Elecciones europeas. Avance contundente de la extrema derecha y debacle de la izquierda del sistema
A 80 años del Desembarco de Normandía. El mito de la derrota del nazismo por las fuerzas angloamericanas
Sumar hace aguas, pero Yolanda Díaz se queda en el Gobierno ¡Faltaría más!
El genocidio sionista en Gaza y la cuestión nacional palestina
¿Reconocimiento del Estado palestino? Un nuevo brindis al sol del Gobierno PSOE-Sumar
Guerras imperialistas, genocidio y totalitarismo. ¡Es el momento de unirte a los comunistas revolucionarios!
V. I. Lenin (1924-2024). Retrato de un revolucionario
Centenario de Lenin. Los artículos, tesis, manifiestos y trabajos teóricos del líder bolchevique en 1917
Más de 300 personas en la inauguración del Espacio Rosa Luxemburgo
Documento de perspectivas mundiales aprobado en el III congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional
Lucha con los comunistas revolucionarios ¡Organízate en Izquierda Revolucionaria!

banner

banner

210406 13
210406 13


La lucha es el único camino

Ayer por la noche, cuando todo el mundo daba por hecho el acuerdo para el convenio de la logística en Guadalajara, la patronal con la soberbia que les caracteriza decidió levantarse de la mesa de negociación y se hizo efectiva la huelga convocada por CCOO y UGT para el sector. La huelga está convocada para los días 14, 15 y 16 de noviembre y a partir del lunes 20 de forma indefinida. Hay 40.000 trabajadores y trabajadoras de la logística  en Guadalajara.

A pesar de que CCOO y UGT durante estos últimos días no han organizado asambleas en los centros de trabajo para convocar la huelga, está siendo un absoluto éxito. La respuesta ante esta actitud de la patronal no se ha hecho esperar y el paro este primer día está siendo completamente masivo, con más de un 90% de seguimiento.

Sobran los motivos para la huelga

La precariedad laboral en el sector de la logística es evidente. Más allá del salario que se ha mejorado sensiblemente con la disposición de los trabajadores y trabajadoras a ir a la huelga, hace casi 7 años que caducó el convenio. Esto lo ha aprovechado  la patronal para aumentar las condiciones de precariedad.

Actualmente hay miles de empleados y empleadas trabajando con jornada parcial y a través de ETT. Hay un índice de siniestralidad laboral absolutamente inaceptable, la jornada laboral máxima es la establecida por el estatuto de los trabajadores y un largo etcétera.

Ahora que los trabajadores y trabajadoras están demostrando su enorme fuerza, es el momento de exigir a la patronal una serie de mejoras que son fundamentales para avanzar en nuestras condiciones de trabajo.

Estas mejoras pasan por la organización de descansos intermitentes, obviamente retribuidos, para reducir los accidentes laborales; un plus de fin de semana y festivos para los trabajadores y trabajadoras que tienen turnos estos días; el reconocimiento de la categoría de mozo especialista a partir de un año de antigüedad ; la implantación de horas de acompañamiento al médico; la eliminación inmediata de la cláusula de compensación y absorción del convenio; y por supuesto una subida salarial como mínimo vinculada al IPC.

Hay que organizar un plan de lucha para derrotar los planes de la patronal

Para conseguir estas reivindicaciones es necesario dar un paso adelante en la organización de la lucha. En primer lugar es muy importante en este momento la convocatoria de una asamblea general unificada de trabajadores del sector logístico, y también de asambleas en cada centro de trabajo, para organizar acciones que fortalezcan los paros y, sobre todo, para preparar las siguientes jornadas de huelga y la posible huelga indefinida. Una asamblea general que cuando se alcance cualquier acuerdo debe ser la que lo debata y decida si ratificarlo o no. Decidir todas y todos democráticamente nos fortalecerá en esta y en futuras luchas.

Ante la cerrazón de la patronal y el endurecimiento del conflicto, es necesario organizar ya una caja de resistencia, y un plan de acciones para tener el apoyo del conjunto de la población de la provincia. ¡Así, sin duda, podremos vencer!

Un primer paso en este sentido es organizar ya una primera  gran manifestación en Guadalajara, que nos permita unificar los paros y los piquetes que ya han paralizado el sector, y unir a nuestra batalla a nuestras familias, amigos y al conjunto de las y los trabajadores de Guadalajara. Convertir el conflicto laboral en un conflicto social es la forma de garantizar que torcemos el brazo de la patronal.

 ¡Ni un paso atrás!

Únete a Izquierda Revolucionaria


banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas