El gobierno ha anunciado la cuantificación de la memoria económica que acompañará la nueva ley educativa (LOE). Es la primera vez que un gobierno hace algo así. El gobierno ha anunciado que invertirá 6.000 millones de euros durante los próximos cincoEl gobierno ha anunciado la cuantificación de la memoria económica que acompañará la nueva ley educativa (LOE). Es la primera vez que un gobierno hace algo así. El gobierno ha anunciado que invertirá 6.000 millones de euros durante los próximos cinco años. Esta cifra no es del todo cierta ya que está inflada con el dinero que correspondería a las becas universitarias (900 millones de euros) que no tiene que ver con la nueva LOE. Como veremos esta inversión es claramente insuficiente e incluso comunidades gobernadas por el PSOE se han quejado de esta insuficiencia.

Desde 1993 las administraciones han dejado de invertir 19.000 millones de euros en la educación, mientras que aumentaban en un 80% las subvenciones y conciertos destinados a la educación privada concertada: un constante trasvase de recursos públicos a manos de los que entienden la educación como un negocio. Un plan serio de financiación pasaría por recuperar ese dinero que se ha dejado de invertir, pero para la educación pública, que es la que ha sufrido una merma constante de recursos.

Sin embargo, la propuesta del ministerio no considera exclusivamente la educación pública, sino el conjunto del sistema educativo. El texto de la ley garantiza que se concierte la segunda etapa de educación infantil (3-6 años) y, además, que se aumenten las plazas de la primera etapa (0-3 años) a través de acuerdos con “otras entidades”. En ningún lugar hay un plan claro de construcción de plazas públicas para infantil. Por tanto los 2.000 millones de euros que se dedicarían a incrementar las plazas del primer ciclo y para garantizar la gratuidad del segundo ciclo de infantil se destinará en una parte muy importante a pagar nuevos conciertos educativos. Además, como el anteproyecto abre nuevas vías de financiación a la privada-concertada, podemos afirmar que más de un tercio del dinero total que el gobierno piensa invertir en la educación se irá directamente a manos de los empresarios.

Para la lucha contra el fracaso escolar el proyecto pretende invertir no más de 650 millones de euros. La insuficiencia de esta cifra se demuestra en que la medida más contundente para combatir el fracaso escolar, que había sido prometida por el PSOE en la campaña electoral, ha sido abandonada por el gobierno: recudir el número de alumnos por aula. Así tendríamos una educación más individualizada. El dinero que se va a destinar a nuevos conciertos debería servir para reducir las ratios en los centros públicos.

Por un 7% del PIB

para la educación pública

La calidad de la enseñanza pública requiere una apuesta clara de inversión. Si el sistema educativo español suspende el informe PISA se debe fundamentalmente al atraso histórico que aún sufrimos (durante el franquismo en Europa se invertía cinco veces más en educación que aquí) y al retroceso que hemos sufrido durante los ocho años negros del PP. Las necesidades de la educación PÚBLICA pasan por destinar YA esos 6.000 millones de euros en un plan extraordinario de choque, además de alcanzar, en esta legislatura, el gasto público del 7% del PIB para la educación pública. Para conseguir estos objetivos una memoria económica no es suficiente, sobre todo, cuando ésta puede incumplirse: no hay ninguna garantía de que en el 2010 se hayan cumplido los planes previstos. Además, la gestión y distribución de ese dinero dependerá de lo que haga cada administración, algunas de las cuales ya han demostrado que no tienen ninguna intención de defender la educación pública.

Los recursos SÍ existen, lo que sucede es que no se destinan a cubrir las necesidades sociales. De hecho, en los Presupuestos Generales del Estado de este año se destinaron 40.000 millones de euros para subvencionar a las grandes empresas y otros 19.000 millones de euros para pagar la deuda que el Estado tiene con la gran banca. ¡Esos son los recursos que necesita la educación pública!

Juanjo López

Secretario general del Sindicato de Estudiantes


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas