La aplicación de los planes de Bolonia empieza a hacerse notar. Y con dureza. Los alumnos de Historia de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) estamos indignados ante la sustitución del viejo Curso de Adaptación Pedagógica (CAP) por el nuevo Máster de Profesorado. Este máster es obligatorio para poder acceder a la docencia, una de las escasas salidas laborales de los estudiantes de Historia. Dos son los motivos de la indignación: las poquísimas plazas ofertadas y su precio abusivo.
La rama de Humanidades cuenta con 20 plazas del Máster de Profesorado para 150 licenciados por año (entre las carreras de Historia, Historia del Arte, Economía, Sociología, Humanidades, Geografía y Ciencias Políticas). El mismo problema lo tienen las ciencias experimentales, con 20 plazas para unos 200 licenciados entre las carreras de Física, Biología, etc. Sólo las filologías tienen plazas suficientes. A todo esto hay que añadir el límite en todo el Estado español de 6.000 plazas a repartir entre los 25.000 matriculados anualmente en el viejo CAP.
Los precios del máster oscilarán entre los 830 euros (Universidad de Extremadura) y los 1.750 euros (UNED); la cosa se hace más sangrante en las universidades privadas (a las que antes no compensaba ofrecer el CAP, y sin embargo se han apuntado rápidamente al carro del  nuevo máster), con precios que oscilan entre los 4.000 euros en la Universidad Pontificia y los 9.000 en la Universidad Europea de Madrid. Está claro que no son precios a los que los hijos de los trabajadores podamos acceder. Con este límite brutal de plazas y estos precios desorbitados, vemos bloqueado nuestro acceso al mercado laboral.
Asambleas y movilización

El pasado 20 de enero, en una reunión de estudiantes, se decidió formar un comité organizador -en el que estamos los compañeros del Sindicato de Estudantes- para convocar una asamblea a la vuelta de los exámenes, que apruebe la convocatoria de movilizaciones.
Desde el SE creemos que para ganar este conflicto debemos lograr unir a los alumnos de todos los cursos, exigiendo la derogación del tope de plazas para acceder al CAP, su gratuidad total y la paralización de los planes de Bolonia.
Por esto creemos que un primer paso sería la convocatoria de una huelga en Historia, como anticipo para extender el conflicto al resto de facultades afectadas y posteriormente al conjunto de la USC.
Hacemos un llamamiento al resto de organizaciones estudiantiles a luchar todos juntos.

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas