¡Unidos Podemos!

En las pasadas elecciones del 20D, la movilización que millones de jóvenes y trabajadores hemos protagonizado en las calles en estos años se trasladó también a las urnas. El vuelco a la izquierda en los resultados, además del enorme varapalo que se llevó el Partido Popular, provocaron sudores fríos a los banqueros y a los grandes poderes económicos que quieren seguir imponiéndonos su receta de recortes y austeridad para la mayoría, para que ellos puedan seguir viviendo a cuerpo de rey.

Desde entonces hasta ahora, han hecho todo lo posible por evitar un gobierno de izquierdas. Algo para lo que han contado con la estrecha colaboración de la dirección del PSOE, que ha preferido dar la espalda a todos los que les habían votado y posicionarse con la derecha 2.0 de Ciudadanos para intentar formar un gobierno que continuase aplicando la política de la Troika. La oligarquía tiene miedo

Pero la fuerza que hemos demostrado en estos últimos cuatro años en la movilización sigue muy viva. Las Mareas, las Marchas por la Dignidad, el movimiento contra los desahucios, contra la Ley Mordaza… todos los que hemos llenado las calles una y mil veces, tenemos muy claro que nuestro objetivo es desalojar a la derecha del poder. Echar de una vez a aquellos que gobiernan para las élites mientras nos lo niegan todo a la inmensa mayoría: sanidad, educación, trabajo, vivienda digna… Ya nadie cree su demagogia de que todos estamos en el mismo barco. Mientras en estos años nuestras condiciones de vida no han hecho más que empeorar, los ricos no han hecho otra cosa que aumentar sus enormes fortunas, esas que tienen escondidas en Suiza y Panamá.

La unión de todos los que sufrimos esos ataques es fundamental para poder pararles los pies. Por eso el acuerdo entre Podemos e Izquierda Unida para acudir unidos en las elecciones del 26J es una gran noticia que ha provocado un enorme entusiasmo entre la clase trabajadora y la juventud. Entusiasmo que ya se deja ver en las encuestas que apuntan a que Unidos Podemos puede superar al PSOE y pisa los talones al Partido Popular. ¡Un resultado que sería histórico!

Todo esto ha vuelto a poner encima de la mesa la posibilidad de un vuelco a la izquierda el próximo 26J, pero desde la oligarquía financiera, sus partidos y medios de comunicación no quieren oír hablar de echar atrás sus planes de recortes y privatizaciones. Por eso han desencadenado una campaña histérica contra Unidos Podemos, que no refleja más que miedo y debilidad.

Rajoy, Albert Rivera, Felipe González, la CEOE, y los capitalistas de fuera de nuestras fronteras, están muy preocupados porque este escenario se haga realidad. Las alabanzas de la UE y el FMI a las reformas del PP y sus exigencias de nuevos recortes inminentes dejan muy claro que su intención es seguir por el mismo camino. Por supuesto, ya sabemos de dónde querrán sacar el dinero. Como siempre, de la educación y la sanidad públicas, de las prestaciones al desempleo, de las pensiones… ¡No lo podemos permitir!

Derrotar a la derecha en las urnas y en las calles

Desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a todos los estudiantes, y a la juventud en general, a llenar las urnas con toda la lucha que hemos llevado a cabo en los últimos años. Llamamos a votar por Unidos Podemos, y decimos a la candidatura encabezada por Pablo Iglesias y Alberto Garzón que en el caso de que accedan al gobierno lleven a cabo lo que han prometido: la derogación inmediata de la LOMCE, del 3+2 y la reversión de todos los recortes a la educación pública; la derogación de la reforma laboral y la Ley Mordaza; el fin de las privatizaciones, la prohibición por ley de los desahucios, y la defensa de la sanidad pública, gratuita y universal; el aumento del SMI y la lucha contra la precarización y los salarios miserables para la juventud; la solidaridad real y efectiva con nuestros hermanos y hermanas refugiados…

Pero votar no es suficiente. Ninguna suma de parlamentarios evitará que las élites capitalistas que dominan la sociedad aticen el boicot y la presión salvaje contra un gobierno que quiera gobernar a favor del pueblo, los trabajadores y la juventud. Las lecciones de lo ocurrido en Grecia son muy claras al respecto. Si queremos cambiar las cosas de verdad, si queremos transformar la sociedad, hay que romper con la lógica del capitalismo, con la Troika, con las imposiciones del capital financiero, de la única manera posible: a través de la movilización contundente, masiva y sostenida en el tiempo, como están haciendo los trabajadores y jóvenes de Francia. En esta línea, el Sindicato de Estudiantes vuelve a reiterar su compromiso con los derechos de la juventud: si los recortes educativos no se retiran, si la LOMCE y el 3+2 no se derogan inmediatamente, organizaremos huelgas generales y movilizaciones contundentes a principio del próximo curso.

¡Todos y todas a las urnas el 26J para derrotar a la derecha!

¡Todos y todas a las calles en el próximo curso hasta conseguir la derogación de la LOMCE, el 3+2 y un futuro digno para la juventud!


Teoria Marxista

enlaceClasicos