Durante las elecciones sindicales en la nave logística de H&M de Azuqueca de Henares, en mayo del año pasado, la dirección de la empresa inició una campaña de hostigamiento a los trabajadores y trabajadoras de la lista de CCOO. La ofensiva de la empresa culminó con el despido de Vanesa Sánchez y Adrián Eugeniu Stoichina y dos sanciones graves contra Isabel Morales y Vasile Codica, que podían conllevar una sanción de 15 días de empleo y sueldo. Además Isabel Morales, cabeza de lista de CCOO en las últimas elecciones sindicales, fue sancionada de forma arbitraria con otras dos faltas leves. En los casos de Vanesa y Adrián la empresa consiguió ganar apoyándose en la negligencia que manifestaron los abogados de CCOO, que no prepararon el juicio en condiciones, pero en el caso de Isabel los tres juicios que hasta ahora se han celebrado, han sido claramente favorables para la trabajadora. La sentencia del primer juicio por una falta leve, celebrado hace unos meses, dictaba la retirada de la misma. La reclamación de derechos era para poder llevar a los hijos menores de edad al médico en horas de trabajo. En la sentencia el juez reconoció que estas horas son indispensables y que por lo tanto no las tenía que recuperar, con lo que se generó un importante precedente en lo relativo a la conciliación entre la vida laboral y familiar, pionera en  Castilla-La Mancha.
El 28 de febrero se celebró el juicio por la falta grave impuesta por la empresa a la delegada de CCOO. Antes del juicio la empresa se vio obligada a reconocer que los hechos que se la imputaban no eran constitutivos de la sanción grave que le impusieron en su momento, rebajándola a una falta leve que no es acumulable y que además ya había prescrito. Todos estos juicios se han realizado tras la campaña pública en contra de la represión sindical en H&M que se lanzó en septiembre y que consiguió reunir centenares de resoluciones de protesta de sindicalistas de Guadalajara y del resto del estado.
El próximo 30 de marzo, tendrá lugar el juicio contra Vasile Codica por una falta grave. Igualmente Isabel Morales está pendiente de juicio por la otra falta leve. Sin duda, estas sentencias demuestran que la lucha sirve y que con una actitud decidida por parte de los trabajadores se puede derrotar incluso a una multinacional gigantesca como es el caso de H&M. Además, los resultados de estos juicios sientan las bases para lograr avances en los que están pendientes y frenar los futuros ataques contra cualquiera de los miembros de la candidatura de CCOO en H&M o cualquier otro sindicalista combativo.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas