Pedro Sánchez se queda. Qué burda maniobra de propaganda para no tocar al régimen del 78
Escalada bélica en Oriente Medio. El imperialismo occidental es responsable
Guerras imperialistas, genocidio y totalitarismo. ¡Es el momento de unirte a los comunistas revolucionarios!
V. I. Lenin (1924-2024). Retrato de un revolucionario
Centenario de Lenin. Los artículos, tesis, manifiestos y trabajos teóricos del líder bolchevique en 1917
Más de 300 personas en la inauguración del Espacio Rosa Luxemburgo
Documento de perspectivas mundiales aprobado en el III congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional
Lucha con los comunistas revolucionarios ¡Organízate en Izquierda Revolucionaria!

banner

banner

banner

210406 13
210406 13


¡No al acuerdo de la vergüenza firmado por CCOO, UGT y ANPE! La lucha debe continuar hasta echar atrás los recortes

El 10 de octubre la CIG, sindicato mayoritario en la educación gallega, anunció la convocatoria de huelga general del profesorado tras varias reuniones de negociación sin que la Consellería de Educación recogiese ninguna de las reivindicaciones del profesorado.

La propuesta final, que supone perpetuar los recortes iniciados hace trece años por la Xunta del PP, ha sido vergonzosamente firmada por CCOO, UGT y ANPE, y anunciada en un gran acto conjunto en San Caetano junto al consejero de Educación y a Alfonso Rueda, siendo la primera vez que un presidente de la Xunta asiste a la firma de un acuerdo en educación. Un bochorno completo con el que el sucesor de Feijóo ha comenzado su precampaña electoral ante las inminentes elecciones autonómicas.

Una enseñanza pública destrozada tras trece años de recortes

Todos y todas las docentes sabemos cuál es la realidad del día a día en los centros educativos. A pesar de la intensa y constante propaganda de la Xunta a través de los principales medios de comunicación sobre la “buena salud” de la enseñanza gallega, lo cierto es que la política de acoso del PP a la educación pública ha dejado un saldo desolador: se ha reducido notablemente el uso del gallego en las aulas, se ha eliminado la gratuidad de los libros de texto, se han suprimido casi 1.000 docentes y cerrado 164 centros educativos. Todo esto a pesar de que, en contra de las mentiras de la Consellería, el alumnado de enseñanza no universitaria aumentó en un 4,6% de 2009 a 2022[1].

En este periodo los y las docentes hemos perdido un 15,4% de poder adquisitivo —sin tener en cuenta la inflación desmedida del último año— y hemos visto cómo se nos iba  aumentando año tras año la carga burocrática en nuestro trabajo, lo que supone un ahorro a la administración de muchos millones de euros en personal que permitiría liberar al profesorado para las tareas específicas relacionadas con la docencia que nos corresponden, así como para mejorar nuestra formación.

Nada nuevo bajo el sol, la Xunta del PP sigue gobernando para los suyos: los grandes empresarios, los banqueros y las grandes congregaciones religiosas que gestionan escuelas, residencias y hospitales privados; para ellos siempre hay dinero. Desde 2009 la Consellería de Educación concedió 131 nuevos conciertos educativos, con un incremento de 37 millones de euros, frente al aumento de 17 millones en el presupuesto para la enseñanza pública. Por si esto fuera poco, la Xunta colaboró activamente en la apertura de la nueva universidad privada de Abanca, cuyo rector es el primo de Escotet, el dueño del principal banco gallego, que en 2022 obtuvo beneficios récord de 217 millones, un 40% más que en 2021.

Librería"
La Xunta del PP sigue gobernando para los suyos: los grandes empresarios, los banqueros y las grandes congregaciones religiosas que gestionan escuelas, residencias y hospitales privados; para ellos siempre hay dinero.

El 24 de octubre es un primer paso, pero la lucha debe continuar

El anuncio de la convocatoria de huelga general del profesorado por parte de la CIG ha llegado de forma urgente, con apenas quince días para convocarla, después de que la Consejería rechazase todas las principales exigencias: bajada de ratios (solo aceptó una reducción en Primaria y ¡a 9 años vista!, lo que no implica la contratación de más docentes), recuperación de la carga lectiva de 21 y 18 horas para Primaria y Secundaria respectivamente, reducción de la carga administrativa… Como bien denuncia la CIG, este acuerdo, además de ser una vergüenza, no es vinculante, puesto que no ha pasado ni pasará a la normativa, con lo que, como ha pasado en otras ocasiones con acuerdos de este tipo, la Consellería acabará por hacer lo que le interese.

Precisamente por eso, es necesario dar ya un paso más y anunciar lo antes posible que, si no se publican de manera inmediata en el DOG[2] nuestras reivindicaciones, la lucha continuará con nuevas jornadas de huelga y movilizaciones. Un plan de lucha serio, que se debata en los centros de estudio, ampliando la convocatoria al conjunto de la comunidad educativa hasta conseguir un aumento drástico de la inversión en educación y el fin de los recortes de la Xunta.

La situación catastrófica a la que hemos llegado no es solo el resultado de la política del PP, sino también de haber abandonado la movilización en las calles durante los últimos años. Las últimas elecciones sindicales de 2022, en las que la CIG obtuvo una amplia mayoría[3], son un indicativo de la  búsqueda de una alternativa sindical que confronte con la paz social impuesta por las direcciones de CCOO y UGT. Existe un descontento que busca salida; miles de interinos, profesores y profesoras jóvenes que no han conocido otra cosa en su experiencia laboral que la precariedad, los y las más veteranas que no olvidan las grandes luchas de años atrás, la memoria de la Marea Verde, de la Plataforma Gallega de la Enseñanza Pública inundando las calles... Es hora de unificar al profesorado sobre la base de una acción sindical que en los hechos rompa con la desmovilización que tantos retrocesos nos ha traído.

Es posible derrotar al PP con un plan contundente de lucha

A pesar de toda la propaganda mediática, la realidad es que tras los últimos resultados electorales el PP se encuentra en una situación delicada en todo el Estado y Galiza no es una excepción, dejando atrás el poder electoral absoluto que ostentó en los últimos años. En las elecciones municipales solo consiguió ganar en una de las principales ciudades gallegas (Ferrol) y, si los resultados globales de las municipales se repitiesen en las autonómicas del próximo año, el PP perdería la Xunta.[4]

Las prisas por sacar adelante este acuerdo y la propaganda que lo rodea para tratar de convencernos de sus bondades, así como la censura informativa que está habiendo sobre la huelga del 24 de octubre, son solo un signo de debilidad, un intento de desactivar a toda costa la movilización para que las calles estén tranquilas hasta las elecciones autonómicas. 

Todos estos años de paz social y desmovilización en el sector han sembrado mucho escepticismo y desánimo entre sectores del profesorado, que no van a desaparecer con un chasquido de dedos. Sin embargo, existe un enorme descontento entre el profesorado que hay que convertir en fuerza y en organización. Esto solo puede hacerse con una acción sindical decidida, centro a centro, asamblearia y de combate, que plantee un plan de lucha serio y contundente, que vaya a más, hasta conseguir echar atrás los recortes.  Esta huelga será un primer paso importante, pero no puede quedarse en una movilización aislada. Si después del 24 de octubre no se recogen nuestras reivindicaciones, hay que continuar la lucha con más fuerza.

¡Por una enseñanza pública de calidad!

¡Queremos  trabajar en condiciones dignas!

¡Todas y todos a la huelga de 24 de octubre y a la manifestación de las 12:00h. en Compostela!

24 de outubro - Folga xeral do profesorado en Galicia

Non ó acordo da vergoña asinado por CCOO, UXT e ANPE

 A loita debe continuar ata botar abaixo os recortes

Rui Pérez - Profesor de Secundaria, afiliado a CIG e militante de Esquerda Revolucionaria

O pasado 10 de outubro a CIG, o sindicato maioritario no ensino galego, anunciou a convocatoria de folga xeral do profesorado tras varias reunións de negociación sen que a Consellería de Educación recollese ningunha das reivindicacións do profesorado. A proposta final, que supón perpetuar os recortes iniciados fai trece anos pola Xunta do PP, foi vergonzosamente asinada por CCOO,  UXT e ANPE, e anunciada nun gran acto conxunto en San Caetano xunto ó conselleiro de educación e a Alfonso Rueda, sendo a primeira vez na historia que un presidente da Xunta asiste á sinatura dun acordo en educación. Un bochorno completo co que o sucesor de Feijoo comezou a súa precampaña electoral ante as inminentes eleccións autonómicas.

Un ensino público esnaquizado tras trece anos de recortes

Nós, o profesorado, sabemos cal é a realidade do día a día nos centros educativos. A pesar da intensa e constante propaganda da Xunta a través dos principais medios de comunicación galegos sobre a “boa saúde” do ensino galego, o certo é que a política de acoso do PP á educación pública galega deixou un saldo desolador: reduciuse notablemente o uso do galego nas aulas, eliminouse a gratuidade dos libros de texto, suprimíronse case 1000 prazas docentes e pecháronse 164 centros educativos. Todo isto a pesar de que, en contra das mentiras da Consellería, o alumnado de ensino non universitario aumentou nun 4,6% desde 2009 a 2022.[5]

Neste período os e as docentes, perdemos un 15,4% de poder adquisitivo -sen ter en conta a inflación desmedida do último ano- e vimos como se nos ía aumentando ano tras ano a carga burocrática no noso traballo, o que supón un aforro á administración de moitos millóns de euros en persoal que permitiría liberar ó profesorado para as tarefas específicas relacionadas coa docencia que nos corresponden así como mellorar a nosa formación.

O conto de sempre, a Xunta segue gobernando para os seus: os grandes empresarios, os banqueiros e as grandes congregacións relixiosas que xestionan escolas, residencias e hospitais privados; para eles sempre hai cartos. Desde 2009 a Consellería de Educación concedeu 131 novos concertos educativos, cun incremento de 37 millóns de euros, fronte ao aumento de 17 millóns no orzamento para o ensino público. Por se isto non fose dabondo, a Xunta colaborou activamente na apertura da nova universidade privada de Abanca, cuxo reitor é o curmán de Escotet, o dono do principal banco galego que no 2022 obtivo beneficios récord de 217 millóns, un 40% máis ca no 2021.

O 24 de outubro é un primeiro paso, pero a loita debe continuar

O anuncio da convocatoria de folga xeral do profesorado por parte da CIG chegou de xeito urxente, con apenas quince días para convocala, despois de que a Consellería rexeitase todas as principais esixencias: baixada de ratios (só aceptou unha redución en Primaria, e a 9 anos vista! O que non implica a contratación de máis docentes), recuperación do horario lectivo de 21 e 18 horas para primaria e secundaria respectivamente, redución da carga burocrática... Como ben denuncia a CIG, este acordo, ademais de ser unha vergoña, non é vinculante, debido a que non pasou nin pasará á normativa co cal, como pasou noutras ocasións con acordos deste tipo, a Consellería acabará por facer o que lle interese.

Precisamente por iso, é necesario dar xa un paso máis e anunciar canto antes que, se non se publican de maneira inmediata no DOG[6] as nosas reivindicacións, a loita continuará con novas xornadas de folga e mobilizacións. Un plan de loita serio, que se debata nos centros de estudo, ampliando a convocatoria ó conxunto da comunidade educativa ata conseguir un aumento drástico do investimento en educación e o fin dos recortes da Xunta.

A situación catastrófica á que chegamos non é só é resultado da política do PP, senón de abandonar a mobilización nas rúas durante os últimos anos. As últimas eleccións sindicais, nas que a CIG obtivo unha ampla maioría[7], son un indicativo da busca dunha alternativa sindical que confronte coa paz social imposta polas direccións de CCOO e UGT. Existe un descontento que busca saída; milleiros de interinos, profesores e profesoras xoves que non coñeceron outra cousa na súa experiencia laboral que a precariedade, os e as máis veteranas  que non esquecen as grandes loitas de anos atrás, a memoria da Marea Verde, da Plataforma Galega do Ensino Público inundando as rúas... É hora de unificar ó profesorado sobre a base dunha acción sindical que nos feitos rache coa desmobilización nas rúas que tantos retrocesos nos trouxo.

É posible derrotar ó PP cun plan contundente de loita

A pesar de toda a propaganda mediática a realidade é que tralos últimos resultados electorais o PP atópase nunha situación delicada en todo o Estado, e Galiza non é unha excepción, deixando atrás o poder electoral absoluto que ostentou nos últimos anos. Nas eleccións municipais só conseguiu gañar nunha das principais cidades galegas (Ferrol) e, se os resultados globais das municipais se repetisen nas autonómicas do vindeiro ano, o PP perdería a Xunta .

As présas por sacar adiante este acordo e a propaganda que o rodea para tratar de convencernos das súas bondades, así como a censura informativa que se está a producir sobre a folga do 24 de outubro, son só un signo de debilidade, un intento de desactivar custe o que custe a mobilización co obxectivo de que as rúas estean tranquilas ata as eleccións autonómicas.[8] 

Ese enorme descontento que existe entre o profesorado hai que convertelo en forza e en organización e isto só se pode facer cunha acción sindical decidida, centro a centro, asemblearia e de combate, cun plan de loita serio e contundente ata conseguir botar abaixo os recortes. Todos estes anos de paz social e desmobilización no sector sementaron moito escepticismo e desánimo entre sectores do profesorado que non van desaparecer de súpeto. Esta folga será un primeiro paso importante, pero non pode quedar nunha mobilización illada. Só hai unha forma de reverter a situación, pasar á acción con contundencia e un plan de loita serio se despois do 24 de outubro non se recollen as nosas reivindicacións.

Por un ensino público de calidade!

Queremos traballar en condicións dignas

Todas e todos á folga do 24 de outubro e á manifestación das 12:00 en Compostela!

 

Notas:

[1] Datos del IGE.

[2]Diario Oficial de Galicia

[3]Obtuvo 8 representantes del total de 15 en la mesa sectorial de educación.

[4]El PP logró 554.112 votos; el PSOE, 420.377 y el BNG, 248.676.

[5]Datos do IGE.

[6]Diario Oficial de Galicia.

[7]Obtivo 8 representantes do total de 15 na mesa sectorial de educación.

[8]PP 554.112 votos; PSOE, 420.377 e BNG, 248.676.


banneringles

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas