Con fecha 22 de marzo el Juzgado de lo Social de Málaga ha sentenciado como nulo el despido de la compañera Ana Mari, camarera de pisos, reconociéndole una antigüedad de 20 años y condenando la acción de la empresa por vulneración de derechos fundameCon fecha 22 de marzo el Juzgado de lo Social de Málaga ha sentenciado como nulo el despido de la compañera Ana Mari, camarera de pisos, reconociéndole una antigüedad de 20 años y condenando la acción de la empresa por vulneración de derechos fundamentales de la compañera.

Textualmente la sentencia judicial dice lo siguiente “Que estimando parcialmente la demanda sobre despido interpuesta por Dª Ana María Santaella Gil frente a la empresa Al Rima SA y habiendo sido llamado el ministerio Fiscal, debo declarar y declaro la nulidad radical del despido practicado el 13.11.03, declarando el carácter vulnerador de derecho fundamental del mismo y condenando a la empresa demandada a readmitir de inmediato a la actora en su puesto de trabajo y en las mismas condiciones anteriores al despido, así como satisfacerle el importe de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que la readmisión tenga lugar a razón de 45 euros diarios” (el subrayado es nuestro).

Asimismo, en los fundamentos jurídicos de la sentencia se señala que el despido no fue por su bajo rendimiento sino por las bajas por enfermedad con fines de escarmiento para el resto del personal del hotel y se dice “puede sospecharse fundadamente que el despido de la actora obedeció a motivos distintos del de su bajo rendimiento (...) es posible pensar por el contrario que su cese obedeció a las bajas por enfermedad sufridas por la actora (...) reforzando la interpretación de la actora sobre producción de cese con fines ejemplificadores para el resto del personal con la llegada de una nueva dirección al hotel”.

Todos los compañeros y compañeras que luchamos por su readmisión nos felicitamos por esta sentencia favorable para la compañera que no tiene precedentes en la provincia de Málaga y que va a suponer un importante avance para miles de trabajadores de la provincia en la defensa de la estabilidad en el empleo y de nuestro derecho fundamental a la baja por enfermedad.

Queremos resaltar que esta sentencia no hubiese sido posible sin el ejemplo de lucha y constancia de los trabajadores. En primer lugar, de la compañera Ana Mari por su constancia en la defensa de su puesto de trabajo y, en segundo lugar, por la lucha de las compañeras y compañeros del hotel Puente Romano que la apoyaron y por la solidaridad de otros trabajadores del sector, demostrando que la lucha y la constancia es la mejor garantía para defender y avanzar en nuestros derechos como trabajadores.

David Bernardo Nevado

Miembro del Comité de Empresa

del Hotel Puente Romano por CCOO

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas