El viernes 16 de abril, cerca de 2.000 jóvenes, trabajadores y vecinos del barrio de Vallekas nos hemos movilizado en solidaridad con los trece detenidos –que hoy finalmente ya se encontraban en libertad, aunque sus casos continúan abiertos– contra la represión policial que han sufrido decenas de antifascistas a raíz del mitin-provocación de Vox y contra la ultraderecha.

Desde la ya famosa Plaza Roja hasta la Asamblea de Madrid, hemos gritado con fuerza que la juventud y la clase trabajadora vallekana no daremos ni un paso atrás contra quienes pretenden reprimirnos y devolvernos a los tiempos de la dictadura a golpe de porra. “Aquí están los antifascistas”, “fuera fascistas de nuestros barrios”, “No, no, nazis no”, “Libertad de expresión sin pasar por la prisión” o “Libertad detenidos por luchar”, han sido algunas de las consignas que han resonado por las calles de nuestro barrio.

Izquierda Revolucionaria y el Sindicato de Estudiantes hemos participando enérgicamente en la movilización con nuestras pancartas, megáfonos, periódicos y hojas. Y hemos exigido la dimisión de Grande Marlaska y la delegada del Gobierno en Madrid, quienes han colocado las fuerzas represivas al servicio de la ultraderecha franquista, machista y racista de Vox.

Que en pleno siglo XXI y bajo un Gobierno PSOE-UP, la policía y la guardia civil, llena de simpatizantes y militantes de Vox, continúe violando los derechos humanos y ejerza su derecho impune a la violencia y a la tortura es un verdadero escándalo.

Vallekas marca el camino. Fascismo, ¡ni en las urnas ni en las calles!

La concentración del pasado miércoles 7 de abril contra el acto de Vox en Vallekas no sólo ha sido una gran inspiración para el conjunto de la clase trabajadora de Madrid –despertando una grandísima simpatía también a nivel estatal– sino que también ha demostrado algo crucial en el contexto político que estamos viviendo: que al fascismo y a la reacción sólo los podremos derrotar enseñando el puño del movimiento obrero y la juventud en acción.

En dos días arranca la campaña electoral de las elecciones del 4 de mayo. Unos comicios donde todos los que hemos sufrido las políticas criminales del Partido Popular y Díaz Ayuso nos jugamos mucho. Tenemos que movilizarnos masivamente en las urnas, por supuesto. Pero es importante señalar que con votar no basta. Que a la extrema derecha no la derrotaremos en las instituciones del Régimen del 78 que la protege y la ampara. Tampoco derrotaremos a Abascal y a Ayuso diciendo que hay que “ignorarlos” o cantar desde los balcones, o dejándoles el espacio libre para que diseminen su mensaje de odio en los barrios obreros. Al contrario, eso es lo que les da alas.

Al fascismo lo tenemos que combatir con la movilización de masas, defendiendo una política revolucionaria y aplicando un programa verdaderamente de izquierdas. Sólo rompiendo con las políticas capitalistas frenaremos el avance de Vox y de sus secuaces.

 


Teoria Marxista

enlaceClasicos