Galeria de fotos

El pasado sábado 22 de enero, cientos de jóvenes y trabajadores salimos a las calles de forma contundente para reclamar que la Universitat de Barcelona y el Govern de la Generalitat rompan el escandaloso contrato que tienen firmado con la empresa torturadora de animales Vivotecnia y que supondrá el sacrificio de más de 30 perros beagle.

Después de que ya nos manifestáramos delante del Parque Científico de la UB a mediados de diciembre, en esta ocasión más de 2.000 personas nos hemos concentrado en Plaça Sant Jaume, frente a la Generalitat. En el acto que celebramos señalamos la responsabilidad del Govern: basta de mirar hacia otro lado, ¡basta ya de tanta permisividad con una empresa maltratadora de animales como es Vivotecnia!

El Govern se escuda en que los perros están en las instalaciones de Tres Cantos (Madrid), y que no puede controlar qué se hace allí, pero esta lamentable manera de lavarse las manos no puede esconder que el dinero del contrato con Vivotecnia proviene directamente del erario público y que él es el responsable, con la Consellera Teresa Jordà al frente, de asegurar que la actividad de la UB y el Parque Científico respete los derechos de los animales.

Al finalizar el acto, salimos en manifestación hacia el Rectorado de la UB. Tras la pancarta del Sindicat d’Estudiants “Basta maltrato animal. ¡No al contrato UB-Vivotecnia!”, recorrimos las Ramblas hasta Plaça Catalunya, ocupando las calles y recibiendo saludos de apoyo de los peatones que transitaban y se informaban del caso. Cientos y cientos de gargantas gritábamos “¡Vivotecnia asesinos!” y “¡Cierre total de la empresa criminal!”.

Finalmente, llegamos por Ronda Universitat a la Plaça Universitat-Gran Via, frente al Edificio Histórico de la UB, donde se encuentra el Rectorado. Permanentemente nos dicen que no hay dinero para ofrecer más plazas universitarias, para reducir tasas, o para becas y ayudas, pero sí que hay dinero para regar a las empresas privadas con contratos de miles de euros. ¡No lo aceptamos! Ante el rectorado lo dijimos alto y claro: ¡hay que poner fin ya al contrato con Vivotecnia! ¡La universidad que defendemos es una universidad pública, gratuita y respetuosa con el medio ambiente y el bienestar animal!

Esta segunda movilización ha sido un paso adelante muy positivo en la lucha. En la última semana una indignación masiva estalló por redes sociales y cientos de miles de personas mostraron su descontento, incluyendo una recogida de firmas por Change.org que lleva ya más de 400.000 adhesiones. El Govern y la UB deben escuchar este clamor y poner fin al contrato con Vivotecnia, salvar a los beagle y poner fin a la impunidad de las grandes empresas biotecnológicas y farmacéuticas y su maltrato animal.

¡Ni un euro público para la industria de la tortura! ¡Abajo el contrato de la UB con Vivotecnia!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas