Al grito de “Estamos cansadas de ser ninguneadas” las trabajadoras exigen transparencia en estas conversaciones y la incorporación a la negociación del convenio de las tres compañeras elegidas para ese fin en una asamblea del sector que tuvo lugar días atrás.

Las trabajadoras del SAD tienen motivos muy justificados para exigir a CCOO y a UGT un mínimo de transparencia. Desde el primer momento, ya antes del verano, los dirigentes de estos dos sindicatos aceptaron sin rechistar la oferta patronal de un convenio de miseria para los próximos cinco años. Una y otra vez, los dirigentes de CCOO y UGT, actuando exactamente al contrario de lo que hubieran hecho auténticos sindicalistas, han aceptado convertirse en vulgares portavoces y defensores de la patronal y han intentado reiteradamente que las trabajadoras se rindieran y aceptaran la miserable propuesta patronal.

La firme negativa de las trabajadoras a seguir aceptando unas condiciones laborales de máxima precariedad y que las condenan a la pobreza, fue tomada por los dirigentes sindicales como una ofensa a su prestigio y a su autoridad. En lugar de encabezar, como sería su obligación, la lucha de las trabajadoras, se pasan el día reunidos a puerta cerrada con los empresarios tramando sabe Dios qué.

La mansedumbre de los dirigentes de CCOO y UGT ante la patronal es tal que ni siquiera se han molestado de denunciar los servicios mínimos abusivos impuestos por las empresas. Y, mucho peor, han guardado un completo y vergonzoso silencio ante la sanción de un mes sin sueldo que la empresa Senior Servicios Integrales, que forma parte del conglomerado empresarial del multimillonario Florentino Pérez, ha impuesto a siete trabajadoras que participaban en la huelga.

Tampoco las instituciones asturianas han sabido estar a la altura de las trabajadoras. A pesar del llamamiento aprobado en asamblea, y reiterado en la gran manifestación que recorrió el pasado sábado las calles de Gijón, para que el presidente del Principado, Adrián Barbón, responsable último de la financiación y la gestión de los servicios de Atención a la Dependencia, actúe ya como mediador en el conflicto y promueva una negociación real para alcanzar un convenio justo, las autoridades han preferido recurrir a la policía.

Desde Sindicalistas de Izquierda condenamos la respuesta represiva de las autoridades asturianas y estatales y les exigimos, a ellas y a los dirigentes sindicales de CCOO y UGT, que atiendan las demandas de las trabajadoras del SAD y les den todo su apoyo para que pueda alcanzarse un convenio digno y justo.

 

A continuación publicamos los videos de la concentración da las trabajadoras del SAD en las oficinas del SASEC.

 


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas