¡Por la república catalana de los trabajadores y la juventud! ¡Por la libertad de los presos políticos

Desde Izquierda Revolucionaria y el Sindicato de Estudiantes llamamos a toda la juventud y la clase trabajadora de Madrid a participar en la manifestación de este sábado 16 de marzo, en defensa del derecho a la autodeterminación, por la libertad de los presos políticos, y por la república catalana de los trabajadores y la juventud.

El desarrollo del juicio del 1-O está desenmascarando aún más la farsa de la “independencia judicial” y desvelando de forma clara que los jueces del Tribunal Supremo, los fiscales y los abogados de Vox forman un equipo inquisidor que realiza un juicio político cuya sentencia ya está decidida: se trata de infligir un castigo ejemplar al pueblo de Catalunya por haberse atrevido a ejercer el derecho de autodeterminación a favor de la república catalana, a pesar de la campaña de criminalización y la violencia policial salvaje que ha tenido que soportar.

Durante estos días hemos visto al juez Marchena inventándose normas procesales para limitar las declaraciones de los acusados e impidiendo proyectar imágenes de la violencia policial el 1-O. También hemos visto que, después de varios errores garrafales y falta de pruebas en las acusaciones, varios miembros de la fiscalía han pedido que los cuatro fiscales que participan en el juicio sean condecorados con la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort por su “impecable trabajo en el juicio más importante de la democracia después del 23-F”.

Respuesta masiva: 12, 16 y 21 de febrero. Els carrers seran sempre nostres!

La respuesta del movimiento a esta farsa ha sido inmediata y masiva: centenares de miles de trabajadoras y trabajadores, estudiantes y pensionistas en las calles. El pistoletazo de salida lo dieron el Sindicat d’Estudiants, con la convocatoria el 12-F de una huelga general estudiantil que vació las aulas de Catalunya el día que se iniciaba el juicio, y ANC y Òmnium con las multitudinarias concentraciones de esa tarde. El sábado 16 más de medio millón de personas abarrotamos la Gran Via de Barcelona en una de las más grandes demostraciones de fuerza habidas en estos meses de lucha. Y el jueves 21-F la huelga general convocada por la Intersindical-CSC, USTEC-STES, Sindicat d’Estudiants, SEPC y UxR fue un gran éxito que volvió a llenar las calles: en Barcelona cerca de 200.000 personas por la mañana y más de 400.000 por la tarde, decenas de miles en Tarragona, la manifestación más grande en la historia de Girona y miles y miles en decenas de localidades catalanas.

El régimen del 78, con sus jueces, sus policías y los partidos políticos que lo sustentan, lleva aparejada la represión de los derechos democráticos; es una consecuencia inevitable de una Transición que no depuró el aparato del Estado y permitió que todas las estructuras siguiesen infestadas de franquistas defensores de la “España una, grande y libre” que nunca permitirán el derecho a la autodeterminación para Catalunya. Pero esta represión es fruto también de la voluntad de los capitalistas españoles y catalanes de aplastar las aspiraciones de cambio social profundo que hay detrás de aquellos que luchamos por una independencia que permita poner fin a la pesadilla de los recortes, los desahucios, las sentencias machistas y ataques a los derechos laborales. Por eso, la única forma de vencer la represión franquista es derrotar al régimen monárquico y capitalista del 78, que es el que la genera, y luchar por la república catalana de los trabajadores y la juventud.

El PDeCAT y los dirigentes socialdemócratas de ERC han tumbado los presupuestos de Pedro Sánchez después de haber notado la presión de centenares de miles personas para rechazar a un PSOE que ha aceptado todos los argumentos del PP respecto el juicio del 1-O, pero siguen echando jarros de agua fría sobre el movimiento. El Govern de Quim Torra, el PDeCAT y muchos dirigentes de ERC exigen la libertad de los presos políticos en sus discursos y llaman a la unidad para “hacer república” en abstracto, pero en la práctica están haciendo todo lo posible por impedir que continúe y crezca el movimiento de masas en las calles. El último ejemplo son las recientes palabras de Oriol Junqueras afirmando que conseguir ahora la República catalana “no es factible”, que la correlación de fuerzas “está en contra nuestra” y por tanto es necesario buscar el apoyo de los “demócratas europeos” y que lo encontraremos porque el “republicanismo catalán” es de sus mejores aliados para frenar el avance de la extrema derecha (“Un camí factible cap a la república”, La Vanguardia, 9/02/2019). Desde Esquerra Revolucionària rechazamos de plano estas afirmaciones.

¿Quiénes son nuestros aliados?

La correlación de fuerzas es enormemente favorable para conseguir la República catalana, como demostramos el 1-O ejerciendo el derecho a la autodeterminación a pesar de la represión y violencia policial salvaje, y paralizando el país en la histórica huelga general del 3-O; las movilizaciones de la última Diada, el 1-O de 2018, el 16-F y el 21-F son una muestra más. ¿Podemos aumentar el apoyo a la república catalana? ¡Sí, por supuesto! Pero no lo haremos replegándonos, desobedeciendo el mandato del 1-O y frenando la movilización en las calles, sino defendiendo una república catalana de los trabajadores y la juventud con un programa socialista que permita acabar con las lacras e injusticias sociales del capitalismo. Por esto mismo es importante que los sectores más conscientes y combativos encabecemos el movimiento de liberación nacional, y no el Govern de Quim Torra que ni siquiera se ha planteado revertir los recortes educativos y sanitarios.

Por otro lado, la extrema derecha ha crecido en Europa entre otros factores como consecuencia de la crisis del capitalismo, la polarización creciente y las políticas de recortes, privatizaciones y ataques a los derechos llevadas a cabo en mucho casos por los dirigentes socialdemócratas europeos; buscar una alianza con estos dirigentes no permitirá frenar el avance de la extrema derecha ni conquistar la independencia. La única manera de frenar a la reacción y avanzar en nuestros derechos es defender un programa que legisle a favor de la mayoría y derrote el dominio económico de banqueros y grandes empresarios bajo el cual sólo puede crecer la miseria y la desesperación. ¡Nuestros aliados y compañeros de lucha son los jóvenes y trabajadores andaluces movilizándose contra Vox, los madrileños gritando “¡Madrid sin Franco!” y los oprimidos y oprimidas del resto del Estado y de Europa! La historia demuestra que la liberación de presos políticos sin claudicación o contrapartidas políticas ha sido conseguida sólo en base a la movilización masiva contra el orden social del régimen opresor de turno.

Desde Esquerra Revolucionària llamamos a participar el 16 de marzo en Madrid en la manifestación convocada contra el juicio farsa del 1-O bajo el lema “la autodeterminación no es delito”. Los dirigentes de Unidos Podemos, CCOO y UGT deben dejar de mirar a otro lado y apoyar, dar a conocer e impulsar la participación de las decenas de miles de luchadores y luchadoras madrileños, que tienen mucho más que ver con los trabajadores y la juventud de Catalunya en lucha por sus derechos que con aquellos que reprimen y recortan derechos en Catalu¬nya y en el resto del Estado. Todos los que queremos hacer frente a la amenaza que supone el avance de la reacción para los derechos democráticos más elementales debemos participar en esa movilización. La lucha por la república catalana de los trabajadores y la juventud tiene que servir también para impulsar la movilización contra el fascismo, el régimen del 78 y el capitalismo por todo el territorio español.


Teoria Marxista

enlaceClasicos