"No estamos dispuestos a asumir retrocesos, queremos recuperar derechos”

Pincha aquí para descargar el programa.  Pincha aquí para descargar el díptico. 

Navantia celebra elecciones sindicales el 24 de octubre. La CGT se presenta por segunda vez en la factoría de Ferrol, tras haber obtenido 3 delegados hace cuatro años y haber demostrado ser una herramienta útil para los trabajadores. El objetivo central volverá a ser defender un sindicalismo combativo, de clase, democrático y asambleario. Entrevistamos a Javi Losada y Xaquín García Sinde, delegados y miembros de la actual candidatura de CGT, ambos militan en Izquierda Revolucionaria. 

El Militante.- ¿Qué balance hacéis del mandato que ahora acaba? 

Javi Losada.- Muy positivo, porque la paz social impuesta en todo el Estado por los grandes sindicatos también se da en Navantia, y nosotros nos hemos desmarcado completamente de ese frente desmovilizador, impulsando y dando argumentos para la movilización y señalando a la empresa como el enemigo. De momento nadie nos ha espetado nunca un “¡siempre tenéis un buen motivo para desmovilizar, nunca para animar a la movilización!”, como sí le ha ocurrido en alguna asamblea parcial al comité. Teniendo esto claro, seguro que seremos capaces de seguir mejorando.

Nuestra actitud fue determinante para el NO tan rotundo que recibió la propuesta de convenio colectivo defendida, entre otros, por CCOO de Ferrol. No estamos dispuestos a asumir más retrocesos, queremos recuperar poder adquisitivo y derechos, y basándonos en la plantilla hay fuerza para conseguirlo. También hemos sido clave para darle un carácter reivindicativo y combativo a las visitas al astillero de Pedro Sánchez (convocamos una concentración en solitario) o de Margarita Robles, recriminándole la situación en que se encuentra Navantia, y que su gestión en el Gobierno poco o nada se distinguía de la realizada por el PP. A la vez denunciamos el servilismo ante el imperialismo USA del “Gobierno más progresista historia” que les ha hecho mirar para otro lado ante el encarcelamiento en Polonia del periodista Pablo González.

La solidaridad con otras luchas obreras también ha sido una de nuestras prioridades, por eso dimos la batalla para que los trabajadores de Navantia confluyéramos en una manifestación conjunta con otros trabajadores en lucha, como los de Lidl, o realizáramos concentraciones en solidaridad con la lucha del Metal de Pontevedra.

Xaquín Gª Sinde.- Yo también creo que es positivo porque se ha visto que los delegados de la CGT no fuimos al comité a descansar. Un dato: desde el 26 de noviembre de 2019 que salió el primero, hemos publicamos 153 números de A Folla da CGT, nuestro boletín informativo semanal, a los que hay que sumar decenas de comunicados específicos. Los compañeros valoran muchísimo todas las informaciones que difundimos. 

Además, hemos realizado unas cuantas rondas de asambleas parciales en solitario, muchas veces por la negativa del resto del comité para hacerlas. Incluso CGT encabezó una asamblea en la fábrica de Turbinas ante la demanda de los trabajadores y la negativa del comité a realizarla. 

En este proceso electoral hemos impugnado el censo electoral para que no se le permita votar a directores de centros o directivos que representan a Navantia en la Mesa de Negociación. Esto fue muy bien recibido por una buena parte de la plantilla.

Librería"
Queremos recuperar poder adquisitivo y derechos, y basándonos en la plantilla hay fuerza para conseguirlo. 

En contraste con nuestras buenas perspectivas hay que decir que la UGT está teniendo serias dificultades hasta para conformar candidatura (ahora tiene 3 delegados), y CCOO tiene un secretario general tan desprestigiado incluso entre sus afiliados, que yo creo que su puesto en las listas influirá en sus resultados.

EM.- ¿Qué propuestas vais a hacer de cara a estas elecciones?   

XGS.- Esencialmente, nuestro programa va a ser muy parecido al de 2019, con los lógicos ajustes por nuevas situaciones que han ido surgiendo. La más destacable es que hay un montón de problemáticas relacionadas con los nuevos ingresos en la empresa, que comenzaron en el verano de 2020 y que tienen unas condiciones laborales peores que las de los trabajadores veteranos. Ya desarrollamos una actividad sindical intensa en relación a esto, convocando incluso una asamblea que contó con una asistencia masiva. Ahora lógicamente incluimos esta nueva problemática en el programa electoral. 

JL.- De hecho, exigimos la eliminación de los niveles de entrada o la reclasificación profesional para que los compañeros no se vean obligados a realizar tareas que están muy por encima de sus salarios. Pero también llevamos propuestas de licencias retribuidas muy contundentes, ya que tenemos que trasladar las conquistas de la lucha feminista en mejoras concretas de conciliación, como por ejemplo que Navantia amplíe los 4 meses de permiso de paternidad/maternidad hasta el año, garantizando el 100% del salario. Y un apartado muy potente sobre subcontratación que está guiado por una idea que siempre hemos defendido: Navantia debe ser una empresa 100% pública, ya que cada parcela subcontratada supone la explotación de trabajadores para que la patronal pueda amasar beneficios millonarios. 

EM.- ¿Cómo veis las elecciones? ¿Pensáis que la CGT mejorará sus resultados? 

JL.- Aproximadamente un tercio de la plantilla son nuevas incorporaciones, y necesitan de un sindicalismo combativo para mejorar las condiciones de mierda en las que una empresa pública los hace trabajar. Y ese sindicalismo hoy día en Navantia solo lo representamos nosotros, por eso hay algunos jóvenes trabajadores que se han animado a reforzar la candidatura de la CGT en Navantia-Ferrol. Por eso estoy seguro de que vamos a mejorar.

XGS.- Yo creo que sí. El importante incremento de la afiliación es un síntoma claro. Hay más: los comentarios de la gente (no tanto lo que nos digan directamente a los delegados de la CGT, sino lo que comentan entre ellos cuando la CGT no está presente y que después llega a nuestros oídos) o comentarios de jubilados, que lo perciben en sus hijos o nietos. Pero lo más importante es que en estos cuatro años realizamos un intenso trabajo, y eso los trabajadores siempre lo valoran.

Además, hay otro factor que nos distingue: la CGT atiende desinteresadamente a todo el mundo, sin preguntarles si están afiliados ni meterles en la mano la hoja de afiliación. Somos representantes del conjunto de los trabajadores y estamos en el comité para ayudarlos y defender los intereses de todos y todas. No hacemos clientelismo, sino que defendemos derechos. Podemos decir con orgullo que por nuestro local del comité han pasado afiliados de otros sindicatos e incluso delegados de la industria auxiliar. 

 

 

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas