¡Queremos servicios públicos de calidad!

Hace días que la Agencia Estatal de Meteorología había advertido del peligro de la borrasca Filomena. Sin embargo después del fin de la tormenta de nieve que ha colapsado las ciudades y barrios de Madrid, cientos de hogares siguen desprotegidos frente al frío en la Cañada Real y los barrios obreros. Los hospitales y personal sanitario continúan aislados en pleno pico de la pandemia, las carreteras siguen cortadas y calles de la Comunidad siguen cortadas o son intransitables, la red de cercanías y de autobuses de la EMT están cerradas y cientos de árboles se amontonan caídos en las calles de la capital...

Ayuso y Almeida destruyen los servicios públicos, y ahora piden voluntarios

La primera noche de temporal en la Comunidad de Madrid ya se saldó con dos muertos por la nieve y el frío. Un desastre que no es sólo producto de la potencia de la nevada sino, sobre todo, de la falta de previsión, la incompetencia y el desprecio de los Gobiernos de Ayuso y Almeida hacia las familias trabajadoras. Ahora, tras años de destrucción de los servicios públicos, desde el PP llaman a la población, sin medios ni recursos, a quitar la nieve y el hielo. Pero, ¿qué clase de broma de mal gusto es ésta? 

Este llamamiento patriotero a los ciudadanos por parte de Ayuso, Almeida o Aguado trata de encubrir su responsabilidad en la destrucción de los servicios públicos, algo que ha quedado ya más que en evidencia durante la pandemia en el último año. Pero a esta falta de recursos, que ellos mismos han generado, hay que sumar la completa incompetencia e incapacidad para elaborar plan alguno que resuelva esta situación. Los propios bomberos forestales de Madrid han tenido que denunciar sorprendidos que no se les haya llamado cuando tienen numerosos vehículos y equipos para despejar las calles y retirar la nieve y el hielo.

img
El llamamiento patriotero a los ciudadanos por parte de Ayuso, Almeida o Aguado trata de encubrir sus responsabilidades en la destrucción de los servicios públicos

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento cuentan con ingentes recursos y con miles de empleados públicos. ¿Por qué no se ha elaborado un plan para destinarlos lo antes posible a resolver la situación? Por otro lado, con casi 460.000 parados en la Comunidad de Madrid y ante la virulencia del temporal… ¿no se podría haber previsto la contratación de forma inmediata de miles de trabajadores para, con los equipos y recursos necesarios, enfrentar esta situación? No, para Ayuso y Almeida es mucho mejor hacer un llamamiento a que seamos los vecinos y vecinas quienes limpiemos las calles de forma altruista. Mientras se destruyen los servicios públicos, se vuelve a las políticas de beneficencia propias de otras épocas.

¡Debemos exigir servicios públicos de calidad y señalar a los responsables de esta catástrofe!

Ante la completa ausencia de respuesta y de un plan para limpiar nuestros barrios, son muchas redes vecinales las que se han puesto en marcha para comenzar a despejar los accesos a los puntos esenciales como centros de salud, hospitales, transporte público… No sólo no hay servicios públicos que limpien las calles, sino que se obliga a la gente a continuar acudiendo a sus puestos de trabajo sin tener en cuenta su seguridad.

Obviamente muchos vecinos y vecinas tratan de paliar, en la medida de lo posible, los efectos del temporal actuando solidariamente. Sin embargo, no podemos permitir que estas iniciativas se conviertan en un medio para ocultar la responsabilidad de las administraciones, y para difundir propaganda patriotera barata. Estas acciones deben ser dotadas de contenido político, denunciando las carencias de los barrios obreros, coordinándonos con los trabajadores públicos de la limpieza, la jardinería y el resto de servicios para denunciar los recortes y las deplorables condiciones de trabajo, y señalando a las empresas y contratas, que en muchos casos gestionan dichos servicios, y que durante años en connivencia con las administraciones de la derecha madrileña han obtenido ingentes beneficios.

Sí, por supuesto que las vecinas y los vecinos estamos limpiando nuestras calles porque no tenemos otra opción para no vernos aislados ante el abandono del Gobierno de la CAM, pero esa es una responsabilidad y una obligación de Ayuso y Almeida, no nuestra.  Que decenas de miles de jóvenes, trabajadores y pensionistas hayamos tenido que organizarnos ante la incapacidad del PP, no les exime de su responsabilidad, ¡todo lo contrario! Por eso también señalamos y exigimos al Gobierno central, y especialmente a Unidas Podemos, coherencia y que intervengan ya con recursos y medios para paliar la situación. ¡Hay que pasar de las palabras y las declaraciones a los hechos! ¡Hay que exigir, con hechos, servicios públicos de calidad!

Por otro lado, no todos sufrimos las consecuencias del temporal de la misma manera, como nos pretenden transmitir desde los medios de comunicación. Somos las y los trabajadores los que tenemos coches atrapados en la calle que no se pueden mover y que necesitamos para trabajar, ya que no tenemos 4x4 de alta gama con los que poder recorrer las calles heladas sin problema. Somos nosotras y nosotros los que nos hemos quedado atrapados en nuestros puestos de trabajo una o varias noches, ante la negativa de nuestras empresas a dejarnos marchar con antelación. Somos nosotras y nosotros los que ahora tenemos que intentar llegar a nuestros puestos de trabajo a cualquier precio de cara a no ser despedidos. Somos nosotras y nosotros los que tenemos que pensar qué  hacer con nuestras hijas e hijos con los colegios cerrados pero los centros de trabajo abiertos. Somos nosotras y nosotros los que tenemos que viajar hacinados en el Metro, al no reforzarse el servicio a pesar del incremento de usuarios ante la imposibilidad de desplazarse en coche, autobuses o trenes de cercanías.

img
Somos las y los trabajadores los que tenemos coches atrapados en la calle que no se pueden mover y que necesitamos para trabajar

¿Qué hace el Gobierno de colación ante este desastre?

Desgraciadamente el Gobierno central del PSOE-Unidas Podemos tampoco ha tomado ninguna medida preventiva para proteger a las familias trabajadoras ante el mayor temporal de nieve en 100 años. En esta situación excepcional, en la que miles de trabajadores están teniendo que ir a trabajar abriéndose paso entre calles nevadas y heladas - con el riesgo de resbalarse y lesionarse en medio de una pandemia y con los hospitales saturados y los accesos bloqueados- el Gobierno debería garantizar permisos retribuidos y el derecho a no acudir al trabajo hasta que queden despejadas las calles y sean seguras.

El Gobierno central del PSOE-UP cuenta con ingentes recursos materiales y humanos para poder enfrentar esta situación. ¿Por qué no intervienen inmediatamente en Madrid ante la inoperancia de los Gobiernos de la derecha? ¿No sería ésta la mejor forma de demostrar la importancia de contar con servicios públicos dignos y de calidad? ¿No sería ésta la mejor forma de golpear, mediante políticas concretas, al PP, Ciudadanos y Vox?

Hace sólo 4 años Pablo Iglesias señalaba la codicia de las eléctricas y pedía responsabilidad al Gobierno de Rajoy para no permitir la subida del precio de la luz, y Alberto Garzón pedía la nacionalización de las eléctricas. Hoy, y en medio del peor temporal en 100 años, los vecinos de la Cañada Real tendrán que enfrentarse a temperaturas de menos 12 grados después de más de 90 días. Por otro lado, y aprovechando la llegada del temporal, las eléctricas han subido la electricidad casi en un 30% de cara a hacer su agosto.

En este contexto, que Alberto Garzón planteé como alternativa que se abra una investigación por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) o que Pablo Iglesias pida al ejército intervenir en la Cañada Real facilitando grupos electrógenos o que ahora exija a Naturgy restablecer el suministro, resulta completamente insuficiente. Es hora de dar un paso al frente, de pasar de las palabras a los hechos, ¡hay que nacionalizar las eléctricas para que los suministros se conviertan, efectivamente, en un derecho fundamental garantizado!

Eso es exactamente lo que desde Izquierda Revolucionaria exigimos a este Gobierno y especialmente a los compañeros y compañeras de UP. Es necesario poner en marcha un plan urgente para garantizar viviendas dignas, nacionalizar las eléctricas y utilizar todos los recursos disponibles para paliar la situación generada por el temporal.

¡Medidas para proteger a la clase obrera y la juventud ya!

¡Ayuso y Almeida dimisión!


Teoria Marxista

enlaceClasicos