“En Madrid hay tres millones de pobres, pues ¿por dónde estarán?”. “Empeñarse en dibujar a un Madrid como una región de pobreza es absolutamente falso”. Estas declaraciones las hacía Enrique Ossorio, portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid (CAM), el pasado 16 de marzo en su comparecencia semanal, refiriéndose al informe demoledor que ha emitido Cáritas en relación con los índices de pobreza.

¿Que dónde están los pobres? Según explica Cáritas, un millón y medio de personas se encuentra en situación de exclusión social en la CAM, un 24% más que antes de la pandemia. Un dato, según explica la ONG, que no se había dado desde la crisis económica de 2008. El informe, realizado tras una encuesta a 1.600 personas y 600 hogares en Madrid, analiza la exclusión social desde diferentes ángulos (vivienda, empleo, conflicto social…)[i]

Desigualdad y pobreza con el gobierno de Díaz Ayuso

La realidad de millones de familias en la CAM es muy concreta. Actualmente, en municipios como Parla, Aranjuez, Torrejón de Ardoz o Móstoles más del 5% de sus habitantes viven en hogares que ingresan menos de 416 € al mes, y lo mismo ocurre en barrios de la capital como Usera, Vallecas o Villaverde, donde ese porcentaje llega a superar el 15%. Es más, en torno al 30% de la población de la CAM, no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos. El 26,6% no puede permitirse ir de vacaciones una semana al año, y lo que es aún más salvaje: el 11,5% no puede mantener la vivienda con una temperatura adecuada. Esto se traduce en que el 42% de la población llega a finales de mes con dificultad.[ii]

Sí, existe la pobreza y la miseria en la Comunidad de Madrid, y tiene un responsable directo e inmediato: las políticas de recorte del Partido Popular e Isabel Díaz Ayuso. Solo hay que hacerle una radiografía, por ejemplo, a la situación de la sanidad pública, a la que el Gobierno de la CAM solo destina en torno al 3,7% del PIB. De hecho, todos conocemos la situación crítica en la que se encuentran los centros de atención primaria, donde se han cerrado las urgencias desde el comienzo de la pandemia, y los sanitarios no dan abasto.

Según un informe de Audita Sanidad, entre 2015 y 2018, el dinero público que pasó a ser gestionado por empresas privadas en la sanidad aumentó un 15,6%. Solo en 2018, el sector privado controló 4.131 millones de euros en actividades relacionadas con la sanidad. Además, se calcula que, especialmente, entre 2015 y 2018, se desviaron entre 400 y 600 millones de euros anuales a empresas privadas.[iii]

Pero si hablamos de algo que está afectándonos notablemente a las familias más humildes de la CAM, es la pobreza energética, más ahora cuando el precio de la luz bate todos sus récords. De hecho, ya son un 23% de los madrileños los que se encuentran en riesgo de pobreza. Sin embargo, no es lo mismo vivir en Villaverde o Puente de Vallecas, que en Chamartín. Porque sí, la pobreza entiende de clases y barrios: las familias más humildes no podemos encender la calefacción ni afrontar los costes de la luz.

Librería"
Enrique Ossorio, portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid: “En Madrid hay tres millones de pobres, pues ¿por dónde estarán?”. 


Esto nos permite responder a la pregunta de Ossorio: sí, existen tres millones de pobres en Madrid, y viven en los barrios más humildes: Vallecas, Villaverde, San Blas, Usera, Carabanchel… etc. Y sí, existe una desigualad social creciente y agravada por la crisis de la Covid, que se refleja en datos como los que publica Cáritas en su informe: los más pobres han visto reducidas sus rentas un 22%, mientras que los más ricos han incrementado las suyas en un 18%.

¡Hay que echar a la derecha del Gobierno de la Comunidad de Madrid!

Desde que Díaz Ayuso llegó al Gobierno de la CAM en mayo de 2021, las políticas de privatización y recortes se han acentuado aún más. Está claro que la forma de gobernar del Partido Popular únicamente tiene un fin: favorecer los negocios de los empresarios y que la clase trabajadora se las arregle como pueda.

Pero efectivamente, las familias trabajadoras y humildes no pueden seguir sosteniendo el peso de esta crisis tan salvaje. A la situación originada por la Covid, se le ha sumado, además, la cuestión de la guerra de Ucrania, que ha provocado un crecimiento salvaje de los precios (luz, carburante, alimentos…) que hace insostenible la situación y asfixia a miles y miles de familias.

Sin embargo, la hipocresía de Díaz Ayuso no conoce límites, y mientras niega la existencia de los 3 millones de pobres en Madrid, señala a las políticas del Gobierno central como culpables de esta situación, atacando a los 20.000 millones de euros que se van a destinar para Igualdad como “un desperdicio” y pidiendo, con la desvergonzada demagogia que la caracteriza, que este presupuesto se destine “a ayudar a las familias”. ¡Qué vergüenza! ¿Las mismas familias a las que ella ha condenado a la pobreza? ¿A esas familias que en muchos casos sobrevivimos con un ingreso irrisorio y varios menores a su cargo? ¡Basta ya! ¡Queremos poder vivir dignamente!

Es necesario más que nunca organizar una resistencia que frene a la derecha en Madrid,  al Partido Popular y a Vox, que solo pueden traer miseria, recortes y políticas que defiendan los intereses de los más ricos. Ante la inacción de la izquierda institucional de  la Asamblea de Madrid, hay que levantar la bandera de la lucha entre la clase trabajadora y la juventud, como hicimos el pasado 8 de marzo, con cientos de miles de mujeres y jóvenes en las calles, pidiendo no solo una sociedad feminista, sino señalando a la derecha y la ultraderecha como principales culpables de esta situación. ¡Hay que echarlos! De la Comunidad de Madrid, y del resto del Estado.

 

 Notas:

[i]Cáritas eleva la exclusión social en Madrid a niveles de 2008

[ii]El Madrid de la pobreza que Ayuso y el consejero no ven

[iii] El sector privado ya absorbe uno de cada dos euros del dinero destinado a la sanidad pública de Madrid

 


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas