¡El fascismo no pasará!

Este viernes 11 de noviembre se cumplirán 15 años del brutal asesinato de Carlos Palomino a manos de Josué Estébanez, un militar profesional, neonazi y miembro de Democracia Nacional. 

Este fascista, que acudía el 11 de noviembre de 2007 a una manifestación racista en el barrio de Usera, acuchilló a sangre fría a Carlos en un vagón de metro e hirió gravemente a otros jóvenes antifascistas que se encontraban con él.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos trasladar a los familiares y amigos de Carlos todo nuestro apoyo y solidaridad. Más aún cuando en las últimas horas hemos recibido con un gran indignación la noticia de que el fascista que le mató, acaba de obtener su primer permiso  para salir de prisión durante 5 días, coincidiendo con el aniversario del asesinato de Carlos.

Josué Estébanez ni si quiera ha abonado a día de hoy, después de 15 años, la responsabilidad civil correspondiente.  Ni la familia de Carlos ni el abogado han sido informados, por lo que no han podido recurrir. Todo se ha conocido porque la policía ha llamado a uno de los testigos protegidos durante el juicio del asesinato de Carlos. Es una auténtica vergüenza y una provocación intolerable que vuelve a mostrarnos que la judicatura y el aparato del Estado siguen plagados de franquistas que nunca fueron depurados, que campan a sus anchas y se sienten impunes.  ¡No lo podemos permitir!

El asesinato de Carlos en 2007 provocó una auténtica conmoción entre millones de jóvenes y trabajadores. Se organizaron protestas por todo el Estado.  Desde el Sindicato de Estudiantes quisimos impulsar una respuesta lo más amplia posible y llamamos a una huelga general estudiantil en todo el Estado que vació los institutos, paralizó la educación secundaria y sacó a miles de jóvenes a las calles con la bandera antifascista. La presión social que se generó entonces fue extraordinaria y el asesino de Carlos fue condenado a 26 años de prisión. 

Hoy asistimos a una extrema derecha envalentonada, que ha avanzado electoralmente y que utiliza a sus grupos de choque para hacer lo que siempre han hecho: tratar de amedrentar a la juventud más combativa y al conjunto de nuestra clase cuando nos ponemos en marcha y nos movilizamos por nuestros derechos. Son una amenaza real y lo cierto es que estos herederos de la dictadura siguen teniendo mucho poder en las instituciones, en la policía, el ejército y por supuesto la judicatura. Son los que imponen sentencias como la de la Manada, los que amparan palizas contra el colectivo LGTBI, los que siembran el racismo… Cada vez que les hemos respondido con la movilización, hemos dejado en evidencia que la juventud y la clase trabajadora somos muchos más, y que tenemos la fuerza para pararles los pies.

Hoy más que nunca es el momento de volver a levantar bien alto la bandera del antifascismo y es necesario hacerlo a través de lo que siempre nos ha permitido avanzar, ganar derechos, lograr victorias: organizados y a través de la movilización de masas en las calles. Ese es el mejor homenaje que podemos hacer Carlos, continuar la lucha y hacerla más masiva, más poderosa.

Desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a todas y todos a acudir a la manifestación que la Plataforma de familiares y amigos de Carlos Palomino ha organizado para conmemorarle este viernes a las 19.30 en la Plaza de Julián Marías  - metro Usera.

¡Carlos hermano, nosotros no olvidamos! ¡No pasarán!

¡La lucha sirve! ¡La lucha sigue!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas