¡Por unas elecciones limpias! ¡No al fraude electoral!

El pasado mes de noviembre se celebraron elecciones sindicales en El Corte Inglés de Goya (Madrid), excluyéndose ilegítima e ilegalmente la candidatura de Sindicalistas de Base (SB). La razón: evitar una alternativa sindical consecuente que pueda hacer frente a los abusos de la empresa.

Sindicalistas de Base presentó una candidatura completa en plazo. Sin embargo, a diferencia de otros centros, se exi­gió la ratificación de los candidatos personalmente durante los dos días siguientes a la presentación de las listas, a pesar de no existir defecto alguno a subsanar. El motivo era evitar que los trabajadores, por miedo, se ratificaran personalmente ante la mesa, presidida por una jefa de personal. Por otro lado, ningún miembro de la lista renunció expresamente, ratificándose personalmente 15 miembros de los 19 necesarios, y cumpliéndose con el requisito de mantener un 60% de los componentes de la lista. A pesar de la exclusión, SB pidió el voto para su candidatura, aunque fuera nulo. ¡Mejor un voto nulo limpio, que votar a la empresa!

La respuesta fue 88 nulos, el 13% de un total de 758 votos. Estos resultados demuestran que Sindicalistas de Base tiene una base de apoyo entre las y los trabajadores en el centro de Goya: no sólo se habrían obtenido tres delegados, sino que nos habríamos convertido en la tercera fuerza sindical en el centro. Nuestra exclusión supone vulnerar los derechos electorales de todos los trabajadores y trabajadoras que pretendían votar dicha candidatura, en línea con el amplio expediente antisindical que caracteriza a una multinacional como El Corte Inglés.

La empresa y el resto de sindicatos han hecho frente común de cara a excluir la candidatura de SB. Algo comprensible en el caso de los sindicatos amarillos Fetico y Fasga, pero no en sindicatos de clase como CCOO y UGT, una acción que sus militantes de base seguro no comprenderán. ¿No es más democrático para la plantilla contar con todas las opciones sindicales posibles de cara a elegir a sus representantes? ¿No podían ganar limpia y deportivamente en las urnas, a través del voto?

En abril se celebró el primero de los dos juicios contra esta decisión arbitraria, realizándose una concentración de solidaridad a la puerta de los Juzgados y enviándose más de cien resoluciones de apoyo de sindicalistas de todo el estado. Queremos agradecer las muestras de apoyo y solidaridad, y que se dé a conocer esta nueva actuación antisindical por parte de ECI. Aunque formalmente existe el derecho constitucional a la libertad sindical, sabemos que muchas veces sólo existe en el papel, no pudiendo llevarse a la práctica por miedo y presiones, especialmente en empresas como ECI. Continuaremos exigiendo la repetición de las elecciones sin que se excluya candidatura alguna.


Teoria Marxista

enlaceClasicos