En Asturias hemos visto a los trabajadores de las empresas auxiliares en huelga durante casi un mes pidiendo, simple y llanamente, “a igual trabajo, igual salario”. No estaban pidiendo nada más que cobrar lo mismo que los demás trabajadores de las eEn Asturias hemos visto a los trabajadores de las empresas auxiliares en huelga durante casi un mes pidiendo, simple y llanamente, “a igual trabajo, igual salario”. No estaban pidiendo nada más que cobrar lo mismo que los demás trabajadores de las empresas matrices en las que están, como Aceralia, Alcoa... Empresas en las que también los trabajadores tuvieron que pelear por unas condiciones más o menos dignas, pues como hemos podido comprobar la patronal no regala nada y es necesario pelear hasta por lo más básico.

Lejos de las mentiras que día tras día vertía la prensa “independiente” (independiente de los trabajadores, que no de los empresarios), el conflicto empezó, no por culpa de unos trabajadores que “querían destruir la economía asturiana”, sino por el ansia de beneficios de la patronal de las auxiliares y por el interés de la dirección de Aceralia de tener a los trabajadores divididos y repartidos entre decenas de empresas, cada una con diferentes condiciones, salarios...

Mientras la patronal y la prensa burguesa acusaban a los trabajadores de la “catástrofe que esto supondría para Asturias”, los empresarios ofrecían a los trabajadores un aumento del 3%, mientras que el IPC está rondando el 4. En otras palabras, les seguía planteando que de nuevo perderían dinero, que tendrían que seguir haciendo horas extras para poder llegar a fin de mes, para poder pagar la carrera de sus hijos o, simplemente, para poder pagar la hipoteca, el coche o la luz. Es evidente que para esos señores, las dificultades económicas de los trabajadores no suponen ninguna “catástrofe para Asturias”.

Esta es la realidad de la lucha de los trabajadores de auxiliares, el poder tener un sueldo digno para poder llegar a fin de mes, para poder mejorar las condiciones de vida de sus familias, para no tener que estar 12 o 14 horas diarias en el tajo...

Por eso para los compañeros del Sindicato de Estudiantes esta lucha no era algo ajeno a nosotros, pues la mayoría de los estudiantes somos hijos de trabajadores, que sufrimos también esas condiciones en casa y que mañana nos tocará sufrir directamente cuando entremos a currar en uno de esos puestos de trabajo. Por eso salimos junto a los trabajadores de las auxiliares, repartimos panfletos en los institutos, pegamos carteles por las calles o estuvimos en los piquetes. Porque esta lucha significaba mejorar las condiciones de trabajo hoy, pero también el mejorar nuestro futuro. Porque cualquier conquista de los trabajadores hoy es una conquista para los que vendremos mañana.

Esta es la razón por la que desde el SE hemos apoyado esta lucha y seguiremos luchando junto a los trabajadores, nuestros padres, por nuestro futuro mientras haga falta. Por eso seguimos junto a los trabajadores del hospital de Jove (hospital privado-concertado) en su lucha por unas mejores condiciones de trabajo y por la homologación. Por eso saldremos a la calle con los trabajadores de los astilleros en su lucha para que no se cierren los astilleros. Porque la lucha de los trabajadores es nuestra lucha; porque su victoria, es nuestra victoria.

Goyo Álvarez

Sindicato de Estudiantes de Asturias

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas