Pedro Sánchez se queda. Qué burda maniobra de propaganda para no tocar al régimen del 78
Escalada bélica en Oriente Medio. El imperialismo occidental es responsable
Guerras imperialistas, genocidio y totalitarismo. ¡Es el momento de unirte a los comunistas revolucionarios!
V. I. Lenin (1924-2024). Retrato de un revolucionario
Centenario de Lenin. Los artículos, tesis, manifiestos y trabajos teóricos del líder bolchevique en 1917
Más de 300 personas en la inauguración del Espacio Rosa Luxemburgo
Documento de perspectivas mundiales aprobado en el III congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional
Lucha con los comunistas revolucionarios ¡Organízate en Izquierda Revolucionaria!

banner

banner

banner

210406 13
210406 13


¡Se acabó!

En el último mes, los miembros de la comunidad educativa de la Universidad Pablo de Olavide hemos asistido a un espectáculo bochornoso: un cierre de filas total por parte del Rectorado para defender activamente a José Luis Sarasola, un profesor, recién nombrado catedrático, que ha sido denunciado públicamente por ser un acosador, un machista y un racista. Este Rectorado, con la ayuda de la Oficina para la Igualdad, no solo se ha dejado la piel protegiendole durante años, sino que incluso cuando las estudiantes hemos dicho “hasta aquí”, y nos hemos movilizado, su actitud ha sido de complicidad total, encubriendo los hechos y silenciando a las víctimas.

Pero lo más grave, es que José Luis Sarasola no es un caso aislado. Desde que se hicieron públicas las denuncias contra este personaje, son decenas las estudiantes que han expuesto el acoso y abusos que han sufrido por parte de otros profesores. En estos casos, el Rectorado tampoco ha movido un dedo. Seremos claras: si pueden hacer lo que hacen es porque cuentan con la complicidad de todas las instituciones universitarias. ¿Cómo puede ser que acosar a alumnas no tenga consecuencias? ¿Cómo pretenden que nos sintamos protegidas con esta escoria formando parte de la comunidad educativa con total impunidad?

Cinismo sin límites y censura marca Olavide

Durante años hemos escuchado las palabras vacías del Rectorado sobre igualdad y feminismo. Esta propaganda es de sobra conocida en la UPO, pero a la hora de la verdad nos encontramos con el mismo machismo y desprecio que en el resto de las instituciones de este sistema. El empeño en silenciar a las víctimas ha llegado tan lejos que el equipo de gobierno ha profundizado su actitud antidemocrática.

Muchas palabras sobre respetar los derechos de los y las estudiantes, pero a la hora de la verdad no hay ningún problema en ordenar a todo el personal de administración y servicios que se arranquen los carteles que señalan a Sarasola. Luego tenemos que escuchar discursos muy bonitos sobre la importancia de denunciar el machismo ¡a menos que sea un miembro reconocido de esta universidad!

Basta de palabras ¡QUEREMOS HECHOS!

La impunidad de la que gozan estos elementos es tan grande que hace unos días el propio Sarasola intentó agredir a una compañera de Libres y Combativas cuando pegaba carteles convocando la concentración del 6M. Sin embargo, el Rector dice que no puede hacer nada. ¡Qué vergüenza! ¿Cómo es posible que no podamos sentirnos seguras en nuestra propia universidad? Claro que puede hacer algo. Puede cesar fulminantemente a Sarasola y a todos aquellos que reproduzcan este acoso machista. La cuestión es que no quiere. ¡Estamos hartas!

Pero ni su desprecio ni su censura nos van a parar. Son decenas las estudiantes que ya han dicho “se acabó” a años de abuso y acoso. No vamos a hacer como si nada mientras el machismo queda impune. Vamos a organizarnos y luchar hasta que la universidad sea un espacio 100% libre de machismo, racismo y fascismo.

La lucha nos ha dado mucho. No estamos aisladas, estamos unidas y organizadas, y eso nos hace tremendamente fuertes. Por eso os llamamos a todas y a todosa participar en la concentración del miércoles 6 de marzo, a las 12h frente al Rectorado. Además, os llamamos a participar en la movilización estudiantil del 8M, a las 12h en Plaza Nueva, y a volver a llenar las calles en las movilizaciones unitarias de la tarde.

¡Basta ya de violencia machista!

¡Fuera abusadores de la Universidad!

¡Ninguna agresión sin respuesta!


banneringles

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas