¡Readmisión inmediata de Juan Carrasco y el resto de trabajadores despedidos!

La empresa Serunion, filial del grupo internacional Elior, explota concesiones administrativas de los servicios de cafeterías, cocinas, comedores de colegios, hospitales y otros organismos e instituciones públicas, además de gestionar también estos servicios en empresas privadas. Cuenta en todo el estado con alrededor de 2.800 centros y con una plantilla de unos 17.000 trabajadores que atienden diariamente a más de 360.000 usuarios y clientes. Una empresa que obtiene beneficios multimillonarios, pero que no duda en despedir trabajadores y sindicalistas para aumentar su cartera de resultados.

El chantaje de la empresa: despidos y ERTE

El pasado mes de noviembre, Serunion presentó al Comité de Empresa en Málaga la propuesta de despedir a 15 trabajadores o aceptar un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE), para las cafeterías del Hospital Civil, del Hospital Materno, del Carlos Haya y en la del Hospital de la Axarquía.
Una vez conocida por la plantilla de las cuatro cafeterías en Málaga la propuesta de la empresa de forma oficial, el Comité de Empresa convocó asambleas por centro de trabajo. En estas asambleas, celebradas por separado, cada centro propuso una serie de medidas a la empresa, con la idea de que si ésta aceptara las propuestas del centro del trabajo en cuestión, éste quedaría fuera del ERTE. Una vez realizadas, se convocó para el 18 de enero una asamblea conjunta de todos los centros. En la misma los compañeros y compañeras del Comité de Empresa nos informan, primero, que la Administración había rechazado el ERTE presentado por la empresa; y, segundo, que ante la propuesta ofrecida a la empresa por parte de los trabajadores de la cafetería del Hospital Civil de no cobrar los días festivos en dinero sino en descanso y, además, de ofrecerle la reducción de jornada de una compañera por cuidado de un menor, la empresa había planteado que además de eso querían una reducción salarial del 5%, tal y como habían ofrecido los compañeros de la cafetería del Hospital Materno Infantil.
El compañero Juan Carrasco, delegado de la sección sindical de CGT en Serunion, intervino en dicha asamblea planteando que no debíamos aceptar los planes de la empresa, que no debíamos aceptar ni un despido, ni ningún ERE, ningún ERTE y tampoco ningún tipo de recorte en nuestros salarios, puesto que la empresa seguía obteniendo beneficios y además estaba en expansión recibiendo la adjudicación de muchos comedores de colegios. Juan Carrasco argumentó que los ataques a la plantilla estaban totalmente injustificados, además de que eso no era garantía para que la empresa detuviera ahí los recortes y despidos, que para afrontar esta situación era fundamental la unidad de todos y todas, tanto sindicatos, como el Comité de Empresa y la plantilla teníamos que estar unidos y trabajar juntos para parar estos ataques. Muchos de los trabajadores presentes aplaudieron la intervención del compañero y mostraron su acuerdo con nuestro planteamiento y con comentarios del tipo que esa era la pura verdad y el camino para mantener nuestras condiciones de trabajo y nuestros empleos.

La reacción de la empresa: despido fulminante de tres trabajadores, entre ellos el compañero Juan Carrasco.
Un nuevo caso de represión para amedrentar a la plantilla

Al haber quedado patente en dicha asamblea que los trabajadores no íbamos a aceptar los ataques de la empresa, el 29 de enero la empresa reaccionó con el despido de tres trabajadores alegando razones organizativas, productivas y económicas. Los trabajadores despedidos pertenecen a la cafetería de Carlos Haya, una trabajadora de la cocina central del Hospital Materno Infantil y el compañero Juan Carrasco perteneciente a la cafetería del Hospital Civil, quien ya había sido despedido varios años antes, siendo delegado de CCOO, ganando su readmisión contra la empresa por represión sindical.
Estos despidos están totalmente injustificados y no tienen otro fin que amedrentar a la plantilla. En su propia página web, la dirección de Serunion alardea de lo bien que le va: en el año 2011 obtuvo una facturación de 333 millones de euros. Serunion está teniendo beneficios y además aumentando su volumen de negocio, siendo beneficiaria de más concesiones administrativas.
En este contexto de crisis del capitalismo, con cerca de seis millones de trabajadores en el paro, las empresas quieren aumentar los beneficios a costa de despedir y reducir las plantillas de trabajadores. Nos condenan al desempleo, siendo prácticamente imposible encontrar otro trabajo  para poder sustentar a nuestras familias. Por todo ello, el único camino que nos queda a los trabajadores es la unidad y la lucha por defender el pan de nuestros hijos. Desde la sección sindical de CGT Serunion, en nuestro compromiso para defender los intereses de toda la plantilla y la calidad de los servicios a los usuarios, vamos a poner todas nuestras fuerzas y recursos necesarios para echar atrás estos despidos totalmente injustificados. Vamos a dar a conocer a todos los trabajadores y ciudadanía en general estos abusos e injusticias; vamos a apelar a la unidad a todos los sindicatos, especialmente a CCOO y UGT de Serunion, de Málaga y de todo el Estado. Y vamos a lanzar una campaña de movilizaciones, acciones y solidaridad con los compañeros despedidos hasta conseguir su readmisión inmediata.

 

Resolución
¡Por la readmisión inmediata de los trabajadores despedidos
y de Juan Carrasco delegado de CGT en la empresa!
¡Basta de represión sindical en Serunion!

A/Att. de Antonio Llorens Tubau, presidente de Serunion
A/Att. de Alberto Navarro, director de RRHH de Serunion

Los abajo firmantes, exigimos la inmediata readmisión del compañero Juan Carrasco, delegado de la sección sindical de CGT en Serunion, al igual que del resto de los trabajadores despedidos en Málaga. Estos despidos son la respuesta de la empresa para quienes no aceptan sus recortes, y forma parte de una práctica antisindical que ya es habitual por parte de la dirección de Serunion. De hecho, Juan Carrasco ya fue despedido por los mismos motivos en el año 2007 siendo delegado sindical de CCOO, y la empresa perdió el juicio siendo obligada a readmitirlo en su puesto de trabajo.
Es completamente inaceptable, que la dirección de Serunion despida de nuevo, impunemente, a Juan Carrasco, o a cualquier trabajador, por el único hecho de defender las condiciones laborales de la plantilla y oponerse a los despidos o a los EREs cuando la empresa está obteniendo grandes beneficios.
Por todo ello exigimos la inmediata readmisión de Juan Carrasco y de todos los trabajadores despedidos en Serunion Málaga, y nos comprometemos a dar la máxima difusión a este ataque a la libertad sindical en nuestros centros de trabajo.

(Nombre y apellidos / Centro de Trabajo / Afiliación Sindical / Localidad)

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ·  Fax: 932 289 559


Teoria Marxista

enlaceClasicos