Así gritaban miles de almas congregadas en el zócalo capitalino durante horas, ante la posibilidad desaforar a Andrés Manuel López Obrador (AMLO). El pasado primero de abril de 2005, se inició el movimiento definitivo de la rueda que pretende desaf Así gritaban miles de almas congregadas en el zócalo capitalino durante horas, ante la posibilidad desaforar a Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El pasado primero de abril de 2005, se inició el movimiento definitivo de la rueda que pretende desaforar a AMLO, jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), ataque que viene presentándose públicamente desde hace diez meses. Al quitarle el fuero, es susceptible de ser llevado a la cárcel por el delito de haber usado un terreno privado para abrir una calle hacia un hospital. Mientras el narco, el tráfico de influencias y la corrupción son sistemáticos en los partidos de la burguesía, PRI-PAN, mientras hay decenas de políticos con delitos infinitamente superiores al haber abierto una calle en un terreno privado, es precisamente a AMLO que se le pretende juzgar con el motivo ostensible de quitarlo de la carrera por la presidencia de la república en el 2006.

Eso obedece al hecho de que, AMLO representa el riesgo -para la burguesía- de tener en México, una expresión del proceso continental latinoamericano del ascenso de partidos o coaliciones de izquierda a los gobiernos nacionales, tal como hemos visto en Brasil, Uruguay, Argentina y fundamentalmente, el referente es Venezuela. Hemos explicado detalladamente estas ideas en artículos anteriores y más recientemente en nuestro documento La clase trabajadora ante el desafuero de López Obrador, también disponible en nuestra web www.militante.org

La Comisión instructora de la cámara de diputados conformada por dos priistas, un panista y un perredista, resolvió, tres votos contra uno convocar al pleno de la cámara para decidir definitivamente sobre el desafuero, (al presentarse la resolución de la Comisión instructora hubo una manifestación de trabajadores del PRD en el interior de la cámara de diputados). Esta votación es el banderazo para preparar el pleno de la cámara de diputados en un plazo de hasta quince días a partir de hoy. Para conseguir el golpe, hacen falta 180 votos que tendrán que completar comprando a diputados priistas, entre los cuales prevalecen divisiones al respecto.

A pesar de la desconvocatoria de la manifestación nacional del 30 de marzo, a pesar de que la dirección del PRD no convocó a manifestaciones para el día de hoy, a pesar del vacío de información, de la confusión que propició concientemente la dirección para evitar la concentración de las masas en las plazas, prácticamente toda la tarde estuvo caracterizada por oleadas de gente yendo y viniendo del zócalo capitalino y de las plazas delegacionales, en donde se apreciaban contingentes con altavoces llamando a la gente a sumarse a la plaza, retomando consignas de los marxistas tales como la formación de comités de base en cada fábrica, cada barrio, así como la necesidad de la movilización. Las masas actuando espontáneamente debido a la ausencia de convocatoria pero concientemente al entender el golpe como un golpe a sí mismos, a la esperanza de cambiar su entorno inmediato con al arribo de AMLO a la presidencia en el 2006, las masas actuando a pesar de su dirección reformista del PRD y claramente rebasándola en el contenido ideológico de las consignas y un claro llamado a luchar, un ambiente que podemos caracterizar de apoyo crítico a AMLO.

Las consignas pacíficas y tibias expresadas por la dirección del PRD, fueron tomando un tono diferente. A las 14:00 horas aún no había nada preparado en el zócalo capitalino, Aún esperaban un empate en la Comisión instructora anhelando un voto dividido del PRI. Por eso no había templete ni sonido. De hecho las masas hacían uso de los compañeros de la Alianza de tranviarios en plantón desde hace días. Cuando alrededor de las 16:00 horas se anuncia por fin el resultado de la votación en la Comisión instructora, se hizo en el zócalo un silencio sepulcral, repitiéndose las escenas que vimos en la misma macro plaza en 1988 cuando Cuauhtémoc Cárdenas anunció: He dejado de ser su candidato.

Mujeres y hombres llorando, remembrando el 88, gritos eufóricos manifestando frustración, desesperación, lágrimas por las que fluía la ira contenida por años de una vida miserable y llena de carencias. Es de destacar la presencia de compañeros del IMSS que recientemente enarbolaron una dura lucha. Gente que asistió al mitin espontáneo que iba enferma, en sillas de ruedas, exigiendo información y luchando por tomar el micrófono, una atmósfera que destilaba odio al PRI-PAN y a Fox y una idea extendida respecto a que, de no ser AMLO en candidato, entonces habrá abstención conciente.

No estás solo, no estás solo era la consigna más coreada en un ambiente de electrizante combatividad que la dirección del PRD intentaba contrarrestar con sus llamados a la calma, a llevar las cosas por la vía pacífica, alimentando el culto a la personalidad de AMLO, insistiendo en no caer en la provocación se llenaban la boca con frases como actuar dentro de la ilegalidad y la razón de la democracia no usa la fuerza, pues quien usa la fuerza no tiene razón. Mientras tanto, entre la masa, un nutrido grupo de marxistas del periódico obrero Militante alimentaban la consigna: Si hay desafuero, habrá revolución, misma que fue retomada por las masas y aún a las 22:00 horas seguía siendo coreada por las últimas olas de trabajadores que se iban del zócalo.

A fuerza de argumentos apoyándose en la masa, un orador de Militante logró tomar el micrófono y durante todo su discurso fue enormemente aplaudido: la necesidad de la democracia dentro del PRD de la conformación de comités de base en defensa de AMLO ligándolos a la lucha por mejorar nuestras condiciones de vida, la necesidad de la movilización como demostración de fuerza de nuestra clase, acerca de que no basta con votar sino que hace falta luchar, rescatar al PRD como instrumento de lucha, la necesidad de una Huelga general de 24 horas para derrocar a Fox, la posibilidad de llevar a cabo dicha huelga a través de la unidad en la acción entre el PRD y los sindicatos y una convocatoria de la huelga general consistente y preparada sin improvisación, la necesidad de la afiliación de los sindicatos en la vida orgánica del PRD. La excelente reacción de las masas del mitin que aplaudía y eufóricas retomando la consigna Si hay desafuero habrá revolución

Hay un vacío de poder evidente. Los zigzagueos de Fox son cada vez más evidentes y tiene cada vez menos poder. Un indicador de esto es que prefirieron ausentarlo del país so pretexto de las exequias de Juan Pablo II, quedando el manejo de la crisis en manos del secretario de gobernación santiago Creel y del único ideólogo inteligente de la burguesía, Juan Sánchez Navarro vicepresidente de Grupo Modelo.

Asistimos a un acontecimiento histórico no por el desafuero en sí, sino por el significado que tiene al expresar la confrontación entre las clases. Confrontación que tiene su fundamento en la lucha de clases por la rapiña con que la burguesía se adjudica la riqueza que generamos los trabajadores. La lógica de la lucha de clases está usando el accidente del desafuero para profundizar la confrontación.

Aún la moneda está en el aire, el desafuero no es un hecho consumado, y más allá, incluso a pesar del desafuero, es posible que AMLO siga en la carrera por la presidencia. Este ataque de la burguesía sólo ha conseguido darle más popularidad. Más temprano que tarde la dirección del PRD se verá obligada a apoyarse en las masas. Si el PRD se apoyara en las masas podría no sólo frenar el desafuero sino incluso derrocar a Fox.

La dirección del PRD tiene ante sí la oportunidad histórica de convocar a un movimiento que transforme la correlación de fuerzas a favor de los trabajadores, empezando con los trabajadores del GDF quienes viven bajo un régimen de precarización laboral- de manera inmediata. Pero esto sólo puede darse a condición de que se apoye decididamente en la clase obrera,

El campesinado pobre y los habitantes pobres de las urbes, rompiendo con la burguesía, no conciliando con ella, luchando por un programa socialista y no uno sustentado en la utopía del capitalismo con rostro humano. La dirección del PRD debe llamar a derrocar a Fox.

Grandes acontecimientos están desarrollándose. Asistiremos a una confrontación entre las clases incluso superior a la que vivimos en 1988, un parte aguas histórico está aproximándose. México se sincronizará con el proceso continental de la revolución en Latinoamérica, es deber de todo trabajador consciente prepararse teórica y organizativamente para intervenir concientemente -y a la luz de la experiencia histórica del movimiento obrero- los grandes acontecimientos a los que asistiremos.

Debemos conformar Comités en defensa de AMLO y luchar por mejorar nuestras condiciones de trabajo en las fábricas y condiciones de vida en los barrios. Formar Comités de base, usar el partido para luchar por transformar la sociedad.

¡Ante el desafuero, derroquemos a Fox!

¡Si hay desafuero, habrá revolución!

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas