El lunes 25 de noviembre tuvo lugar en la Ciudad de la Justicia de Valencia el juicio contra la multinacional FORD por el despido fraudulento por represión sindical contra Carlos Naranjo, trabajador de la planta de montaje que recién firmado el contrato indefinido dio el paso de participar sindicalmente a través del STM, animando a sus compañeros a luchar y movilizarse contra la carga de trabajo.

Debido a esto, la dirección de FORD, en junio de 2018, le despidió, utilizando argumentos falsos como “disminución en el rendimiento” y “falta de integración en los procesos de producción”, todo ello sin prueba alguna. Este despido ejemplarizante, como otros tantos, se enmarca dentro de los continuos ERTEs que desde principios de año ha aplicado la empresa, flexibilizando la producción y provocando una pérdida del 20% en los salarios.

Desde que el compañero fue despedido, Izquierda Revolucionaria, STM, Sindicalistas de Izquierda y el Comité por la Readmisión de Carlos, pusimos en marcha una campaña de denuncia de este atropello, con repartos de miles de hojas y carteles por todo el polo industrial de Almussafes. Estas acciones han buscado siempre sumar el apoyo de todos los trabajadores de la factoría, la industria auxiliar y de todos los colectivos y comités de empresa posibles. También realizamos una campaña de recogida de resoluciones a nivel estatal e internacional que ha conseguido más de 700 adhesiones de sindicalistas y trabajadores de múltiples países y sectores.

Creemos firmemente que este es el mejor método para luchar contra los ataques de la patronal a nuestros derechos y condiciones de trabajo. El sindicalismo combativo y de clase basado en la movilización del conjunto de los trabajadores es la herramienta que puede recuperar y fortalecer la lucha sindical.

Concentración de solidaridad y contra la represión sindical

Siguiendo estas ideas, el día del juicio hicimos una concentración alrededor de 80 personas en las puertas de la Ciudad de la Justicia exigiendo la nulidad del despido. En la concentración participaron miembros de Izquierda Revolucionaria, Sindicat d’Estudiants i Lliures i Combatives. Delegados del metal de FORD y otras empresas por STM, delegados de CGT-FORD. También delegados de STEPV, de Intersindical Valenciana, compañeras de Coordinadora de Pensionistas, [email protected] Valencia y compañeras de PAH Valencia.

Respecto al juicio, la empresa trató de defender el despido fraudulento por bajada de rendimiento sin prueba alguna. Por la parte del compañero se defendió su readmisión, respondiendo con contundencia y claridad todos los argumentos falsos esgrimidos por la empresa.

Somos conscientes de que la justicia burguesa es un enorme engranaje diseñado para oprimir a la clase trabajadora; ante esto la mejor estrategia es la movilización y solidaridad de todos los trabajadores y trabajadoras para tratar de inclinar esta injusta balanza hacia nuestra clase.

Por eso, sea cual sea la sentencia definitiva, desde Izquierda Revolucionaria, Sindicalistas de Izquierda y el Comité por la Readmisión de Carlos, seguiremos dando la batalla contra el recorte de nuestros derechos, demostrando en la práctica que sí tenemos fuerza para revertir las agresiones patronales y la represión, que sí se puede romper el clima de miedo que imponen las empresas, como ocurre en la factoría de Ford Almussafes, y sobre todo que es más necesario que nunca construir un sindicalismo de clase, combativo y revolucionario para conseguir la emancipación de nuestra clase.

Desde aquí, queremos agradeceros a todas y todos aquellos que nos habéis apoyado en esta batalla, muchas gracias por vuestro aliento y solidaridad durante todos estos meses. ¡Viva la lucha de la clase obrera!


Teoria Marxista

enlaceClasicos