La clase obrera y la juventud francesa descargan un golpe demoledor ¡Le Pen sufre una derrota humillante!
Escuela de verano de Izquierda Revolucionaria. ¡Una experiencia vibrante de teoría marxista, participación y militancia!
A 80 años del Desembarco de Normandía. El mito de la derrota del nazismo por las fuerzas angloamericanas
Sumar hace aguas, pero Yolanda Díaz se queda en el Gobierno ¡Faltaría más!
El genocidio sionista en Gaza y la cuestión nacional palestina
¿Reconocimiento del Estado palestino? Un nuevo brindis al sol del Gobierno PSOE-Sumar
Guerras imperialistas, genocidio y totalitarismo. ¡Es el momento de unirte a los comunistas revolucionarios!
V. I. Lenin (1924-2024). Retrato de un revolucionario
Centenario de Lenin. Los artículos, tesis, manifiestos y trabajos teóricos del líder bolchevique en 1917
Documento de perspectivas mundiales aprobado en el III congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional
Lucha con los comunistas revolucionarios ¡Organízate en Izquierda Revolucionaria!
210406 13

banner

banner

210406 13
210406 13


Entrevista con Antonio Muñoz, trabajador del Metal de Cádiz y militante de Izquierda Revolucionaria

Antonio Muñoz, un sindicalista con una larga trayectoria combativa, trabaja en la UTE de Mantenimiento de los astilleros de Navantia en San Fernando y en estos momentos está en primera línea de la huelga del metal en Cádiz.  Antonio forma parte de la dirección estatal de Izquierda Revolucionaria, ha sido fundador de la red de Sindicalistas de Izquierda y es representante de CGT en su empresa y miembro del Secretariado Permanente provincial del sindicato.

Izquierda Revolucionaria: Hoy es la cuarta jornada de huelga indefinida, sexta si contamos los dos días de paro de la semana pasada ¿qué valoración haces del desarrollo de vuestra lucha hasta este momento?

Antonio Muñoz: Pues mira, creo que hay que decir que con esta huelga estamos haciendo Historia. Desde la reconversión naval de los años 80, cuando gobernaban Felipe González y el PSOE, la Bahía de Cádiz ha ido sufriendo golpe tras golpe. Durante más de 35 años aquí lo normal han sido los cierres de empresas, la precarización creciente, el crecimiento insoportable del paro, y con él, de la pobreza de muchas familias trabajadoras. Con esta huelga hemos dicho ¡hasta aquí! Ya está bien de perder derechos, de renunciar a conquistas ganadas tras muchas luchas. Queremos unas condiciones laborales dignas, y las queremos ahora.

Y, entiéndeme bien, no es que antes no se luchase. Aquí se dieron grandes batallas para defender los astilleros, o para intentar evitar el cierre de Delphi y de otras empresas. Pero los dirigentes sindicales de aquel momento no estuvieron a la altura. Se aceptaron retrocesos en derechos y condiciones laborales, se aceptaron despidos, y todo en nombre del “mal menor”. Y así, de “mal menor” en “mal menor”, hemos llegado a la mierda de situación en la que estamos.

Izquierda Revolucionaria: El papel de la burocracia sindical de CCOO y UGT ha sido, en general, bastante lamentable. ¿Qué papel están jugando los dirigentes de CCOO y UGT en esta huelga?

Antonio Muñoz: CCOO y UGT son los sindicatos mayoritarios en el sector, y los únicos que participan en la mesa negociadora de nuestro convenio. En los dos convenios anteriores firmaron retrocesos muy grandes, muy perjudiciales para los trabajadores. Y la consecuencia fue que la Patronal del Metal, la FEMCA, se envalentonó y pensó que les iba a ser fácil conseguir un nuevo convenio a la baja, mucho peor incluso que los dos anteriores. Pero se equivocaron.

Las trabajadoras y trabajadores del sector hemos dicho ¡basta!, hemos dicho que queremos luchar, así que los dirigentes de CCOO y UGT no pudieron aceptar el ultimátum de la Patronal y tuvieron que convocar huelga, una convocatoria que también es de CGT.

Pero esta huelga se ha hecho sin asambleas previas. CCOO y UGT se han acostumbrado a actuar a espaldas de los trabajadores y trabajadoras, y esta vez han hecho lo mismo. Han convocado huelga, si, pero no han organizado nada, ni los piquetes, ni las concentraciones y manifestaciones, y ni siquiera han convocado asambleas para informar de la marcha de las negociaciones y para que seamos los afectados y afectadas por el convenio los que tomemos democráticamente las decisiones.

Pero a pesar de este abandono, los trabajadores y trabajadoras del sector nos hemos autoorganizado, hemos formado piquetes muy potentes, nos hemos defendido de las agresiones policiales, de esos antidisturbios enviados por el delegado de este Gobierno de coalición que tenemos, y ayer, por las calles de Cádiz, pusimos de manifiesto que somos fuertes y que podemos ganar esta lucha.

Izquierda Revolucionaria: Ya por último ¿Cuáles crees que tienen que ser los próximos pasos que dar en vuestra lucha por un convenio digno?

Antonio Muñoz: Creo que hay que hacer dos cosas. La primera es convocar a toda la población trabajadora de Cádiz a apoyar en las calles nuestra lucha. Por eso hemos convocado una gran manifestación este sábado, y desde aquí hago un llamamiento a la asistencia masiva.

La segunda es, en mi opinión y la de muchos compañeros y compañeras, la convocatoria para la próxima semana de una huelga general  en toda la provincia de Cádiz, y que toda la clase obrera gaditana salga a la pelea. Los jóvenes de el Sindicato de Estudiantes ya han convocado a la huelga estudiantil en apoyo a nuestra lucha para el martes 23. Este es el camino.

Esta es un combate justo. Estamos en pie de guerra contra la precariedad, contra el paro y por un futuro digno para nosotros, los que ahora tenemos edad de trabajar, y para los jóvenes que ahora están estudiando. Si peleamos unidos tendremos fuerza suficiente para ganar un convenio del Metal digno. En todas las asambleas que podamos hacer durante el día de hoy propondremos votar esta propuesta de huelga general provincial para ganar.

Por último quiero subrayar que esta huelga maravillosa vuelve a echar por tierra la política de la paz social, de la colaboración con la patronal, que no sólo pregona la burocracia de CCOO y UGT, también el Gobierno central. Esta política ha dado la espalda a la clase obrera y no sirve para defender nuestros derechos. Por eso el sindicalismo, para ser efectivo, necesita de un programa combativo, anticapitalista y revolucionario. No a la colaboración de clases, si a la lucha de clases.


banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas