Policías, jueces y medios de comunicación al servicio de la patronal. ¡No debemos doblegarnos ante sus ataques!

La huelga de los trabajadores del Puerto de Hamburgo ha sido una demostración de fuerza: más de 5.000 trabajadores en la calle y 12.000 fueron en huelga convocados por el sindicato Verdi. A la manifestación acudieron también trabajadores de todos los puertos del norte de Alemania en apoyo de la huelga. La solidaridad llegó tan lejos que incluso un representante de los hospitales del Estado Renania del Norte-Westfalia dio un saludo en la manifestación.

Por el contrario, la reacción de los medios de comunicación burgueses, del poder judicial y de la clase política fue completamente diferente. La patronal utilizó todos los medios posibles de cara a acabar con la huelga.

Después de que la huelga paralizara todas las principales terminales de contenedores del puerto, un tribunal laboral de Hamburgo decidió, a diferencia de los tribunales de Bremen, Oldenburg y Wilhelmshaven, que rechazaron dicha orden judicial, ¡prohibir la huelga hasta el 26 de agosto!

Por otro lado, hemos asistido a una brutal represión por parte de la policía, usando gas pimienta y practicando detenciones contra la legítima y potente huelga de los estibadores de Hamburgo. ¡Un acto vergonzoso!

Con todas estas maniobras, la patronal buscar frenar inmediatamente la huelga. El puerto de Hamburgo es el más grande y más importante de Alemania, y  una huelga en el mismo supone un ejemplo de cara a impulsar huelgas en otros puertos del país. Además, la huelga en el puerto de Hamburgo puede tener un enorme impacto en otras muchas empresas donde los trabajadores se enfrentan a la ofensiva de la patronal.

Por eso mismo, muchos dirigentes políticos están adoptando un tono muy agresivo, señalando que la huelga en el puerto de Hamburgo no se debe consentir, que pone en peligro los suministros, o utilizando como excusa para prohibirla la guerra de Ucrania. Rainer Dulger, presidente de la patronal Confederación de Asociaciones de Empleadores de Alemania (BDA ) ha hecho un llamamiento "nacional de emergencia " de cara a aplastar las huelgas

Los trabajadores nos enfrentamos a otra guerra, ¡la de los patrones y sus secuaces!

Nosotros estamos experimentando otra guerra: ¡la de los patrones y sus secuaces! Los empresarios señalan que las demandas de los trabajadores son injustificadas e incluso plantean que firmar Convenios por 12 meses es muy poco, al tiempo que se preparan para más ataques sociales.

Con la inflación en un 7.6 por ciento, que probablemente se eleve aún más, un Convenio de 12 meses con incrementos salariales acordes con la inflación real es absolutamente necesario de cara a evitar un salvaje empobrecimiento para la clase trabajadora. 

Lucha de clases en el puerto de Hamburgo. Una chispa que puede desatar un estallido

La dirección del sindicato Verdi está destacando que ha sido un completo éxito que se pudiera llevar adelante la huelga de 48 horas. ¡Y es verdad! Miles de trabajadores hicieron de estas jornadas un completo éxito y un símbolo de su poder de lucha. Por eso mismo, ahora es necesario continuar la lucha con nuevos paros y manifestaciones masivas.

Sin embargo, en vez de hacer esto, los dirigentes de Verdi han aceptado la decisión judicial, lo que en la práctica supone abolir el derecho de huelga, un derecho democrático esencial de los trabajadores. ¿Cómo puede esto beneficiar a nuestra lucha? ¿Cómo podemos ganar nuestras reivindicaciones si tenemos prohibido hacer huelga?

Llevamos años viviendo una ofensiva de la patronal en el puerto de Hamburgo: subcontrataciones y precarización, desmantelamiento de la plantilla, recortes de empleo... ¡Y no es solo el Puerto de Hamburgo! ¡Ocurre lo mismo en todas las grandes empresas de Alemania, ya sea en la industria o en el sector público! Una situación a la que han contribuido los dirigentes sindicales con su política de paz social.

Esta huelga ahora ofrece una oportunidad única para revertir esta situación y pasar a la ofensiva. Esta batalla podría marcar un punto de inflexión.

¡Ni un paso atrás!

Carece completamente de sentido que los dirigentes sindicales señalen que la huelga ha sido un éxito y al mismo tiempo que acepten la decisión de los tribunales  que prohíbe la huelga. ¡Las condiciones están dadas para expandir la lucha y convertirla en una referencia para iniciar una batalla contra la patronal desde los centros de trabajo!

Necesitamos una estrategia de movilizaciones ascendentes que se base en la ampliación de las huelgas y en movilizaciones políticas inmediatas que involucren a toda la población en defensa del puerto y del derecho de huelga. Necesitamos asambleas generales democráticas de trabajadores y comités de huelga, que discutan y voten los siguientes pasos a dar y las reivindicaciones de los trabajadores.

¡Vuestra lucha es nuestra lucha! ¡Esta lucha podemos ganarla!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas