguir que toda esta riqueza revierta en Venezuela necesitamos la solidaridad de toda la clase obrera venezolana e internacional. Es muy importante que enviéis resoluciones al Presidente Chávez y al Ministerio de Trabajo para que el gobierno expropie a los actuales empresarios y ponga a funcionar la empresa bajo el control de los trabajadores.

Corriente Marxista Revolucionaria

Venezuela

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas