Mientras la sombra del “rescate” planea amenazadoramente sobre la economía española, el gobierno del Partido Popular ha presentado los Presupuestos Generales del Estado más restrictivos y antisociales que se recuerdan. Los presupuestos van en consonancia con los presentados en países como Portugal o Grecia, un requisito necesario para que pudieran acceder al rescate por parte de la UE, aunque en el caso español, la Comisión Europea ha manifestado que “han ido más allá de lo que reclamaba el Ejecutivo comunitario” (El País, 30/9/12). Estos recortes se suman a los que ya hemos sufrido los jóvenes y trabajadores desde el inicio de la crisis y que, desgraciadamente, no van a ser los últimos, basta con escuchar al actual gobernador del Banco de España, Luis María Linde, cuando el 4 de octubre pedía “medidas adicionales” para corregir el déficit de este año.

Mientras la sombra del “rescate” planea amenazadoramente sobre la economía española, el gobierno del Partido Popular ha presentado los Presupuestos Generales del Estado más restrictivos y antisociales que se recuerdan. Los presupuestos van en consonancia con los presentados en países como Portugal o Grecia, un requisito necesario para que pudieran acceder al rescate por parte de la UE, aunque en el caso español, la Comisión Europea ha manifestado que “han ido más allá de lo que reclamaba el Ejecutivo comunitario” (El País, 30/9/12). Estos recortes se suman a los que ya hemos sufrido los jóvenes y trabajadores desde el inicio de la crisis y que, desgraciadamente, no van a ser los últimos, basta con escuchar al actual gobernador del Banco de España, Luis María Linde, cuando el 4 de octubre pedía “medidas adicionales” para corregir el déficit de este año.

El insostenible coste de la deuda pública

Los nuevos presupuestos han sacado a la luz la enorme losa que representa la deuda pública, no porque el Estado haya tenido que endeudarse para hacer frente a los gastos sociales o al mantenimiento del estado del bienestar. Todo lo contrario, las ayudas a la banca y el fondo de pagos a proveedores son dos de los causantes de que la deuda pública en 2013 vaya a alcanzar el 90,5% del PIB, por encima del 85,3% actual. Así, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), multiplicará su deuda por 5,4 (hasta los 60.528 millones de euros) y el fondo para la financiación de los pagos a proveedores de las Comunidades Autónomas, tendrá una deuda de 27.372 millones de euros.

El problema no es sólo que en 2013 la deuda pública superará los 900.000 millones de euros, sino el coste económico que conlleva el servicio de la deuda, es decir, el pago de intereses. En los presupuestos la partida de la deuda pública alcanza la cifra de 35.589 millones de euros (9.742 millones más que este año), un 33,8% de aumento. El próximo año, uno de cada tres euros que gaste el gobierno irá destinado a pagar los intereses de dicha deuda.

Un ataque frontal a las condiciones de vida de la clase obrera

La rueda de prensa en la que se presentaron los presupuestos fue una nueva muestra más del cinismo de este gobierno. Las risas, las medias verdades y las mentiras han caracterizo a Mariano Rajoy y sus ministros desde que llegaron al poder. Una vez más hubo que esperar a la publicación del BOE para enterarnos de la magnitud del desastre.

Asistimos al intento burdo de hacernos creer que subirían las pensiones, las becas y los gastos sociales. Pero las cifras mostraron la realidad.

Las becas no sólo no aumentarán sino que se destinarán 50 millones de euros menos; en cuanto al gasto social, que según insistía una y otra vez la vicepresidenta del gobierno representaría el 63,5% de los presupuestos, también había truco, porque no contabilizaron para este cálculo la cantidad destinada a la deuda pública. Si tomamos el conjunto de gastos veremos que los gastos sociales son el 55,96% de los gastos, inferior al 56,2% de este año.

Más paro, menos dinero para los desempleados

Todas las partidas destinadas a gastos sociales sufren duros recortes. El dinero destinado al desempleo cae un 6,3%. Esta reducción incluye la reforma del subsidio de paro, que incluye una disminución de la prestación del 60 al 50% de la base de cotización a partir del sexto mes. En cuanto a la ayuda de 400 euros para los parados de larga duración, en los presupuestos sólo se recoge esta partida hasta el mes de febrero, así que miles de trabajadores a partir del próximo mes de marzo dejarán de recibir este ingreso. También baja un 31% el dinero destinado al Fondo de Garantía Salarial, el organismo que garantiza las indemnizaciones y salarios de empresas insolventes.

El dinero destinado a Educación cae un 14,4%, si sumamos lo que se ha reducido este año, el gasto en educación ha caído más de un tercio (31%) en dos años. A parte de las becas, la mayor caída la sufre la educación compensatoria, con un 68%, eso significa que muchos alumnos, por uno u otro motivo, serán expulsados del sistema o condenados al fracaso escolar. Cultura sufre otra importante caída, un 22,6%.

Pero la principal víctima de los presupuestos es Sanidad, con un descenso del 22,6%, un presagio de nuevos recortes en derechos sanitarios. Además, resulta criminal que la ayuda a la beneficencia municipal disminuya un 40% en un momento en el que cada vez son más las personas que dependen para comer de comedores municipales o bancos de alimentos.

No todo baja, la Iglesia Católica seguirá manteniendo su aportación, en realidad, aumentará en 3 millones de euros. Hace unos días la organización Europa Laica denunciaba cómo entre ayudas directas e indirectas del Estado, esta institución reaccionaria recibe cada año 11.000 millones de euros, ¡5 veces más que Educación! Los empresarios tampoco salen perjudicados, los presupuestos contemplan conceder 38.986 millones de euros en beneficios fiscales, una parte importante en exenciones de IVA, aproximadamente 16.000 millones. Como se puede ver, los nuevos presupuestos continúan en la línea de atacar los derechos y conquistas sociales, beneficiando a una minoría y condenando a más miseria, paro y precariedad a la inmensa mayoría de jóvenes y trabajadores.


Teoria Marxista

enlaceClasicos